Cuidados de la Stapelia

La stapelia es una planta fácil de cuidar

¿Cuáles son los cuidados de la Stapelia? Esta es una crasa muy popular en las colecciones, ya que tienen flores con una forma de estrella muy característica, las cuales son de un tamaño interesante. Pero además, no es una que se tenga que regar a menudo, motivo por el que es recomendable para iniciarse en el mundo de las suculentas.

Es más, el principal problema que puede tener es el exceso de agua. A veces tendemos a proporcionarle más cuidados de los que realmente necesita, y eso hace que más tarde o más temprano enferme. Por eso, en este artículo vamos a explicarte cómo debes de cuidar de tu Stapelia.

¿Dónde colocarla?

¿Cómo cuidar la stapelia? Para responder a esa pregunta primero es importante saber dónde va a estar. Hay que buscarle un sitio en el que vaya a estar siempre, ya que no es bueno cambiar las plantas de lugar. ¿Cuál será ese? Va a depender de si la tendremos en el exterior o en el interior. Por ejemplo:

  • En el exterior: tiene que estar en un sitio luminoso, pero no en uno en el que le dé el sol directo.
  • Dentro de la vivienda: estará en una habitación en la que haya mucha claridad, pero no junto a las ventanas pues podría quemarse. Asimismo, tenemos que acordarnos de rotar la maceta a diario para que todas sus partes reciban la misma cantidad de luz, evitando así que sus tallos se doblen (aquí tienes más información sobre este tema).

De todas maneras, hay que tener en cuenta que no resiste las heladas. Así, se puede tener en el exterior en primavera y verano, y en casa el resto del año.

¿Cuándo y cómo regar a la Stapelia?

La flor de la stapelia saldrá mejor si se abona

La Stapelia es una planta que no necesita riegos muy frecuentes, pero es necesario que se riegue de vez en cuando. Durante el verano, debido a que las temperaturas son más altas, la tierra se seca con más rapidez que durante el resto del año. Por este motivo, en esa estación tenemos que estar un poco pendientes del riego, y regar una media de una o dos veces a la semana. En invierno en cambio se espaciarán más los riegos.

En cuanto a cómo regar, siempre hay que echar la cantidad de agua que sea necesaria hasta que la veamos salir por los agujeros de drenaje de la maceta, o bien hasta que la tierra se vea empapada si está en el suelo. Es importante que se absorba bien, es decir, que el sustrato o el suelo del jardín tengan un buen drenaje.

¿Qué sustrato o tierra son los adecuados?

Al ser una planta a la que no le gusta tener las raíces encharcadas, es necesario que la tierra tenga buen drenaje. Por ello, si vamos a tenerla en el suelo, por ejemplo en una rocalla, antes de plantarla tendremos que ver si el agua se absorbe rápido. Con ese fin cavaremos un hoyo de unos 40 x 40 centímetros, y lo llenaremos de agua. Si vemos que esta se absorbe a buen ritmo desde el primer segundo, perfecto; pero si tarda horas en absorberla toda, entonces lo mejor será hacer el hoyo un poco más grande, de unos 50 x 50cm, echarle una capa de unos 20 centímetros de greda volcánica o arlita (en venta aquí), y después terminar de rellenarlo con una mezcla de turba negra con perlita a partes iguales.

En caso de que vayamos a disfrutarla en maceta, es aconsejable usar tierra para suculentas (en venta aquí), o bien una mezcla de turba negra con perlita al 50%. Además, dicha maceta ha de tener agujeros en su base por los que pueda salir el agua. También es recomendable que sea de barro, pues permitirá a las raíces ‘agarrarse’ mejor al ser el barro un material poroso, y no liso como el plástico. Esto va a contribuir al buen crecimiento de la planta. Ahora bien, no es obligatorio tenerla en una de ese material: en una de plástico va a crecer y florecer con normalidad, si se le proporcionan los cuidados adecuados.

¿Cuándo abonar a la Stapelia?

La Stapelia crece en semisombra

Si queremos que nuestra planta esté realmente bien, es crucial abonarla de vez en cuando desde primavera hasta finales del verano. No solo es importante regarla cuando lo requiera, sino también proporcionarle un aporte de nutrientes. Especialmente en primavera y verano, que es cuando la Stapelia está creciendo y puede producir sus preciosas flores, tendremos que abonarla por ejemplo con un fertilizante líquido para suculentas (en venta aquí), o bien con abonos naturales como el guano.

En cualquier caso, se deben seguir las indicaciones de uso. Solo así vamos a conseguir que aproveche sin problemas ese aporte extra de ‘comida’, y que pueda crecer con normalidad sin sufrir daños.

¿Cuál es la época ideal para plantar en el suelo o cambiar de maceta?

La primavera, cuando la temperatura mínima sea de al menos 18ºC. No se puede hacer antes pues la Stapelia es una planta sensible al frío. Además, solo se hará cuando veamos que ha ocupado toda la maceta; así nos aseguraremos de que el pan de tierra/raíces no se desmoronará cuando la extraigamos de la maceta.

Con esto, lograremos que supere el trasplante rápidamente, reanudando su crecimiento en un corto periodo de tiempo. Eso sí, a la hora de plantarla en el suelo o de cambiarla de maceta, hay que procurar no manipular mucho sus raíces.

¿Cómo se multiplica la Stapelia?

La forma más rápida de conseguir nuevos ejemplares es multiplicándola por esquejes de tallos en primavera o en verano. Para esto lo que haremos será cortar un tallo, y plantarlo en una maceta pequeña, de unos 6,5 centímetros de diámetro, llena de vermiculita o fibra de coco previamente regada. Luego, la dejamos en semisombra, y listo. Si todo va bien, veremos que empieza a crecer en unos 20 días aproximadamente.

Otra manera de multiplicarla es sembrando sus semillas, también en primavera. Estas se han de sembrar en macetas o bandejas con agujeros, con fibra de coco o tierra para semilleros que habremos regado previamente. Después, se cubren con una fina capa de tierra, y se mantiene en semisombra o sombra. Así germinarán en una o dos semanas siempre que sean viables.

¿Cuáles son sus plagas y enfermedades?

La Stapelia crece bien en maceta

Imagen – Flickr/Scott Zona

La realidad es que la Stapelia es muy resistente. No suele tener problemas ni de plagas ni de enfermedades, así que no nos tenemos que preocupar demasiado por esto. Quizás le veamos alguna cochinilla, pero nada que no se pueda quitar simplemente pasándole un pincel o quitándola con la mano.

Pero si regamos en exceso sí que veremos que se pudren sus tallos y/o raíces. En este caso, tendremos que cortar las partes afectadas, suspender los riegos temporalmente hasta que la tierra se seque por completo, y aplicar fungicida que lleve cobre.

¿Qué opinas de la Stapelia? Esperamos que te sean de ayuda estos consejos sobre sus cuidados.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)