Cuidados del Agave attenuata

agave attenuata

Al Agave attenuata se le conoce de forma coloquial como cuello de cisne o agave del dragón. Se trata de un tipo de planta autóctonos de Jalisco, México, que se puede encontrar también en toda la zona de Centroamérica y en el suroeste de Estados Unidos. Tiene gran valor ornamental y es muy utilizado para la decoración de jardines. Los cuidados del Agave attenuata son bastante sencillos.

En este artículo vamos a comentarte todo lo que necesita saber sobre los cuidados del Agave attenuata, cuáles son sus características y qué usos se les da.

Características principales

cuello de cisne

Hay de 300 a 500 especies del género Agave. Algunos se utilizan para extraer materias primas del tequila, mientras que otros llaman la atención por su valor ornamental. El último grupo es el agave, que queda fascinado por su peculiar apariencia.

En términos simples, se le llama cuello de cisne o agave de dragón. Es un espécimen nativo del estado de Jalisco, México, y también aparece en Centroamérica y el suroeste de Estados Unidos. En estado salvaje, crece en una montaña a una altitud de 2500 metros, lo que es inimaginable. Vive de 30 a 100 años. Su floración se produce entre primavera y verano.

En primer lugar, hay que decir que entre todos los agaves, el agave es el único que tiene tronco. Su altura no suele ser superior a un metro y el ancho del tallo es de entre 50 y 60 cm. Sus hojas son ovaladas, anchas en la base y estrechas en la punta. Miden 70 cm de largo y 16 cm de ancho.

Su color es muy atractivo. Combina gris, color pajizo y tonos verde claro. No tiene espinas, por lo que es una opción segura ponerlo en el jardín cuando hay niños, ancianos o mascotas. Cada espécimen de agave tiene una floración. Cuando ocurre, sus flores aparecerán en racimos sólidos que van desde 2,5 a 3 metros de altura. Como resultado, se doblan para imitar la trompa de un elefante. Sus tonos van del amarillo al verde suave.

Después de la floración, la base del tronco se cubrirá de chupones, lo que ayudará al proceso de reproducción. Trasplantarlos es suficiente para mantener la belleza del agave. Esta planta produce frutos en cápsulas, aunque es un poco inusual. En la mayoría de los casos, los ovarios fertilizados se caen prematuramente. Esto explica la aparición de ventosas.

Origen

cuidados del agave attenuata

Es una planta endémica del estado de Jalisco en el oriente de México. Puede alcanzar una altura de 150 cm y, con el tiempo, a medida que caen las hojas, el tallo sigue siendo visible. Se disponen en rosetas, ovadas, de gris a amarillo verdoso, de 70 cm de largo y 12-16 cm de ancho.

Las flores son racimos de color amarillo verdoso y pueden crecer hasta 3 metros de altura. Al igual que otros agaves, después de marchitarse, los especímenes mueren, por lo que esta especie se considera una planta de un solo fruto. Sus frutos son cápsulas, pero generalmente no se ven porque tienden a caer antes de madurar.

Cuidados del Agave attenuata

plantas suculentas

El cuidado moderado y el bajo mantenimiento la convierten en una planta con gran demanda. Si desea tener uno de estos ejemplares en casa, puede considerar estas sugerencias. Agave attenuata puede tolerar heladas de no menos de -2ºC, incluso en sequía moderada.

El suelo debe ser calizo, arenoso y fértil. El jardinero debe verificar si la acidez es neutra, si tiene un drenaje óptimo y si es fértil. Esto asegurará su crecimiento y posterior multiplicación. Aunque puede soportar suelos secos y pobres, esta condición está lejos de ser adecuada para su desarrollo.

  • Al crecer en ambientes tropicales, se beneficia de los efectos directos de los rayos ultravioleta. Sin embargo, también se puede colocar en sombra parcial.
  • Se necesita un riego adecuado durante todo el año para evitar inundaciones problemáticas en todo momento. Es una especie susceptible al riesgo de exageración.
  • Antes de regar el agave, verifica que el suelo esté completamente seco. Con la llegada del invierno, se debe detener el riego.
  • El verano es la temporada ideal para fertilizar con productos de compost. A principios de la primavera, puede complementar el humus mineral utilizado en los cactus.
  • Generalmente, la poda no es necesaria. Sin embargo, es mejor usar tijeras cuando hay púas al final de las hojas.
  • Ten mucho cuidado al quitar las hojas. Secretan una savia muy irritante para los ojos y la piel.

Enfermedades, plagas y reproducción

Otra razón para cultivar agave en el jardín es su amplia resistencia a plagas y enfermedades. Sin embargo, se cree que los insectos del agave afectan especies en las áreas desérticas de Arizona.

La reproducción más segura comienza con el uso de brotes con especímenes parentales. De la misma forma, puede utilizar la multiplicación de semillas, pero el tiempo de floración es más largo. Por esta razón, pocas personas eligen esta técnica. La reproducción del agave carece de remedios «secretos» o infalibles. Solo necesita prepararse para el trasplante de especímenes jóvenes.

Por su forma y color, es muy utilizado como especie decorativa. Por lo tanto, se planta cerca de parques, áreas de recreación, terrazas o piscinas. Se ve muy bien en el centro del jardín porque puede mejorar sin esfuerzo el efecto general.

Algunos cuidados del Agave attenuata

Dependiendo sido vamos a tener en el jardín plantado directamente o en maceta, hay que utilizar un sustrato diferente. Vamos a ver cuáles son en cada caso:

  • Jardín: Crece en suelos arenosos, ligeros y con buen drenaje. Si tiene algo que no cumpla con estas características, haga un hoyo de plantación de al menos 50 cm x 50 cm y rellénelo con piedra pómez.
  • Macetas: puede usar cactus de alta calidad y tierra suculenta, piedra pómez o incluso un sustrato común de perlita mixta.

Desde principios de primavera hasta finales de verano, se recomienda fertilizar de vez en cuando, una vez al mes o una vez cada quince días, utilizando cactus y fertilizante suculento de acuerdo con las instrucciones del paquete.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre los cuidados del Agave attenuata.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.