¿Cuáles son los cuidados del bonsái de cerezo japonés?

Bonsái de cerezo japonés

Imagen – bonsaivlaamseardennen.blogspot.com

El bonsái de cerezo japonés es una maravilla, tanto o más que el árbol de jardín. Produce una gran cantidad de flores casi sin esfuerzo, y su mantenimiento es bastante sencillo si se tienen en cuenta sus necesidades básicas.

Por eso, si te han regalado uno o tienes pensado adquirirlo, no te pierdas este artículo en el que te voy a explicar cuáles son los cuidados que requiere para estar tan bonito y sano como el primer día.

¿Cómo es el cerezo japonés?

Árbol de Prunus serrulata o cerezo japonés

Antes de entrar en materia, es importarte conocer un poco al cerezo japonés como árbol, ya que así podremos cuidar mejor al bonsái. Pues bien, se trata de una planta originaria de Asia Oriental cuyo nombre científico es Prunus serrulata, si bien como bonsái se trabaja también mucho con el Prunus subhirtella ‘Autumnalis’ por su espectacular colorido otoñal.

En cualquier caso, es una planta caducifolia (pierde las hojas en otoño/invierno) que supera los 6 metros, y que produce flores en primavera. Para estar feliz necesita que el clima sea templado, con veranos suaves e inviernos con heladas.

¿Cómo se cuida el bonsái de cerezo japonés?

Bonsái de cerezo japonés o Prunus serrulata

Cuando se trabaja un árbol, sea cual sea, como bonsái hay que tener presente que va a depender mucho más de nosotros. Por lo que para que esté bien, recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

  • Ubicación: a pleno sol.
  • Riego: a diario durante la temporada cálida (primavera y sobretodo verano), y cada 3-4 días el resto.
  • Sustrato: 70% akadama con 30% de kiryuzuna.
  • Abonado: desde comienzos de primavera hasta finales del verano con abonos líquidos específicos para bonsáis, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Poda:
    • En verano, las puntas de los nuevos brotes.
    • En invierno, las ramas que estén rotas, enfermas o débiles, las que se entrecrucen y también las que crezcan hacia adelante. Recortar las que crezcan demasiado.
    • Después de la floración, pinzar, es decir, cortar las puntas.
  • Multiplicación: por injerto en primavera.
  • Rusticidad: resiste heladas de hasta los -12ºC. Pero no puede vivir en climas cálidos-tropicales.

¡Que disfrutes de tu bonsái!

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.