Cuidados del huerto en otoño

Durante el verano y sus características condiciones meteorológicas las plantas que hemos estado cultivando en el huerto han tenido que se regadas prácticamente a diario, pero así y con el aporte regular de abono no les ha resultado difícil producir hojas, flores y/o frutos comestibles de alta calidad. Pero, ¿y ahora qué hay que hacer?

Bajan las temperaturas, llegan las lluvias… y nuestra carga de trabajo con la tierra se reduce. Pero ojo, ¡no podemos dormirnos! Aún hay cosas que podemos y debemos hacer de cara a la próxima temporada. Descubre cuáles son los cuidados del huerto en otoño.

Abona el terreno

La tierra tiene nutrientes, pero estos se van agotando a medida que las raíces de las plantas los van absorbiendo. Esto no supone ningún problema si estamos hablando de un bosque por ejemplo, pues siempre hay materia orgánica (restos de plantas y de animales) descomponiéndose. Por supuesto, en el huerto a menos que tengamos gallinas, vacas u otros animales de ganado o de corral no nos quedará otra que comprar abono orgánico en viveros o a ganaderías.

Lo ideal es conseguirlo fresco, pero si lo que tenemos es un huerto urbano será mejor (más que nada para evitar problemas con los vecinos 🙂 ) adquirirlos en sacos en los viveros ya que estos no desprenden mal olor. Independientemente de cuál adquiramos, extenderemos una capa de unos 5 centímetros sobre el terreno y la mezclaremos con la capa más superficial, ayudándonos de una azada o de un motocultor.

Siembra/planta los cultivos de otoño/invierno

¿Quién dijo que en esta época no se puede sembrar nada? Bueno, no voy a engañarte: la época favorita de siembra es la primavera, puesto que las plantas disponen de varios meses durante los cuales las temperaturas serán cálidas y, por lo tanto, durante los cuales pueden crecer bien; pero hay algunas que prefieren empezar sus vidas en temporada fresca, como estas:

  • Ajos: podemos plantar el diente de ajo directamente en la tierra.
  • Cebollas: ídem.
  • Guisantes: los sembraremos en otoño, pero protegiéndolos de las heladas.
  • Habas: ídem.
  • Acelgas: podemos sembrarlas todo el año, pero si lo hacemos en otoño hay que protegerlas de las heladas.
  • Rábano: ídem.
  • Apio: recomiendo su siembra en maceta y trasplantarlo a otra mayor o al huerto en cuanto tenga al menos 5cm de altura.

Protege tus frutales de las heladas

Imagen – Aki.es

Si hemos comprado recientemente árboles o arbustos frutales, sobretodo si son jóvenes y vivimos en una zona donde se producen heladas importantes, es muy aconsejable que los protejamos con, por ejemplo, una tela antiheladas (puedes comprarla aquí). Esta lo que hace es dejar pasar la lluvia, pero no el viento; esto sumado al propio calor que desprenden las plantas y el suelo, hace que estén muy bien protegidos.

De todos modos tenemos que saber que se puede combinar sin problemas con plástico de invernadero, poniendo primero la tela antiheladas y, por encima, el plástico.

¿Necesitas más ideas para proteger tus cultivos? Haz clic aquí y te diremos cómo hacer un invernadero casero.

Y con esto terminamos. Espero que te haya sido de utilidad 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta trabajar con la tierra y observar el comportamiento de cada uno de los seres vegetales, pues todos tienen características que los hacen únicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.