Cuidados del liquidámbar

Cuidados del liquidámbar

Si hay un bonito árbol, con un gran porte y un follaje que se torno en rojo en otoño, haciendo que todo el mundo fije la mirada en sus hojas, ese es, sin duda, el género Liquidambar, uno que engloba árboles espectaculares que podrías tener en tu jardín. Pero, ¿cuáles son los cuidados del liquidámbar?

Si te estás planteando tener en tu jardín o terraza un árbol de estos pero quieres saber qué tienes que tener en cuenta para que esté sano y crezca bien, a continuación te vamos a hablar de todo lo que necesitas saber sobre estos árboles. ¡Te encantará tenerlos en casa!

Cómo cuidar un liquidámbar

Cómo cuidar un liquidámbar

Ya sea que tengas un liquidámbar en casa, o que vayas a adquirir uno en breve, los cuidados del liquidambar son muy fáciles de llevar a cabo, y eso permite disfrutar de él fácilmente. Aunque claro, tiene algunas particularidades que, de no tenerlas en cuenta, pueden poner en riesgo la salud de este y no ser tan vistoso como debería.

Antes de nada, debes saber que el género Liquidambar está compuesto por cuatro especies, todas ellas caracterizadas por ser árboles que pueden alcanzar los 30 metros de altura y tener una forma cónica. Son de hoja caduca, lo que quiere decir que se les caen las hojas. Sin embargo, antes de hacerlo estas se tornan en rojizas, dando al árbol un aspecto impresionante. Su nombre se debe a la resina que producen estos árboles, de color ámbar, y es por eso que se le llama liquidámbar, aunque en otras zonas también son conocidos como estoraques.

Ahora bien, ¿cuáles son los cuidados del liquidámbar? Te los contamos.

Ubicación

Es necesario que el liquidambar lo coloques en un lugar soleado. Aguanta bien las temperaturas así que no tendrás problema con eso. Ahora bien debes tener en cuenta que necesitará espacio, al menos dos metros de cualquier otra estructura, ya que sus raíces son bastante fuertes y podrían dañar edificios, aceras, etc.

Por eso, a la hora de escoger, asegúrate que a dos metros a su alrededor no hay nada que pueda deteriorar.

En cuanto al sol, necesita al menos 2 horas de luz solar, por lo que colocarlo en una zona de sol es buena idea. Pero cuidado, es habitual pensar que puede estar a plena luz, pero en verano eso te hará sacrificar algunas hojas porque se quemarán por las puntas si hace mucho calor.

Para evitarlo, mejor colocarlo en el exterior en una zona de semisombra.

¿Y en interior? No te lo recomendamos porque necesita luz solar directa.

Temperatura

El árbol liquidambar es bastante resistente y fácil de mantener. Eso quiere decir que es capaz de aguantar temperaturas altas, así como bajas. Normalmente tolerará fácilmente los 35 grados en verano, e incluso más. Y en invierno también los 0 grados, o menos, aunque se recomienda que si va a haber heladas se proteja un poco para evitar problemas.

Sustrato

Hablemos ahora del sustrato, uno de los cuidados del liquidambar más importantes. Este árbol necesita un suelo que sea ligeramente ácido y que además sea húmedo, pero drene bien para que no haya problemas de encharcamiento en su interior.

A veces, combinar un sustrato nutritivo y que ayude con la humedad con algo drenante es lo mejor. Por ejemplo, puedes usar el humus de lombriz con perlita o piedras pequeñas para que no se apelmace la tierra.

Riego

como cuidar el liquidambar

El riego del liquidambar es importante, sobre todo porque te hemos comentado antes que necesita una tierra que esté húmeda. Así que tienes que regar bien, sobre todo el primer año que tengas este árbol porque tiene que adaptarse a su nuevo hogar (sobre todo si lo plantas en el suelo).

Si tienes un liquidambar en maceta, el riego es abundante, pero sin pasarte. Tienes que asegurarte que lo colocas en una zona donde el viento y el sol no lo seque demasiado.

Después de ese primer año, es aconsejable que se observe al árbol para conocer cuáles son las necesidades que tiene.

Abono

En cuanto al abono, el liquidambar puede abonarse después de sembrarse y al inicio de la primavera. Pero nada más. No es tampoco algo necesario salvo que se vea que el árbol parece parado y que no se desarrolla bien.

Conviene que, si lo usas, se lo eches líquido, mezclado con el agua, porque así es mucho más fácil que la absorba.

Multiplicación

La multiplicación del liquidambar es bastante sencilla ya que se realiza a través de semillas. Ahora bien, debes tener en cuenta que las semillas tardan bastante tiempo en crecer, por lo que te tienes que armar de paciencia.

También puedes considerar tener un liquidambar a través de injerto con otro árbol, aunque este muchas veces no obtiene buenos resultados.

Plagas y enfermedades

El liquidámbar es un árbol que apenas sufre las plagas habituales de un jardín, lo que hace que no tengas problemas con ello y resistan enfermedades. En general, lo que debes controlar son las orugas y los insectos, que son chupadores de la savia y dejan surcos por el tronco del árbol.

Otro de los problemas que generará enfermedades es el suelo inapropiado, que hace que aparezcan manchas en las hojas y que la madera se pudra. La solución a esto pasa por cambiar la tierra (por una levemente ácida con que se humedezca fácilmente, además de un riego más abundante.

Poda

poda del liquidambar

La poda del liquidambar no tiene una fecha determinada ya que puedes llevar a cabo dos tipos. Por un lado, tienes la poda de mantenimiento, en la que, en cualquier época del año, podrías cortarle las ramas muertas o las ramas que se separan de la formación que le has puesto al árbol.

Por otro lado, tienes la normal, en el que sí puedes eliminar partes del árbol para mantenerle la forma y conseguir «domar» al árbol, además de eliminarle ramas muertas o con problemas.

Como ves, los cuidados del liquidambar no son difíciles de llevar a cabo, y tener un árbol de este género es fácil, ya sea en bonsái, maceta o en el suelo. ¿Te animas a tenerlo en tu casa? Coméntanos tus dudas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.