Cuidados del mango

El mango es un árbol tropical

Imagen – Wikimedia/B.navez

El árbol del que te voy a hablar a continuación es una planta frutal que alcanza dimensiones considerables. Tanto es así que alcanza una altura de unos treinta metros con un diámetro de copa de hasta seis metros; es decir, que estamos ante un árbol perfecto para protegerse del sol.

Aprendamos cuáles son los cuidados del mango.

Origen y características del mango

El mango es un árbol tropical

Al mango se le conoce científicamente con el nombre de Mangifera indica y es originario de la India y de Indochina. Sus hojas son perennes (aunque se pueden caer si el invierno es fresco, y luego volver a brotar en primavera), lanceoladas, de color verde y con el nervio central muy visible al ser de un verde más pálido. Las flores se agrupan ej inflorescencias llamdas panículas, las cuales brotan en primavera. El fruto es una drupa grande (de hasta 5 centímetros de largo por 3-4 centímetros de ancho) con la piel no demasiado fina verde-rojiza y la carne o pulpa amarilla, carnosa y comestible.

Tiene un ritmo de crecimiento del tipo medio, lo cual quiere decir que no es ni demasiado rápido, ni demasiado lento. Por lo general puede crecer unos 10-15cm al año, especialmente si el clima acompaña.

Se cultiva ampliamente por todas las regiones tropicales: Costa Rica, Cuba, e incluso en España se le puede encontrar en el sur de Andalucía, concretamente en Granada y en Málaga. También en jardines botánicos o particulares es frecuente ver alguno en estas zonas, incluyendo las del archipiélago canario. En Baleares hay algunos huertos aislados que también tienen, encontrándose en localidades que, por su ubicación geográfica, tienen un microclima más cálido que el que se puede encontrar en otros municipios, y una tierra muy rica en nutrientes.

¿Cuáles son los cuidados del mango?

Si te animas a tener un árbol de mango, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Clima

Antes de nada, es importante saber en qué clima o climas podría vivir, pues de lo contrario correríamos el riesgo de gastar dinero para nada. Así pues, el mango es una especie tropical, que encontramos sobretodo en las selvas lluviosas. Por este motivo, solo crecerá sin problemas en un clima cálido sin variaciones térmicas.

Pero… si deseas tener uno en un clima un poco fresco (con temperaturas algo frescas en invierno), te recomiendo la variedad Mango Gomera 3. Yo misma tengo uno y ha soportado razonablemente bien el frío bajo el plástico (hemos tenido mínimas de hasta -2º).

Tierra

  • Jardín: ha de ser fértil, con buen drenaje. Hay que evitar plantarlo en suelos compactos, de lo contrario sus raíces se podrían terminar asfixiando.
  • Maceta: no es un árbol para tener en maceta durante toda su vida, pero sí que se pueden cultivar ahí por varios años. Rellénala con mantillo mezclado con un 30% de perlita o similar.

Riego

El mango es un árbol que quiere bastante agua, pero sin pasarse. Dependiendo del clima y de la ubicación, por ejemplo, en lugares muy cálidos y secos, podría necesitar un riego cada 2-3 días en verano, y cada 6-8 días el resto del año.

Por el contrario, si llueve con frecuencia y de forma regular, la frecuencia de riego será mucho menor pues la planta recibe el agua que precisa de dichas precipitaciones.

Asimismo, es importante tener presente que, si se cultiva en maceta, si se le pone un plato debajo hay que retirarle el agua que sobre después de cada riego. Así, se reducirá el riesgo de asfixia radicular.

Abonado

Durante la primavera y el verano es muy aconsejable abonarlo cada semana o quince días con un abono rico en nutrientes y de rápida eficacia como lo es el guano (en venta aquí). En otoño e invierno, como apenas crece, se puede echar igualmente una vez al mes un poco de abono de liberación lenta, como el compost o el estiércol de vaca.

Multiplicación

Las flores del mango son panículas

Imagen – Wikimedia/Alejandro Bayer Tamayo from Armenia, Colombia

El mango se multiplica por semillas en primavera, sembrándolas en macetas individuales con sustrato para semilleros (en venta aquí) y manteniéndolas cerca de una fuente de calor.

A nivel comercial se utiliza más la propagación por injerto por ser más rápido y porque se consiguen ejemplares con una mayor producción de frutos de alta calidad.

Plagas del mango

Es bastante resistente en general, pero puede verse atacado por cochinillas, mosca de la fruta y polillas de las flores.  Se pueden prevenir tratándolo con aceite insecticida en invierno, o tratar con jabón potásico (en venta aquí) o aceite de neem (en venta aquí).

Enfermedades

Sensible a los hongos oidio, antracnosis, fusarium y alternaria; así como a las bacterias Botryodiplodia y Xanthomonas. Los primeros se tratan con fungicidas, en cambio para las bacterias por desgracia no hay tratamiento.

Los síntomas de enfermedades transmitidas por hongos son:

  • Manchas negras o blanquecinas en las hojas
  • Pudrición de los frutos
  • La planta no crece
  • Asfixia radicular

Y de las de bacterias:

  • mosaicos de colores en las hojas y frutos
  • manchas amarillentas en las hojas (no confundir con la clorosis)
  • deformación de hojas

Poda

En realidad no la necesita. Tan solo has de quitarle las ramas que veas que estén enfermas, débiles o que se hayan roto por ejemplo tras una racha de viento fuerte.

Época de plantación o trasplante

En primavera, cuando la temperatura sea de 15ºC o más. En caso de tenerlo en maceta, trasplántalo cada 2-3 años.

Rusticidad

Resiste el frío, pero no las heladas (salvo excepciones, como el Gomera 3, que sí puede aguantar hasta los -2ºC siempre que sean heladas puntuales y de corta duración). La temperatura mínima anual de todos modos no debería de ser inferior a 10ºC.

¿Qué usos se le da?

Los mangos son frutos comestibles

El mango tiene varios usos, que son:

Ornamental

Es una planta muy decorativa. Queda estupendo como ejemplar aislado, en jardines amplios.

Culinario

Sin duda, es su uso principal. Los frutos, una vez pelados, se pueden consumir directamente, bien como tentempié… o incluso como cena 😉 . Tiene un sabor dulce pero suave, muy agradable si ya está maduro (si está verde es más ácido).

Beneficios del mango

Esta fruta además de estar deliciosa, tiene muchos beneficios para los humanos:

  • Es rica en vitaminas A, C y E, así como en calcio, hierro, magnesio y potasio
  • Cuida de los ojos, gracias a la vitamina A
  • Es digestivo
  • Es interesante para cuidar de la piel en caso de acné. Para esto, se aplica la pulpa y se deja unos 10 minutos
  • Ayuda a aumentar de peso, pues por cada 100 gramos tiene unas 75 calorías

Y tú, ¿tienes algún mango?


3 comentarios, deja el tuyo

  1.   Cristina Hurtado dijo

    Hice mi arbolito de mango desde la semilla hace ya 3 años y tiene unos 50 cm de altura. Crece muy bien. Hasta cuándo puede permanecer en una maceta, por ejemplo de 40x40cm? Luego de cuántos años trae frutos? Vivo en Capital Federal en Argentina y ya hace años que aquí prácticamente no hiela, así que trataré de plantarlo en el jardín de alguien que tenga lugar… Qué pena!

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Cristina.
      El magno no es un árbol que crezca muy rápido, así que yo diría que por lo menos 3 o 4 años más puedes tenerlo en maceta, pero tienes que acordarte de abonarlo porque la tierra va perdiendo nutrientes.
      Dará frutos a los 12-13 años más o menos.
      Un saludo.

  2.   victor dijo

    12 años es demasiado , los que eh sembrado a los 5 años estan con su primera cosecha eso si los tengo en el suelo no en macetas

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.