Drácena limón (Dracaena deremensis ‘Lemon Lime’)

La drácena limón es un arbusto tropical

Imagen – Wikimedia/Forest and Kim Starr

La drácena limon es un arbusto tropical, que se caracteriza por tener hojas lanceoladas y variegadas. Al no resistir el frío, cuando vives en una región donde el clima es templado, es importante que la cultives dentro de casa, como mínimo durante el invierno, ya que de lo contrario sufriría daños muy serios.

Pero esto no es problema, puesto que no solo no crece mucho, sino que además es posible mantenerla en una maceta. Aunque, por otro lado, también puedes disfrutarla en el exterior si así lo deseas, pero solo mientras haga buen tiempo; es decir, mientras que las temperaturas se mantengan por encima de los 15 grados centígrados.

Características de la Drácena Limón

Es una planta que no se encuentra en la naturaleza, ya que es un cultivar de Dracaena fragrans. De esta especie hay que saber que es originaria de África tropical, y que puede alcanzar una altura de hasta 6 metros. Las hojas suelen ser verdes, pero en el caso de nuestra protagonista, son variegadas, puesto que tienen una línea central de color verde oscuro, y el resto de color verde más claro.

Popularmente se la conoce como drácena limón, pero su nombre científico es Dracaena fragrans ‘Lemon Lime’. Esta es muy fácil de cuidar, tal y como vamos a contarte a continuación.

Cuidados de la Drácena limón

La drácena limón crece lento

Imagen – Wikimedia/Abaddon1337

¿Cómo hay que cuidarla? Bueno, es importante dejar claro que se puede cuidar como a cualquier otra drácena. El hecho de que tenga hojas variegadas, no significa que debamos de darle un mantenimiento especial. Pero claro, si nunca hemos tenido una, es lógico que queramos saber qué es lo que tenemos que hacer para que crezca sin dificultad.

Así que vamos a ello:

¿Dónde hay que colocarla?

Esto va a depender mucho de nuestros gustos y preferencias, así como también de las temperaturas que haya en la zona donde queramos tenerla. Por lo tanto, hay que saber que no le gusta nada pasar frío, y que necesita mucha luz. Partiendo de esto, se podrá tomar la decisión de mantenerla en una habitación con mucha claridad, o bien en el exterior en semisombra.

Además, es importante saber que no soporta las corrientes de aire fuertes, y que requiere que la humedad del aire sea elevada. Así, si vives en un lugar donde dicha humedad es inferior al 50%, tendrás que pulverizar con agua sus hojas todos los días, siempre que no les dé el sol.

¿Qué tipo de tierra necesita?

Dependerá de si va a estar en el jardín o plantada en una maceta. En el primer caso, el suelo ha de ser rico en materia orgánica, y con buen drenaje; en el segundo, le pondremos sustrato de cultivo universal como este o bien uno para plantas verdes como este. Asimismo, es importante que la maceta tenga agujeros en su base.

¿Cuándo hay que regar a la drácena limón?

Es un arbusto que no resiste la sequía, pero también le perjudica, y mucho, el exceso de agua. Por ello, es importante que se vaya regando varias veces por semana durante el verano, y de forma más espaciada durante el resto del año. La frecuencia de riego va a variar mucho dependiendo del clima y de dónde tengamos a la dracaena, por eso, para que sepas bien cuándo regar te recomiendo que compruebes la humedad de la tierra antes de hacerlo, tal y como indicamos en este vídeo:

Utiliza siempre que puedas agua de lluvia, ya que es la más adecuada tanto para la drácena como para cualquier otra planta. En el caso de que no puedas conseguirla, riega con una que sea apta para el consumo humano.

Y, por cierto, no eches solo un vasito, puesto que no las raíces que están más abajo no se hidratarían y la planta lo pasaría mal. Siempre, siempre tienes que echar agua hasta que la tierra quede bien empapada. Si está en una maceta, debes hacerlo hasta que salga por los agujeros de la misma, y si está en el suelo, has de seguir regando hasta que veas que está bien húmeda.

¿Cuándo hay que trasplantarla?

La Dracaena Limón es una planta que crece más bien lento. Esto es interesante, ya que significa que no necesitará de muchos trasplantes a lo largo de su vida. Ahora bien, ¿cuándo hay que hacerlo? Cuando ya lleve más de 3 años en la misma maceta, o bien cuando se le salgan las raíces por los agujeros del recipiente. Además, se hará en primavera, cuando las temperaturas sean elevadas (por encima de los 15ºC).

¿Se ha de abonar?

La drácena limón es una planta perenne

Imagen – Wikimedia/Mokkie

Sí, hay que abonarla desde comienzos de primavera hasta finales del verano. Para ello, usaremos abonos naturales y ecológicos, como el estiércol o el guano. También si lo preferimos podemos aplicarle algún fertilizante, como el que es específico para plantas verdes como este o uno universal como este, pero hay que seguir las indicaciones de uso.

¿Cuál es su resistencia al frío?

Es prácticamente nula. Aguanta hasta los 0 grados, pero no sin sufrir algún daño. Las heladas acaban con ella; de ahí que sea necesario protegerla de las mismas.

Esperamos que estos consejos te hayan resultado interesantes para cuidar de tu drácena limón.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.