Cómo cuidar el jardín en primavera

La primavera la savia altera. Las plantas, a medida que las temperaturas comienzan a subir dejando atrás el riesgo de heladas, comienzan a llenar de hojas y preciosas flores, una señal que de la vida regresa al jardín. En esta época, todo/a jardinero/a tiene que cuidar su espacio verde con mimo para que las plagas y las enfermedades no aparezcan.

Por este motivo, te voy a decir cómo cuidar el jardín en primavera. Siguiendo estos consejos, tu paraíso seguirá siendo lo que es: un lugar increíble donde disfrutar de la naturaleza.

Controla las hierbas silvestres

Hierbas silvestres

Después de las lluvias, un jardín precioso y ordenado puede convertirse en una selva de hierba en cuestión de unas pocas semanas. Hay que decir que las hierbas en sí son inofensivas para las plantas que forman el jardín, pero como tienen un ritmo de crecimiento mucho más rápido que el de aquéllas, si no se controlasen acabarían teniendo problemas.

Teniendo esto en cuenta, hay que quitar las hierbas silvestres de, como mínimo, los alrededores de las plantas ornamentales. Para que se vea el lugar más bonito, es muy recomendable quitarlas todas, ya sea con una azada si es un jardín pequeño, con una motoazada si es mediano o con un motocultor si es grande.

Riega más seguido

Manguera regando

Si bien es cierto que el sol no es tan intenso como lo será en verano y que, por lo tanto, la tierra se mantiene un poco más húmeda que durante la mencionada estación, las plantas al reanudar su crecimiento necesitan más agua que durante el invierno. Por este motivo, hay que regar más seguido evitando que la tierra se seque. Pero, ¿cuándo?

El mejor momento es por la tarde, pasando las horas centrales del día. De esta manera, se evita el riesgo de que se produzca el ”efecto lupa”, esto es, que las hojas se quemen por el sol al impactar los rayos solares con el agua.

Vuelve a abonar tus plantas

Abono orgánico para plantas

Si queremos que crezcan con fuerza y salud es preciso que reanudamos el calendario de abonado. Durante la primavera y el verano el jardín requerirá una serie de dosis de abonado para que pueda verse y estar sano. En los viveros y tiendas de jardinería encontraremos una gran variedad de abonos, tanto orgánicos como minerales. Dependiendo de la planta en cuestión que queramos abonar, será más aconsejable escoger uno u otro.

Así, si son para consumo humano, las abonaremos con abonos orgánicos (compost, humus de lombriz, estiércol, guano); pero si son ornamentales las podremos abonar con abonos minerales, como el Nitrofoska.

Rejuvenece tu espacio verde mediante la poda

Poda de frutales

A finales de invierno-comienzos de primavera es momento de podar, de rejuvenecer algunas plantas. Hay que quitarles las ramas muertas, secas, débiles y aquellas que el año pasado no dieron flor ni/o fruto. También podemos pinzar (cortar 2-3 pares de hojas de cada tallo) las aromáticas u otro tipo de herbáceas con el fin de que produzcan de nuevos y sean más compactas.

No tenemos que olvidarnos de usar herramientas de jardinería previamente desinfectadas con alcohol de farmacia. Después de su uso, debemos de limpiarlas de nuevo para evitar infecciones.

Que pases una feliz primavera 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Jardines

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *