Cómo cuidar una planta del kiwi

como cuidar una planta del kiwi

Si eres una persona novata que quiere comenzarán el mundo de la jardinería, una de las plantas más recomendadas es el kiwi. Su cultivo es bastante sencillo y tiene buena recompensa, ya que casi a todo el mundo le gusta el kiwi. No tiene demasiados cuidados ni requisitos para su mantenimiento. Por ello, se hace una planta bastante interesante de tener. Aquí te vamos a enseñar cómo cuidar una planta del kiwi, además de todas sus características principales y propiedades beneficiosas para la salud.

Si quieres conocer cómo cuidar una planta del kiwi, éste es tu post.

Características principales

El kiwi es una planta cuyo cultivo es apto para principiantes, ya que crece rápidamente y es muy resistente. Además, soporta heladas de hasta los -7ºC, por lo que se puede tener en el exterior en muchas partes del mundo, y en el caso de que en nuestra zona haga más frío, será suficiente con que la protejamos en un invernadero. Es una planta trepadora originaria de china y se introdujo en Nueva Zelanda en el año 1906. Se trata de un árbol que pertenece a la familia Actinidiaceae.

En la actualidad los países que más cultivan este árbol son Nueva Zelanda, Italia, Chile, Grecia y Francia. Una de las características principales de esta planta es que no tolera a los encharcamientos. Es decir, necesitará está sembrado en un suelo con un buen drenaje. Esto lo veremos posteriormente cuando hablemos de las necesidades de su cultivo.

Se trata de una planta leñosas trepadora cuyas hojas son de tipo caduca. Tienen forma alargada y redondeada. También podemos destacar en las hojas la presencia de vellosidades pequeñas. Sus hojas pueden alcanzar un tamaño de hasta 30 centímetros de largo. Son hojas de tipo hermafroditas con un color blanco crema y con 5 pétalos bien definidos. Cada flor presenta un aparato sexual femenino y otro masculino.

Lo más normal que se haga para cultivar los kiwis es de forma oval. El fruto del kiwi tiene el mismo nombre que el árbol y es un tipo de baya de un tamaño grande. Suele adquirir una forma de vivir serie y con un color externo de una tonalidad marrón oscura con una piel fibrosa y cubierta de pelillos. La pulpa del interior es de color verde y tienen gran cantidad de semillas de color negro que son comestibles. Esta semillas son lo que hacen que la fruta del kiwi tenía gran cantidad de fibra. La maduración del fruto suele durar aproximadamente un mes y se desarrolla en el mes de abril. Su textura es bastante blanda y tiene un sabor característico.

Podemos decir que la planta del kiwi no es un árbol en sí o una planta que pueda sobrevivir a cualquier terreno. Aunque es una planta sencilla para poder comenzar en este mundillo, hace que el terreno y el clima donde puedan desarrollarse tenga que ser muy específico. Esto hace que los países que albergan este cultivo tengan gran riqueza ya que supone una gran cantidad de ingresos por la exportación de esta fruta considerada como exótica.

Cómo cuidar una planta del kiwi

Como cuidar una planta del kiwi en nuestro hogar

La planta del kiwi crece muy rápidamente, pero para ello necesita soportes firmes (tutores de madera, por ejemplo) que estén unidos con alambres. Por estos alambres es por donde la planta extenderá sus ramas. Pero además del soporte, también será necesario preparar el terreno. ¿Cómo hacerlo? Así:

  1. Lo primero que hay que hacer es quitar las hierbas silvestres. Si el terreno es amplio se puede usar un motocultor; en caso contrario con una azada será suficiente.
  2. A continuación, se rastrilla para que quede lo más nivelado posible.
  3. Luego se echa una capa gruesa, de unos 5-8cm, de estiércol de vaca fermentado.
  4. Se colocan los soportes dejando una distancia de 4m entre ellos.
  5. Y finalmente se planta el kiwi.

A partir de ahora, habrá que regarlo regularmente, sobretodo durante los meses cálidos evitando que la tierra quede seca. De esta forma, la planta crecerá sin problemas.

Aunque si se quiere conseguir una excelente cosecha hay que asegurarse de que se tiene un ejemplar macho y otro hembra, o bien uno injertado. Lamentablemente, la planta del kiwi es una planta dioica, de modo que si no disponemos de un huerto grande puede que nos interese más comprar un ejemplar injertado que dos sin injertar.

Tampoco podemos olvidarnos del abonado. Necesita muchos nutrientes para poder fructificar correctamente, especialmente nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K). Así pues, durante la temporada de crecimiento se le abonará con nitrógeno, que es el elemento fundamental para el buen desarrollo vegetativo, pero cuando florezca y fructifique se debe abonar con NPK.

Siguiendo estos consejos, los kiwis estarán listos para recolectar en otoño, hacia octubre-noviembre en España.

Propiedades de la planta del kiwi

Actinidia deliciosa

Una vez aprendemos cómo cuidar una planta del kiwi, debemos saber que vamos a ganar numerosos beneficios para la salud. Y es que el kiwi tiene muy buenas características que son beneficiosas para la salud. Entre ellos vemos las siguientes:

  • Es rico en vitamina C y antioxidantes: Aunque la fama de la vitamina C se la lleva la naranja, el kiwi es más rico en ella. Esta vitamina ayuda al correcto funcionamiento del sistema inmunitario y nos protege de la oxidación y retrasar el envejecimiento. Tan sólo consumiendo dos kiwis al día conseguimos cubrir las necesidades diarias de vitamina C en un adulto.
  • Facilitar la digestión: al tener gran cantidad de fibra ayudará a facilitar la digestión. Además, es la única fruta que contiene actinidina. Se trata de una enzima que nos ayuda a digerir las proteínas de la carne, los lácteos, las hojas y estimular proceso digestivo.
  • Tiene pocas calorías: tan sólo cuenta con 57 calorías por cada quien gramo de producto. Evitar recomendable para cualquier tipo de dieta ya que tiene gran cantidad de agua y es bajo en grasa.
  • Es una buena fuente natural de ácido fólico: para todas aquellas mujeres que están embarazadas es muy recomendado el consumo de kiwi ya que tiene ácido fólico.
  • Bajo índice glucémico: los hidratos de carbono de esta fruta no se asimilan demasiado deprisa y la glucosa se va liberando parcialmente el flujo sanguíneo. Está ayuda a reducir el riesgo de padecer diabetes y afecciones cardiacas.

Espero que con esta información sepan sobre cómo cuidar una planta del kiwi.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.