¿Cómo cultivar bromelias en el exterior?

Las bromelias son plantas de origen tropical y subtropical que habitan en las selvas húmedas donde las temperaturas se mantienen siempre por encima de los 0 grados. Por este motivo, en las regiones templadas se considera que son ”plantas de interior”, ya que si se cultivasen fuera de casa lo más probable es que no sobreviviesen… ¿o tal vez sí?

Como a mí las plantas me han sorprendido mucho durante estos años, sé por experiencia que no todo es blanco o negro. En muchos libros puede que te digan que no debe de bajar de los 0 grados, pero ¿qué ocurriría si yo planto en un rincón del jardín protegido, como lo puede ser por ejemplo debajo de un árbol que está junto a una pared en mi jardín mediterráneo? Lo más seguro es que seguiría viva en primavera. Así pues, veamos cómo cultivar bromelias en el exterior.

Rincón de #bromelias. En primavera plantaré los #helechos. #jardin #plantas

Una publicación compartida de Mónica Sánchez Encina (@msencina) el

Para poder cultivar bromelias en el exterior lo primero que hay que saber es qué clima tenemos y qué tipo de bromelia queremos. Aunque es verdad que hay muchas que pueden resistir temperaturas de -1ºC o incluso de -2ºC siempre que estén resguardadas, la realidad es que vamos a tener muchos problemas con aquellas especies que tienen las hojas ”blandas”. En efecto: cuanto más ”coriáceas” las tengan, mejor aguantarán el fresco.

Otro tema importante es la ubicación. Las plantas en maceta son más sensibles al frío que las que están en tierra, ya que dicho recipiente se puede enfriar rápidamente, llegando incluso a congelar las raíces. Esto si está en suelo no pasa, de modo que si tenemos oportunidad recomendamos plantar las bromelias directamente en el jardín, en un suelo que tenga buen drenaje. En el caso de que no tengamos, podremos cultivarlas en una maceta o jardinera que habremos colocado cerca de una pared o de arbustos medianamente altos para que puedan protegerlas. Es importante que no les dé la luz del sol de manera directa, pero que estén en una zona muy luminosa.

Por último, el riego tiene que ser moderado: dos-tres veces por semana en verano, y cada 7-10 días el resto del año. El agua a usar tiene que tener la menor cantidad de cal posible, como la de lluvia. Si vivimos en una zona donde nos es imposible conseguirla, llenaremos un cubo y lo dejaremos reposar durante una noche. Para el día siguiente los metales pesados se habrán hundido, de modo que podremos regar tranquilamente con esta agua. ¿Cómo? Por arriba: las bromelias siempre se riegan por arriba. También aconsejo regar un poco por los lados para que las raíces permanezcan húmedas.

Con estos consejos, espero que tú también puedas disfrutar del cultivo de bromelias en el exterior 🙂 .

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Jardinería

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *