Consejos básicos y muy importantes para cultivar hortalizas a partir de semillas

Cultivar hortalizas a partir de semillas

Esperar el crecimiento de la planta puede ser desalentador para agricultores impacientes, que ansían ver asomar por entre la tierra el inicio de la vida de sus vegetales. Aunque también es una buena manera de aprovechar el ciclo natural de vida de las plantas. Con estos consejos básicos y muy importantes para cultivar hortalizas a partir de semillas, merecerá la pena la espera.

Podemos cultivar a partir de semillas o por esquejes. Hacerlo con semillas es un procedimiento más lento y complejo, primero porque en el caso del esqueje, solo debemos cuidar su mantenimiento, mientras que al sembrar semillas, debemos cuidar mucho las condiciones del cultivo para que, efectivamente, la semilla rompa y se desarrolle dando lugar a la planta.

Piénsalo bien: comes una calabaza, un pimiento, tomates o calabacines, entre un sinfín de hortalizas más de las cuales puedes extraer sus semillas; y tienes a mano el elemento principal para reproducir nuevos ejemplares de este exquisito alimento. Ni siquiera necesitas comprar semillas nuevas y estarás permitiendo que la vida de tu plantación se prolongue durante generaciones. ¿Verdad que es fantástico? 

Cultivar hortalizas a partir de semillas

Puedes cultivar hortalizas a partir de semillas bien porque compres las semillas en una tienda especializada o bien porque aproveches las semillas de alimentos que ya tienes en tu huerto o en tu despensa. 

Cultivar hortalizas a partir de semillas

Tendrás que armarte de paciencia, esto es verdad, porque la semilla tarda más en germinar y puedes volverte impaciente durante los días, semanas o incluso meses de espera hasta que por fin brotan las primeras ramas verdes y empiezas a ver que tu trabajo va cogiendo forma. Sin embargo, será muy gratificante ver el progreso de tu trabajo. 

Hay que tener en cuenta muchos factores cuando decides cultivar una planta sea cual sea esta, si bien algunos ejemplares son más difíciles de cultivar que otros. De cómo cuides tu siembra y de las condiciones climáticas bajo las cuales esté, dependerá que esta prospere o que lo haga más rápido o más lento. A continuación, unos consejos básicos para que tu cultivo de hortalizas sea un éxito si usas semillas.

El lugar de la siembra

Cultivar hortalizas a partir de semillas

No todas las semillas germinan igual y, por lo mismo, debes atender al lugar donde siembras. Habrá algunas especies que vivan bien si las siembras en tierra directamente, mientras que otras necesitarán estar previamente en semilleros o en germinadores que las ayude a abrirse. 

El espacio que necesita

Vas a tener en tus manos semillas diminutas pero ojo, que luego esas semillas darán lugar a la plántula, la planta y la hortaliza. Estas necesitan mucho espacio, así que debes calcular bien que tienes espacio de sobra para que las hortalizas puedan crecer y en función de la cantidad de semilla que siembres. Obviamente, a más semillas, más hortalizas. No hay que volverse loco sembrando, salvo que se disponga de mucho espacio y se calcule bien la distancia entre semillas. 

Cuida la temperatura

Cultivar hortalizas a partir de semillas

La temperatura juega un papel esencial también en el cultivo de hortalizas a partir de semillas. Porque no es lo mismo cultivar una especie de frío que una especie tropical o que necesita de más calor o temperaturas más suaves. 

No cualquier hortaliza es apta para tu huerto

La temperatura y condiciones concretas de tu terreno y, obviamente de la zona donde vivas, también influirán en el éxito de lo que cultives. No podemos pretender, por poner un ejemplo, que un cocotero prospere bien en la Antártida. Por la misma razón, tal vez la hortaliza que quieras cultivar, no sea apta para tu zona geográfica y las condiciones del lugar.

Busca, porque seguro que hay muchas opciones que sí podrás sembrar y ver crecer para luego disfrutarlas en tu mesa. 

Plantéate qué temperatura hace y cuánta luz solar directa recibes. Con estos datos, busca hortalizas que puedan prosperar en tu terreno. 

Semillas de calidad

Cultivar hortalizas a partir de semillas

Estamos hablando de recoger las semillas de tus propios alimentos para sembrarlas. Pero esto no es tan sencillo. Es fundamental también que tus semillas sean de alta calidad, ya sea porque las tengas a mano o porque acudas a una tienda a comprarlas. Unas semillas pasadas o en mal estado no lograrán dar vida a tu huerto. 

Vigila el pH del suelo

Condiciones como el pH del suelo son fáciles de revertir si se trabaja en ello, pero es importante que el suelo tenga la calidad suficiente y condiciones óptimas que tus semillas reclamarán. Habrá cultivos que vivan bien en un suelo alcalino y otros que no lo hagan. Por lo mismo, venden kits para analizar cómo es el terreno y así poder actuar al respecto. 

Alimenta tu cultivo

Tus cultivos necesitan alimentarse para poder desarrollarse, por lo que es vital que le agregues nutrientes en forma de abono y fertilizantes. Además, no todos los abonos son iguales, así que procura buscar uno (o hacerlo tú mismo), que sea de calidad y adecuado a las necesidades de la semilla que quieras hacer crecer. 

Aclimata las plántulas

Si decidiste sembrar las semillas en el interior, cuando hayan salido las plántulas y estén listas para ser trasplantadas, exponlas al exterior gradualmente, para que la planta se vaya aclimatando poco a poco. Piensa que ha estado en unas condiciones de temperatura y ahora tendrá otras diferentes. 

Escoge un buen sistema de riego

Cultivar hortalizas a partir de semillas

Es importante que los huertos estén con la humedad precisa, es decir, ni secos ni encharcados. Una excelente manera de garantizar esto es apostar por un sistema de riego por goteo, que va soltando el agua poco a poco pero de manera constante, para que nunca se quede seco. 

Métodos biológicos para el control de plagas

Siempre apostaremos por productos biológicos para controlar las plagas pero, si además se trata de cultivar hortalizas, que posteriormente comeremos, hacerlo así es fundamental. Porque evitaremos sufrir intoxicaciones y poner en riesgo nuestra salud. 

Saber cuándo recolectar las hortalizas

Cultivar hortalizas es complejo porque hay que saber cuándo es el momento idóneo para recolectar. Tendrás que aprender a reconocer cuál es el punto óptimo de maduración de cada cultivo.

Con estos consejos básicos para cultivar hortalizas a partir de semillas podrás ver tus cultivos crecer y, más tarde, gozar de su sabor y sus propiedades nutritivas. 


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.