Cultivo de espárragos

El espárrago es una planta muy cultivada y consumida en todos los lugares del mundo. Por ello, hoy vamos a hablar de su cultivo. Se trata de una planta herbácea perenne que llama la atención por su ligero follaje. Su nombre científico es Asparagus officinalis y es una planta que sirve perfectamente para la decoración. Es una de las hortalizas de las que se tienen pruebas de su consumo desde la antigüedad.

Si quieres conocer cómo se cultiva el espárrago y qué características tiene, aquí te lo explicamos todo.

El espárrago y sus características

Su cultivo puede servir y otorgar una buena producción hasta 10 años. Lo que se consume en nuestra alimentación no es el espárrago en sí, sino los llamados turiones. Se trata de tallos precoces que salen de la tierra y que son comestibles. El espárrago puede cultivarse tanto en jardinería en una parcela como en la agricultura.

Debido a su curiosa forma de crecimiento y su belleza, puede servir también como elemento decorativo.

Requisitos del espárrago para su cultivo

Para que nuestros cultivos salgan exitosos debemos cumplir ciertos requisitos.

Clima

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de sembrar es el clima. La zona donde se pretende cultivar es muy importante de cara al futuro de la siembra. Esto se debe a que el espárrago es una de las especies más sensibles a las oscilaciones térmicas. Se manifiesta por la inercia de sus movimientos vegetativos.

La temperatura del aire debe estar entre unos 11 y 13 grados de media mensual si queremos que la especie crezca correctamente. Su óptimo desarrollo está desarrollado entre los 18 y 25 grados de una forma continua. Si las temperaturas están de una forma continuada por debajo de 15 grados, detendrá su crecimiento. Por encima de los 40 grados también tendrá dificultades para desarrollarse.

La humedad relativa del aire óptima está comprendida entre el 60 y el 70%. Si cultivamos al aire libre, tendremos que tener en cuenta el efecto del viento. Puede ser que tenga una especial incidencia al final del desarrollo de los plumeros y pueden llegar a “encamarlos”. Este efecto no se ha llegado a comprobar exactamente en el cultivo.

La zonas donde el viento es predominante y tiene una dirección fija tienen la opción de sembrarlos en hileras de cultivos en dicha dirección.

Iluminación

Otro requisito que necesita el espárrago es la iluminación. Al tratarse de un cultivo de espárragos verdes, el color ser convierte en un factor que indica la calidad del producto. Se debe procurar que el color estén en la mayor parte del turión. Como mínimo se emplea la referencia de dos tercios de su longitud.

Cuando decidimos perseguir el color verde en una siembra de espárragos, tenemos que garantizar que la planta reciba la mayor cantidad de luz posible. De esta forma se puede sintetizar la máxima cantidad de clorofila para su coloración.

Suelo

Otro factor condicionante en el cultivo es el tipo de suelo. La textura debe ser franca con cierta inclinación a franco arenosa o limosa. También se puede sembrar en un suelo con textura franco arcillosa. Para el mejor aprovechamiento comercial, el suelo no puede ser pedregoso. Esto se hace para evitar que, durante el crecimiento de la yema apical del turión bajo tierra, no se deteriore. Los roces continuos con piedras pueden reducir enormemente la calidad del producto.

El terreno no debe estar encharcado bajo ningún concepto, ya que estos cultivos se asfixian con relativa facilidad. El pH óptimo del suelo debe estar entre 7,5 y 8. En algunas ocasiones se puede admitir suelos de 6,5.

Esta planta tiene gran resistencia a la salinidad del suelo y el agua de riego. Por ello, tolera una elevada conductividad eléctrica.

Cultivo y mantenimiento

Si decidimos que vamos a sembrar espárragos, tenemos que comprar las semillas y hacer la siembra en primavera. Para ello, cubrimos las semillas con unos milímetros de tierra por encima y regamos abundantemente. El espacio que dejaremos entre las semillas será de unos 35 cm. Las plantas más débiles las iremos retirando para que no cree competencia por los nutrientes del suelo.

Cuando llegue la primavera siguiente, se recogen las coronas y se comienza su recolección.

Otra opción es trasplantar el espárrago y no comenzar sembrando desde semilla. Para esto debemos haber comprado la corona o haberlas obtenido mediante una siembra anterior. El cultivo de tierra podrá realizarse de la siguiente manera. Primero se recortan las raíces un poco. Se recomienda que, si estamos en tierras o parcelas, se hagan caballones de unos 10 cm de altura para colocar las coronas en el centro del caballón. Se reservan distancias de unos 40 cm entre cada una y se cubren compactándolas ligeramente.

En otoño, tras la plantación, se cortan los tallos que hayan crecido unos 10-15 cm y se nivela el terreno. Ya es cuando, en la primavera siguiente, se pueden comenzar a producir los primeros espárragos.

Riego y abonado

Se recomienda mantener el suelo libre de malas hierbas durante el ciclo de este cultivo, para ello se puede utilizar un acolchado. Antes de que realicemos el trasplante en otoño, abonaremos la tierra con estiércol o humus de lombriz. Esto nos ayudará a que el cultivo funcione correctamente. A partir del segundo año, a principios de primavera, se le añade de nuevo fertilizante para mejorar aún más la producción.

En cuanto al riego, es muy importante ir realizándolos según el estado en el que se encuentre el cultivo. Si lo acabamos de plantar, deberemos mantener la humedad alta durante las primeras semanas. Cuando la planta ya esté más desarrollada con su parte aérea, hay que aumentar el riego. Nunca se debe llegar a encharcar a causa de su sensibilidad de asfixia.

Una vez plantados, los espárragos comienzan a dar producción al segundo o tercer año. A finales de primavera (entre las 5 o 6 semanas tras el mes de marzo) se comienza su recolección y se debe hacer cuando midan entre 10 y 15 cm.

Espero que con esta información puedan sembrar perfectamente sus propios espárragos tanto en vuestro huerto urbano como en el jardín.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Huerto

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.