Cultivo de la batata

cultivo de la batata

¿Eres un amante de la batata? No tiene muchos fans, como sí puede ocurrir con la patata, pero aquellos que lo disfrutan saben que solo pueden comerlo durante una determinada época. Por eso, aprender sobre el cultivo de la batata puede ayudarte a disfrutar durante más tiempo de este alimento (que además estará más bueno si lo cuidas bien).

Pero, ¿cómo se cultiva la batata? ¿Qué hay que tener en cuenta de este pariente cercano de la patata? Si ya estás pensando en los manjares que puedes comerte con unas batatas en tu huerta, presta atención porque te lo vamos a explicar todo.

Cuándo y cómo se deben sembrar las batatas

Cuándo y cómo se deben sembrar las batatas

La mejor época para plantar batatas es, sin duda, la primavera y el verano. Entre abril y junio es la primera «puesta», por así decirlo, para plantar. Mientras que para agosto y septiembre podrías hacer una segunda puesta.

Eso sí, necesita un lugar donde el clima sea templado y tropical (es decir, calor pero con humedad). Además de mucha luz.

Te diríamos que también en invierno podrías plantar pero el cultivo de la batata no tolera las bajas temperaturas así que, salvo que controles esto (por ejemplo con un invernadero casero, sí que podrías tenerlas todo el año.

Una vez los plantes, deberán pasar entre cuatro y seis meses para poder cosechar las batatas. ¿Y cómo lo puedes saber? Es sencillo, la planta empieza a amarillear las hojas, y eso indica que su fruto ya está maduro y listo para recolectarlo.

El cultivo de la batata en maceta

Si bien no es habitual querer cultivar batatas en macetas, sí que puede darse el caso, siempre y cuando se cumplan con las necesidades que tiene la planta. Y es que necesita una profundidad bastante grande (algo así como la de las patatas) para poder crecer de manera adecuada, sin necesidad de trasplantarlas una vez han alcanzado una altura (30cm y 6-10 hojas).

No es recomendable que pongas varias plantas de batata en una misma maceta. Si tienes en cuenta que, en tierra, ha de haber una separación mínima de 80cm entre ellas, en la maceta esto sería muy complicado de cumplir, salvo que tuvieras una muy alargada y alta.

Cuidados del cultivo de la batata

Cuidados del cultivo de la batata

A continuación vamos a hablarte de todos los aspectos que influyen en el cultivo de la batata para que te quede claro cómo debes proceder, sobre todo si te animas y plantas unos cuantos.

Tierra

Antes te hemos hablado de su mejor ubicación y de que le gusta la temperatura elevada, pero no hemos dicho nada de la tierra. La batata necesita una tierra ácida, con pH entre 4,5 y 7,5. Su ideal sería de 6.0, pero estaría en ese orden.

Te recomendamos que sea granulada, de textura gruesa y suelta, desmenuzable y, por supuesto, que drene bien.

Has de tener cuidado con el nitrógeno de la tierra, ya que puede afectar a los tubérculos.

Semilla

Una de las formas más sencillas del cultivo de la batata es hacerte con la semilla. Si bien esto puede ser algo complicado porque necesitas una batata. Si la consigues, tienes que lavarla muy bien y cortarla por la mitad.

A continuación, llena una fuente con agua y pon la batata cortada, con el corte hacia abajo, en ella. Para que te hagas una idea, el agua debe estar entre 2,5 y 5 cm del suelo. Saca la fuente a la ventana y deja que le dé el aire y la luz del sol. Eso implica que, cada día, tendrás que reponer el agua que se haya evaporado (o incluso varias veces al día).

La batata partida tardará entre 2-4 semanas en dar «signos» de que va evolucionando. Y es que notarás que de los trozos empiezan a salir raíces así como un tallo. Has de esperar a que esté algo más grande, y sobre todo que tengas muchas raíces blancas, para separar esa planta de la propia batata. Antes de plantarlos en tierra tendrás que dejarlos en un jarrón con agua, sumergiendo también el tallo, al menos 48 horas. Esto ayudará a que las raíces se multipliquen y se fortalezcan.

Ahora sí estará lista para plantarse.

Riego

Como con cualquier planta, el riego de la batata es una de las claves para que el cultivo tenga éxito. Como te hemos dicho antes, a la batata le gusta la humedad. Y es que le encanta estar en ambientes con un 85% de humedad. Por eso, a la hora de regar, tienes que mojarle la tierra abundantemente, pero sin que vaya a encharcarse, ya que eso sería perjudicial y pudrirá las raíces.

Un pequeño truco, que aunque requiere estar más pendiente te ayudará es espaciar ese riego en el día. Es decir, regar en lugar de una vez, dos o tres, con menos cantidad, pero logrando así ver la tierra mojada continuamente sin que te pases.

Abonado

Los expertos recomiendan que, mientras se esté cultivando, no es bueno darle un abonado a la planta. Este se suele hacer al principio, cuando se va a plantar, ya que la tierra se enriquece para que la planta tenga todos los nutrientes necesarios para crecer.

Pero más allá de eso solo se debe controlar que la tierra sea rica en potasio y pobre en nitrógeno para que las batatas engorden bien.

Plagas y enfermedades

Lamentablemente, el cultivo de la batata tiene sus dificultades debido a la aparición de plagas y enfermedades habituales. En el caso de las plagas, le puede atacar el gusano de alambre o doradilla, y la rosquilla negra.

Las enfermedades que puede sufrir la batata son la virosis, el momificado de la batata, Fusarium oxysporum o el Backrot de la batata.

Cómo se recolectan las batatas

Cómo se recolectan las batatas

Pasados unos meses (entre 4 y 6) la planta estará lista para recolectarse. Es importante que, 15 días antes de hacerlo, cortes las ramas, para evitar que la fuerza y energía de esta se vaya a las ramas y las concentre en esos «frutos». Una vez pasa ese tiempo, puedes sacar la planta y empezar a recoger las batatas. Dependiendo de lo grande que se haya puesto, dónde la hayas cultivado, etc. te dará más o menos.

Como ves, el cultivo de la batata es muy fácil de conseguir. ¿Te animas a plantar?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

4 comentarios, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Rogelio dijo

    Con respecto a la semilla, no bien termino de sacarlas planto las más chicas y brotan cuando la naturaleza lo disponga o bien más adelante cuando empiezan a brotar.
    Con respecto al riego, mi experiencia me enseño que debe ser abundante en una vez y no en dos o tres veces, ya que de esta manera solo se humedece la parte superior y la nueva batata no tiene suficiente humedad como para penetrar mas profundamente

    1.    Emilio García dijo

      Muchas gracias por compartir tu experiencia con las batatas, Rogelio, seguro que a muchos otros lectores les es de ayuda como información complementaria. Saludos.

  2.   ELSA dijo

    GRACIAS POR ENSEÑARME TANTO SOBRE VERDURAS, ARBOLES Y FLORES.SI BIEN NO PUEDO CULTIVAR TODO. ME GUSTA APRENDER SOBRE ESTE OASIS QUE ES LA TIERRA. MIL GRACIAS

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Gracias a ti Elsa.