El cultivo del cerezo

Las flores de cerezo avisan que la primavera ha llegado y viene acompañada de cálidos y largos días de verano en los cuales se puede disfrutar del sabor de esta deliciosa y jugosa fruta.

Sin importar si prefieres comerlas directamente del árbol o si prefieres preparar un pastel con ellos, las cerezas son un sinónimo de toda la diversión que puedes tener bajo el sol del verano

¿Cómo saber cuándo se deben cultivar las cerezas?

Cómo saber cuándo se deben cultivar las cerezas

Dependiendo de la variedad del cerezo, la temperatura y el tiempo, se puede establecer cuando la cosecha de las cerezas se encuentra cerca. Con el fin de lograr llevar al máximo la producción de las cerezas, lo mejor es plantarlas en tierra húmeda, que esté drenada y sea muy fértil, de preferencia en una zona que tenga una completa exposición a la luz solar por lo menos durante 8 horas diarias.

Al igual que cualquier otro árbol de fructificación, el cerezo tiene que ser correctamente podado para poder obtener una buena producción.

De igual forma tienen que mantenerse bajo vigilancia, con el fin de prevenir cualquier tipo de enfermedad o una infestación de bacterias y hongos, los cuales podrían afectar rápidamente la cantidad y calidad de sus frutos. Es necesario tener en cuenta que únicamente los insectos no son los que se alimentan de esta fruta, sino que además los pájaros aman comerlas tanto como lo hacen las personas.

Puedes optar por compartir las cerezas con los pájaros o podrías tapar completamente el árbol con algunas redes de plástico u optar por usar métodos que causen miedo a los pájaros, por ejemplo puedes colgar algunas latas de aluminio o varios globos inflables en las ramas con el fin de hacer que las aves no se acerquen.

Otro punto esencial acerca de los cerezos es saber cómo cosechar sus frutos

cerezas con diferentes colores

Un cerezo maduro de tamaño promedio dará aproximadamente 30 o 50 kilos de deliciosas cerezas anualmente, mientras que un cerezo pequeño puede producir entre diez y quince kilos, lo cual permite preparar muchos pasteles de cereza.

El contenido de azúcar de las cerezas incrementa su nivel significativamente durante los últimos días de su proceso de maduración, por lo que te recomendamos que esperes un tiempo y coseches los frutos una vez que se encuentren de un tono totalmente rojo.

Para saber cuándo las cerezas se encuentran listas, debes asegurarte de que estén firmes y completamente rojas.

Las cerezas dulces suelen salir del tallo una vez que se encuentran competentemente maduras como para cosecharlas, mientras que cuando se trata de otra variedad de cerezas es necesario probarlas para saber si realmente han madurado.

Cuando hayas cosechados todas las cerezas las puedes almacenar donde estén a una temperatura fresca entre los 32 y 35 grados, por unos diez días. Si no han madurado al cosecharlas, puedes hacer que maduren poniéndolas dentro de bolsas plásticas perforadas y colocándolas en el refrigerador.

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

2 comentarios

  1.   santiago navarro-olivares gomis dijo

    Me llama la atención la expresión, “almacenar en un sitio fresco de 32 a 35 grados”.
    Es un error, o es sarcasmo?

    1.    Patricia Cervantes dijo

      Santiago, quiero pensar que olvidaron decir que son grados Fahrenheit pero si los convertimos a Centígrados son 0 a 1.6 grados, muy frío para un sitio fresco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *