Espuela de caballero (Delphinium gracile)

arbusto lleno de flores moradas y de nombre Delphinium gracile

El Delphinium gracile es una planta herbácea del género Delphinium conocida popularmente como conejillo, espuelilla o espuela de caballero. Tiende a confundirse con la planta de su mismo género llamada Haltertum, porque ambas crecen en el mismo lugar. Se encuentra en estado silvestre dispersa en regiones de la Península Ibérica y también al norte de África. Esta especie se caracteriza por poseer un tallo muy delgado prácticamente sin hojas, de ahí el nombre gracile que significa delgado.

Características del Delphinium gracile

dos flores de color morado que parecen un saxofon

El tallo de esta especie puede superar los 60 cm de altura y como su nombre lo sugiere son bastante delgados y se presentan ramificados, secos y glabros. De hojas inferiores palmaticompuestas, dividida en lóbulos linearis oblongus y ausentes durante la época de la floración, mientras que las que surgen directamente del tallo se muestran pinnatífida intensamente divididas.

Sus hojas superiores son escasas, largas y dispersas. De inflorescencia laxa, sus flores son de tono violáceo, de pedicelos y espolón largos. Su fruto es seco, en número de 3 y en su interior contienen muchas simientes de color negro.

Cultivo y cuidados

El Delphinium gracile no es una planta fácil de cultivar. Requiere de un suelo normal y un PH ácido, que este bien abonado, el mismo lo puedes preparar añadiendo una mezcla madura y fertilizante. El suelo debe estar bien drenado, de manera que no ocurra un posible estancamiento de agua.

Esta especie prefiere las posiciones soleadas de suelos ricos en sustancias orgánicas. Con relación a la temperatura, crece mejor en las regiones templadas y frías que posean una buena humedad. No obstante es una herbácea que tolera bien el calor y los rigores del invierno.

Para su cultivo siembra las plantas adultas en el período primaveral, mientras que los esquejes es mejor que los plantes durante el otoño. Las hierbas que estén correctamente adaptadas y desarrolladas necesitan que se les aplique fertilizantes en la base, utilizando para ello  productos orgánicos. En consideración de su altura y tallos delgados, es importante que asegures la planta con un tutor para impedir que el viento la pueda derribar.

En cuanto al riego y después de su cultivo es importante que apliques abundante riego  y después continúas con este pero a intervalos regulares, particularmente en la época de verano. Debes sembrarla durante el mes de febrero en la superficie de un recipiente de vidrio pequeño (compota), lo cubres con mantillo de polietileno a una temperatura aproximada de 16º C. Un vez ocurrida la germinación, procedes a retirar el manto y luego cubres las semillas con vermiculita.

Cuando notes que las plántulas ya están adecuadamente grandes para ser manipuladas, las colocas en frascos más grandes, aproximadamente de 9 litros. Las pones al aire libre durante el invierno y luego las siembras en junio. Hay quienes comienzan todo el procedimiento en el mes de junio y lo culminan en septiembre.

Con relación a la poda, esta la puedes realizar a mediados de marzo de la siguiente manera; toma los brotes más jóvenes, fuertes y saludables entre 7 y 10 centímetros,  lo más cercano a la cabeza. Luego limpias la tierra con cepillo y agua y elimina las hojas basales y conservas solo una. Humedece los esquejes en un fungicida adecuado.

En los invernaderos los debes plantar en frascos a medio llenar y la colocas sobre una bandeja con agua suficiente asegurándote que la misma humedezca la base de la planta. Los frascos deben almacenarse a una temperatura de 14° C en un lugar con buena iluminación, pero evitando la luz solar de forma directa.

El enraizamiento de los esquejes tendrá lugar pasados los 30 días, pero debes cerciorarte que todo esté bien y procura eliminar todo el material que se encuentre deteriorado. Una vez ocurrido en enraizamiento, los trasladas a frascos de 9 litros, compuestos de esquejes y 10% perlita, los aseguras al suelo en un sitio seco. Cuando se hayan estabilizado lo suficiente, colocas los esquejes al aire libre para que se asienten bien y los plantas en el mes de mayo.

Enfermedades y parásitos

una rama que deriba en dos flores acampanadas y de color morado

Esta especie es proclive al ataque de enfermedades y parásitos, particularmente el mildiu polvoriento que ataca las flores de la planta. No se recomienda que estas plantas se encuentren demasiado juntas, por cuanto se debe garantizar una buena circulación del aire. Para evitar los posibles brotes de hongos, es importante aplicar fungicida antes que abran los nuevos brotes.

¿Sabes cómo regar las plantas durante el verano?
Apunta nuestros consejos y trucos para poder disfrutar de una estación llena de vida y color
Riego de las plantas durante el verano

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.