Dendrobium (Dendrobium kingianum)

maceta con flores tipo orquideas de color lila

La Dendrobium Kingianum es una especie del tipo litófita, de la familia de las Orchidaceae y es endémica de Australia, siendo esta una orquídea pequeña y muy atractiva. Sus colonias se pueden ver en colores que van del rosa al blanco. Se desarrolla en las rocas, aunque también puede crecer entre follajes en descomposición en las grietas de la roca.

A esta orquídea que se encuentra muy extendida en la geografía de Queensland en la mancomunidad de Australia y el río Hunter en Nueva Gales del Sur, se le puede ver en alturas que varían desde los 50 hasta 1200 metros sobre el nivel del mar.

Características

maceta con flores tipo orquideas de color lila

Esta especie  litófita crece en las rocas y acantilados donde se conforman colonias bastante densas. En condiciones apropiadas para su desarrollo, esta flor forma sus mechones de forma rápida. Sus pseudobulbos son alargados y delgados, de base ancha y ápice estrecho y las flores surgen en los tallos a partir del área superior de cada pseudbulbo, formando racimos de 2 a 15 flores de sépalos y pétalos que según la variedad pueden ser rosa o blanca, al igual que muchas orquídeas el florecimiento se da a partir del invierno hasta la primavera.

Las raíces porosas y suaves absorben rápidamente la humedad y los nutrientes de la roca, por lo que hasta una incipiente lluvia o un rocío resultan beneficiosos para la planta. Esta especie posee una serie de mecanismos que le permiten adaptarse a hábitats en apariencia hostiles, como es el caso de su capacidad de reflejar la luz durante la temporada de sequía para evadir el  exceso de calor. Igualmente sus pseudbulbos sirven para almacenar agua para la temporada seca.

Cultivo y cuidados de la Dendrobium Kingianum

Esta es una especie fácil de cultivar,  puede plantarse en rocas o en ramas de otros árboles, de donde adquiere el sustento necesario de la descomposición del follaje acumulado en torno a sus raíces. Se recomienda fijar la planta con un filamento cualquiera, mientras la orquídea establece y fortalece sus raíces. Jamás debe plantarse en el suelo, porque su sistema radical no es apropiado para la humedad constante. También puede cultivarse en macetas, preferiblemente grandes y con algún medio grueso, que bien podría ser la corteza de pino.

Esta planta puede soportar temperaturas de 38º durante el día y 15º en las noches en el verano, por lo que su siembra en invernadero no se hace necesaria, a menos que vaya a ser plantada en un ambiente muy frío, debido a que no tolera las heladas. La sombra densa afecta la floración. Se aconseja el uso de fertilizante durante el crecimiento para que progrese saludablemente.

Con relación al riego, este se reduce a partir del otoño hasta la reanudación de su crecimiento, durante el invierno debe regarse al mínimo. Importante maximizar la iluminación de las plantas para que preserve períodos de luminosidad entre 14 y 16 horas diarias, al tiempo que se reduce el agua en la medida que el clima se vuelva más frío para fortalecer las plantas. Por eso, es imprescindible estar atentos a las estaciones climáticas, para asegurar una buena floración y conservar las plantas vigorosas.

Se puede obtener en los viveros de Australia dedicados al cultivo de las Orchidaceaes. Esta especie se propaga por segmentación del grupo. No obstante, la propagación en sí mismo, requiere de mucho conocimiento en la materia.

Plagas y enfermedades

varias ramas con pequeñas flores de color rosa

Como sucede con la mayoría de las orquídeas, el exceso de humedad puede acarrear problemas graves a las raíces de la Dendrobium Kingianum, como su pudrición. Igualmente, puede ocasionar la merma en el número de hojas. La humedad puede hacer que aparezcan hongos que pueden afectar a la planta en un tiempo corto.

Con relación a las plagas, existen una variedad de ellas que atacan a la orquídea, entre las que se pueden mencionar el insecto harinoso, la escama y los molestos áfidos o pulgones. Estos bichos y en especial los áfidos pueden acabar con la floración de la planta en un corto periodo, además que estos transmiten una serie de virus muy perjudiciales. Además de las ya mencionadas, también están los oniscídeos conocidos como cochinillas, las babosas, caracoles y nematodos, que atacan raíces, hojas y flores de la orquídea, acabando con las plantas.

 

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior