Descubre a la palmera Carpoxylon macrospermum

Palmera joven de Carpoxylon macrospermum

Imagen – HTBG.com

Tanto si eres coleccionista de palmeras como si, simplemente, te llaman la atención, la que te voy a presentar ahora seguro que te deja con la boca abierta. Su nombre científico es Carpoxylon macrospermum y, aunque todavía no es muy conocida, se puede encontrar en tiendas especializadas.

Su ritmo de crecimiento es muy rápido, y su belleza innegable. Las largas hojas pinnadas y su tronco hacen de ella una planta espectacular.

Características de la Carpoxylon macrospermum

Ejemplar adulto de Carpoxylon macrospermum

Nuestra protagonista, conocida por el nombre común en inglés de Aneityum Palm, que sería Palmera de Aneityum, fue descrita por primera vez en 1875 a partir de los frutos que se encontraron en la isla de Aneityum en Vanuatu (Nueva Hébrida); sin embargo, nadie más supo de ella hasta que en el 1987 se redescubrió en Espíritu Santo, en el mismo grupo de islas. A partir de los 90, sus semillas fueron a parar a manos de diferentes coleccionistas quienes gracias a ellos podemos estar seguros de que se trata de una especie muy, muy interesante.

Se caracteriza por tener un tronco anillado, algo más ancho en su base, con un grosor de hasta 35cm y una altura de alrededor de 20 metros. Las hojas son pinnadas, recurvadas, con forma de V acentuada, y de color verde.

¿Cómo se cuida?

Detalle del tronco Carpoxylon macrospermum joven

Si te apetece tener un ejemplar en tu jardín, a continuación tienes su guía de cuidados:

  • Ubicación: exterior en semisombra, o en interior con mucha luz.
  • Riego: frecuente, sobretodo en verano. Regar cada dos días en la época de más calor, y cada cuatro el resto del año.
  • Suelo o sustrato: con buen drenaje y rico en materia orgánica.
  • Abonado: durante toda la temporada de crecimiento, es decir, desde primavera hasta verano, se debe abonar con un abono específico para palmeras o, aún mejor, alternando este abono con abonos orgánicos en forma líquida, como el guano.
  • Multiplicación: por semillas en primavera-verano. Siembra directa en una bolsa de plástico con cierre hermético rellenada con vermiculita. Germinarán en dos meses a una temperatura de 25ºC.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera.
  • Rusticidad: sensible a las heladas.

Bonita, ¿verdad? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Palmeras

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *