Celinda de espigas (Deutzia)

preciosas flores de color blanco que salen de un arbusto

Deutzia o Celinda de espigas es una planta originaria del Continente asiático, más específicamente  de Japón y China, así  como también de la América Central.

Este es un arbusto que en primavera o principios de verano se engalana de hermosas flores que se asemejan a una estrella que puede mostrarse en color blanco o rosa y que a menudo ofrecen un aroma bastante agradable, existiendo una gran variedad de híbridos que se adaptan a las diversas condiciones.

Características de la Deutzia

preciosas flores de color blanco que salen de un arbusto

Este arbusto ornamental y particular puede alcanzar hasta dos metros de altura, de carácter erecto, sus ramas son leñosas en la base, mientras que en su ápice presenta una estructura semi leñosa o bien herbácea que se encuentra envuelta con una corteza delgada y áspera.

Con relación a sus hojas caducas, estas son lanceoladas, dentadas, de un exótico color verde grisáceo. La floración ocurre a finales de la primavera, cuando se cubre de atractivas flores similares a estrellas, de cinco sépalos y pétalos de color blanco o rosa que se observan de manera abundante en la axila de las hojas de la planta. Posee frutos de forma encapsulada que contiene las simientes.

Plantación y propagación

Con relación a la plantación, propagación y cuido de la Deutzia va a depender de la especie en cuestión, debido a que existe una serie de particularidades entre las diversas especies. Algunas rústicas como lo son la D Scabra  y D Grandiflora toleran muy bien las bajas temperaturas de hasta -25º C, mientras que otro grupo como la D Staminea y la D Pulchra son menos tolerantes, por lo que pueden soportar temperaturas hasta -5º C.

Algunas de ellas pueden resultar deterioradas por la escarcha durante la primavera, como son los casos de la D Gracilis y D Glandiflora. De acuerdo a la región climática de que se trate y si es en el norte prefieren el pleno sol, mientras que en la zona centro sur la media sombra. Ahora, en las zonas cálidas es mejor colocarlas en sitios bien resguardadas del sol de la tarde.

La plantación de la Celinda de espigas frecuentemente se realiza en el otoño, sin embargo y en las zonas frías es preferible realizarla en primavera. En el caso de formación de setos con D Gracilis, estos deben colocarse a distancias de 60-80 cm aproximadamente.

Si bien esta especie se adapta fácilmente a cualquier tipo de suelo y sustrato, es mejor utilizar suelos fértiles húmedos y bien drenados, ricos en humus y hojas descompuestas.

Después de ocurrida la floración del arbusto, las ramas viejas deben ser cortadas desde la base. Durante la poda de la planta debe tenerse en cuenta que las inflorescencias se forman en los laterales de las ramificaciones aparecidas durante el año anterior y son bastante abundantes en los cultivos jóvenes.

Esto explica la necesidad de eliminar las ramas viejas, para facilitar y estimular la aparición de nuevas formaciones desde la base de la planta. Todas las zonas dañadas por la escarcha deben ser eliminadas. Durante la floración es importante agregar agua en abundancia, igual debe hacerse en verano.

Con relación a la propagación de este arbusto podemos decir que se propaga a partir de semillas, mientras que para cultivares e híbridos se debe estar provisto de esquejes de madera blanda tomados en primavera, que estén enraizados en una mezcla de arena de acuerdo a la especie de que se trate.

Usos

Esta especie se cultiva como planta ornamental y gracias a sus características, puede ser utilizada en jardines y terrazas, ya que su altura rara vez supera los dos metros; además que se puede podar anualmente sin comprometer el desarrollo de la planta.

Enfermedades y parásitos

Es una planta muy resistente, sin embargo puede sufrir ciertas enfermedades fúngicas producto de la excesiva humedad, como es el caso de la enfermedad del oídio. Con relación a las plagas, es importante estar muy atento a los pulgones y las larvas de la mariposa Gracilaria syringella. Por lo general, las hojas atacadas por estos parásitos presentan manchas oscuras que le dan un aspecto antiestético a la planta, por lo que es necesario utilizar pesticidas específicos para cada tipo de plaga o bien recurrir a un pesticida de ajo orgánico. Para su cuidado, la planta requiere que se eliminen aquellas flores que se encuentren marchitas.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.