¿Cuál es la diferencia entre célula animal y vegetal?

La célula vegetal es distinta a la animal

Imagen – Flickr/testurakametsola

¿Qué es lo que hace que nos mantengamos vivos? Muchos dirán que es el oxígeno, y desde luego tendrían gran parte de la razón, porque es imposible existir si no podemos respirar ese gas. Pero lo cierto es que la respuesta correcta hay que buscarla dentro de nosotros, porque de nada nos serviría el O2 si no somos capaces de utilizarlo correctamente.

Animales y plantas tenemos características muy distintas, pero todos tenemos millones y millones de células, las cuales trabajan sin cesar para mantener nuestros cuerpos en funcionamiento gracias al oxígeno que obtenemos del exterior y que ellas pueden identificar, absorber y aprovechar para que nuestra existencia se pueda prolongar. Pero, ¿en qué se diferencia la célula animal de la vegetal?

¿Qué es una célula?

Para que puedas entender mejor lo que te vamos a explicar, antes es importante que sepas qué es una célula. Esta es una unidad anatómica que da forma a cada parte de nuestro cuerpo, y que además nos mantiene con vida. Y lo hace a pesar de ser de muy reducido tamaño. De hecho, para poder verla necesitas un microscopio.

Aquellos organismos que están formados por una única célula se conocen como unicelulares, y los que están formados por más, como pluricelulares. Asimismo, dependiendo de sus características, se distinguen dos tipos de células:

  • Célula procariota: es la más simple, ya que no dispone de un núcleo definido y el ADN está en la membrana. Por ejemplo, las bacterias tienen este tipo de célula.
  • Célula eucariota: es aquella que tiene un núcleo envuelto en una membrana, la cual protege el ADN, como ocurre en las plantas, animales, y hongos.

¿Qué es el ADN?

El ADN es un ácido nucleico el cual está compuesto por dos cadenas que se enrollan formando una estructura de doble hélice. Este ácido resulta crucial para que un organismo crezca como planta o bien como animal por ejemplo, porque es el que tiene la información genética del individuo, heredada por sus progenitores.

¿Qué es una célula animal?

Estructura de una célula animal

La célula animal es aquella que tenemos todos los animales, como su propio nombre indica. Somos, además, organismos pluricelulares, pudiendo tener, en el caso de los humanos, cientos de billones de ellas.

Su función básica es la de captar los nutrientes que obtiene el animal de fuera, para transformarlos en sustancias que luego le servirá para producir energía y para eliminar los desechos que genere.

Partes de la célula animal

A grosso modo, las partes de la célula animal son:

  • Núcleo: es el centro de control, donde se dictan las órdenes gracias a las cuales la célula podrá funcionar correctamente.
  • Membrana celular: se trata de una membrana que protege la célula del exterior y en la que se intercambian materiales.
  • Citoesqueleto: es aquello que da forma a la célula, por lo que es imprescindible para que pueda darse la división de la misma.
  • Citoplasma: en su interior encontramos todo el material de la célula, a excepción el núcleo. Se trata de una sustancia en la que se produce gran parte de la actividad celular.

¿Qué es una célula vegetal?

Estructura de una célula vegetal

La célula vegetal es la que tienen las plantas y las algas. Al igual que la célula animal, cuenta también con un núcleo bien definido el cual se encarga de mantener protegido su material genético o ADN. Pero ella, a diferencia de la que tenemos los animales, sí que fabrica su propio alimento.

Por este motivo, los árboles, las palmeras, las flores,… en definitiva, todas las especies de plantas que habitan en la Tierra, son capaces de vivir, algunas por cientos e incluso miles de años, a pesar de que no pueden desplazarse.

Partes de la célula vegetal

Sus partes principales son:

  • Pared celular: está hecha básicamente de celulosa, y es la que se encarga de proteger el interior de la célula.
  • Membrana: contiene gran parte de las partes de la célula, pero además es donde se produce el intercambio de sustancias hacia dentro y fuera de la misma.
  • Cloroplasto: se encuentra en el interior de la membrana, y es donde se sintetizan los azúcares partiendo de la absorción del dióxido de carbono, agua y luz procedente del sol.
  • Núcleo: es donde se almacena el material genético, y donde se dictan las instrucciones que garantizarán el correcto funcionamiento de la célula.
  • Citoplasma: en él se encuentra todo el material interno, excepto el núcleo.
Artículo relacionado:
¿Qué es y qué partes tiene la célula vegetal?

¿Cuáles son las diferencias entre la célula animal y vegetal?

Diferencias entre células animales y vegetales

Imagen – diferenciador.com

Ambas son, como hemos visto, bastante similares. Pero también tienen importantes diferencias; no en vano, no se necesita lo mismo cuando eres un ser vivo que puede desplazarse (por ejemplo), que otro que ha de ingeniárselas para aprovechar lo que hay lo más cerca de él ya que no tiene la capacidad de trasladarse.

Si tenemos esto en cuenta, al compararlas veremos que se diferencian en varias cosas:

Partes

  • Centriolos: se encuentran únicamente en las células animales. Su función es la de producir y organizar los filamentos (flagelos y cilios) que serán necesarios durante la división celular.
  • Vacuola: ambas tienen una, pero la de las células animales es mucho más pequeña. En el caso de las plantas, la vacuola es la principal responsable del crecimiento, por lo que se almacenan más nutrientes y, también, más productos de desecho.
  • Cloroplastos: solo tienen las células vegetales. Son los que transforman la energía del sol en energía química, algo que ocurre durante la fotosíntesis.
  • Pared celular: también solo la tienen las células de las plantas.

Funciones

Alimentación

En lo que a funciones se refiere, seguramente la más destacable es la de que la célula vegetal produce su propio alimento. Esto lo hace en los cloroplastos, unos organelos responsables de la fotosíntesis. Como resultado de este proceso, los animales podemos respirar oxígeno, puesto que este es un gas que expulsan las hojas.

Reproducción

Otra diferencia notable es la capacidad que tienen los vegetales de poder reproducirse asexualmente. No todas son capaces de hacer eso, pero por ejemplo plantas como la glicinia (Wisteria sinensis) o los rosales, se pueden multiplicar por esquejes puesto que sus células se dividirán rápidamente, permitiendo la emisión y el desarrollo de raíces. Estos preservarán el material genético que han tenido siempre, por lo que son muy útiles cuando se quiere multiplicar un ejemplar con características excepcionales sin que estas se pierdan.

Los animales, por el contrario, solo se reproducen de manera sexual. Los descendientes tendrán características de sus progenitores, pero en ningún caso serán idénticos a ellos.

División celular

La división celular está íntimamente relacionado con la reproducción; no en vano, para que un ser vivo pueda crecer y desarrollarse, es necesario que las células se dividan. Pero en el caso de las plantas y animales, este proceso es un poco distinto.

Para que una célula animal se divida en dos, su membrana se estrangula. Por el contrario, para que la célula vegetal se pueda dividir, lo que ocurre es que se forma una especie de tabique, que acabará formando parte de la pared celular.

Vista de las células de las plantas

¿Qué te ha parecido este tema? Esperamos que hayas aprendido mucho sobre las diferencias entre las células animales y vegetales.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.