Diferencias entre lepiota y macrolepiota

diferencias entre lepiota y macrolepiota

A la hora de recolectar setas, existe una gran confusión entre los aficionados que no entienden bien cuáles son las principales diferencias entre lepiota y macrolepiota. Se trata de setas que tienen características diferentes puesto que una de ellas es tóxica para el ser humano. Por ello, es importante aprender todas estas diferencias para aprender a recolectar de forma segura.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las principales diferencias entre lepiota y macrolepiota, sus características principales y consejos para la recolección.

Diferencias entre lepiota y macrolepiota

macrolepiota procera

Lo primero de todo es conocer qué las macrolepiotas las son organismos comestibles mientras que las lepiotas son tóxicas. Una vez conocemos las diferencias entre lepiota y macrolepiota tenemos que conocer más a fondo cuáles son sus características. Las macrolepiotas son las comestibles. Vamos a ver las características de los ejemplares más conocidos:

Macrolepiota procera

Su sombrero es grande, de hasta 25 cm de diámetro, inicialmente esférico, luego convexo y finalmente aplanado con un granate visible en el medio. Tiene una cutícula seca cubierta de grandes escamas de color marrón oscuro sobre fondo beige o blanco. Las láminas son numerosas, apretadas, anchas, de vientre, blancas y beige cuando envejecen.

En cuanto al pie, es alto, cilíndrico, ensanchado en la base, con un gran bulbo en el extremo, semienterrado, fibroso, hueco, de color marrón claro, que desarrolla un patrón en zigzag sobre un fondo más claro a medida que crece en la superficie. Es alto, doble, de anillo membranoso, movible en la madurez, blanco arriba y café abajo, con bordes desgarrados. Cuenta con una carne magra, escasa, blanca, blanda en la parte superior de la cabeza, fibrosa en las patas, agradable en sabor y olor.

Esta macrolepiota la podemos encontrar en diversos hábitats, bordes de caminos, acequias, prados, dehesas, bosques de castaños, pinares y alcornocales en otoño y primavera. Seconsidera excelente para la comestibilidad, especialmente en los párpados de especímenes que no se han abierto por completo. Si nos fijamos en los dibujos de pies, es difícil confundirlo con otras especies del género.

Macrolepiota rhacodes

macrolepiota

El sombrero es primero hemisférico o cónico, luego se vuelve convexo y finalmente se despliega, generalmente sin mamelón, a diferencia de la procera. Su tamaño oscila entre 5 y 15 cm diámetro. Su superficie está cubierta de pelusa gris con grandes escamas marrones, algo levantadas. La carne es blanca y roja cuando se parte, hecho importante que distingue a la especie.

El pie es delgado, de color gris-ocre, volviéndose gradualmente transparente. Su anillo es desmontable y su base bulbosa. Se puede encontrar en las épocas de verano y otoño, normalmente en bosques de coníferas, pero también en bosques caducifolios. Esta Macrolepiota se considera de la misma calidad que la Macrolepiota procera. Sin embargo, se puede confundir con otras lepiotas cuya carne se vuelve roja y puede causar una intoxicación leve.

Macrolepiota excoriata

Su sombrero alcanza de 4 a 12 cm de diámetro, al principio es cerrado, cónico a convexo, luego aplanado con un ligero mamelón. Su cutícula está cubierta de láminas y los bordes son más escasos, de donde se rompe en estrellas. Es de color crema o avellana con un fondo más bien blanquecino. Sus bordes son redundantes, irregulares y sobresalientes.

Los pies son cilíndricos, delgados, rizados en la base, lisos y de color blanco a beige. Sus anillos son simples, membranosos y duraderos en los pies. Su carne, como todas las demás, es delgada y el sombrero es tierno, pero las patas son fibrosas. Es de color blanco, tiene un sabor dulce y un olor agradable.

Se puede encontrar fácilmente en hábitats como pastizales y prados, en otoño y primavera. Esta especie se considera de buena comestibilidad, especialmente los ejemplares jóvenes que están completamente abiertos.

Macrolepiota mastoidea

Su sombrero es de tamaño mediano, hasta 14 cm. diámetro. Es cónico o esférico cuando es joven y luego se expande en forma de campana. La cutícula en la edad adulta es de color crema y se vuelve marrón con pequeñas escamas negras que se distribuyen al azar. En el centro, el mamelón es de color marrón oscuro hasta que la cutícula se separa fácilmente de la pulpa.

Los pies son centrados, cilíndricos y fibrosos huecos. En el lado recto, es esbelto en relación con el sombrero, alcanzando los 18 cm. La longitud y el grosor son de 0,5 a 1 cm. diámetro. En su base hay un desarrollo de cormo bastante pronunciado que se estrecha hacia el ápice. El color de los pies es blanco y están cubiertos de un fieltro marrón crema que es más pronunciado en su parte superior.

La carne es de color blanquecino, blanda y espesa al tacto, mientras que el sombrero es fino. Es de tamaño relativamente raro, tiene un olor a hongos y un dulzor suave muy agradable. Los pies son fibrosos y poco consistentes.

Es una especie bastante común y crece en cualquier hábitat, como claros de bosques diversos, bordes de caminos o prados. Lo podemos encontrar en otoño, podemos verlo solo o en pequeños grupos, pero deja de aparecer una vez que llega el primer frío. Es un buen alimento, pero tiene muy poca carne. Se han notificado casos de trastornos digestivos alérgicos leves.

Lepiotas

principales diferencias entre lepiota y macrolepiota

Entre las diferencias entre lepiota y macrolepiota hemos visto que las lepiotas son venenosas y tóxicas para el ser humano. Vamos a ver cuáles son las principales:

Lepiota helveola

El sombrero mide entre 2 a 7 cm de diámetro en el mejor de los casos. Cambia de color de marrón claro a marrón rojizo y está cubierto de escamas más oscuras que son suaves en los bordes, excepto en los discos, que permanecen lisos.

La longitud máxima del pie es de entre 3 y 5 cm y el grosor de entre 0,3 y 0,8. Frágil cuando joven, velloso, delicado y finalmente hueco, del mismo color que el sombrero, con escamas debajo del anillo. Sus anillos son membranosos, delgados, fugaces, ascendentes y externamente de color pardo o pardo rojizo. Su carne es blanca con tendencia a enrojecer, especialmente cuando se seca o frota, con un ligero olor harinoso. Tiene un sabor suave.

Se puede encontrar en otoño en los bordes de bosques y senderos. Es una especie muy venenosa y puede ser fatal. Por eso debemos prestar atención a esta especie tan abundante, que cada año trae trágicas noticias.

Como recomendación, nunca se deben recolectar lepiotas que tengan un sombrero de menos de diez centímetros de diámetro.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las diferencias entre lepiota y macrolepiota.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.