Dipladenia: cuidados en casa y en el exterior

La dipladenia se cuida fácilmente

La dipladenia es una trepadora tropical que tiene unas preciosas flores con forma de campana que brotan a lo largo de la primavera y el verano. Una de las muchas características interesantes que tiene es que, a diferencia de otras enredaderas, no crece tan rápido. Además, la altura que llega a alcanzar es menor que la de las especies de trepadoras más comunes; de hecho, ese es uno de los motivos por los que es posible cultivarla en maceta durante toda su vida.

Es tan popular, que queremos que sepas cuáles son los cuidados de la dipladenia, porque es una planta que se ve muy bonita en jardines y terrazas, pero también en interiores.

¿Cuáles son los cuidados de la dipladenia?

Es una planta muy bonita, pero para que se mantenga así todo el año, se ha de cuidar. Por eso, a continuación te diremos todo lo que has de saber para que puedas disfrutarla:

¿La dipladenia es una planta de interior o de exterior?

Antes de entrar en materia, vamos a aclarar este tema ya que así sabremos dónde colocarla. Pues bien, la dipladenia, conocida también por los nombres de mandevilla o jazmín chileno, es una planta que vive en la América tropical, como por ejemplo en Ecuador. Por eso, no le gusta el frío, aunque puede soportarlo sin sufrir daños si la temperatura no baja de los 10 grados centígrados; en el caso de que baje más, perderá sus hojas, y si hay heladas morirá.

Por eso, es una planta que, en climas fríos, se tiene en interior (al menos en invierno), pero en los cálidos se puede tener al aire libre durante todo el año. Como máximo mide 5 metros de altura siempre que disponga de soporte, y como sus tallos son delgados, sirve tanto para cubrir pequeñas celosías o arcos, como para decorar la casa.

¿Sol o sombra?

Puede estar tanto al sol como en semisombra, pero dentro de casa se ha de poner en una habitación en la que haya mucha luz ya que de lo contrario no va a poder crecer bien.

¿Qué tierra necesita?

La mandevilla no es una planta muy exigente, pero tanto si se planta en el jardín como si se va a tener en una maceta, es importante que la tierra sea rica en materia orgánica, ligera y que no se compacte hasta el punto de dejar de absorber el agua. Por ello, si la tierra de tu jardín no es así, es recomendable hacer un agujero de plantación grande, de al menos 1 x 1 metros, echarle una capa de unos 40 centímetros de arena de obra (gravilla, de 2-3 mm de grosor) o si lo prefieres greda volcánica, y después sustrato de cultivo universal de cualquiera de estas marcas: Flower (en venta aquí), Fertiberia, Boom Nutrients, Weedness (puedes comprarlo aquí).

Si no dispones de suelo donde plantarla, si hace frío en invierno y/o si quieres tenerla en maceta, puedes plantarla con alguno de los sustratos mencionados antes. Pero eso sí: ten en cuenta que dicho recipiente ha de tener orificios de drenaje en su base, pues si se planta en uno que no tiene, el agua que se acumule dentro la pudrirá.

¿Cuándo regar la dipladenia?

Es una trepadora que no resiste la sequía, por lo que hay que estar un poco pendientes del estado de la tierra. Siempre que no llueva, durante el verano puede ser que tengas que regarla unas 3 veces a la semana (por ejemplo: lunes, jueves y sábado), y que durante el resto del año sean necesarios uno o dos riegos semanales. Pero todo dependerá de qué clima haya en tu zona y de si la tienes dentro o fuera de casa, y es que si se da el caso de que la tienes en interior, es posible que durante el invierno solo tengas que regar una vez a la semana o cada 15 días.

Para que te hagas una idea, yo tengo una en una habitación en la que la temperatura más alta durante el invierno es de unos 17ºC y la mínima de 9ºC. Además, la humedad ambiental es alta, superior al 70%, así que la tierra tarda mucho en secarse. ¿Sabes cada cuánto toca regarla? Pues normalmente se riega una vez por semana, pero ha habido veces que he estado dos semanas sin hacerlo.

En el caso de que no tengas claro cuándo regar, es muy aconsejable el uso de un medidor de humedad de la tierra, como este. No es que sea la herramienta más útil del mundo, pero sí que es una buena guía. Y solo tienes que clavarla en el suelo para saber si está seca (Dry) o no.

Por cierto: si va a estar en una maceta, le puedes poner un plato debajo, pero no te olvides nunca de escurrirlo después de regar. De esta manera, la tierra podrá secarse un poco hasta que tengas que volver a regar.

¿Se ha de pulverizar con agua?

La dipladenia necesita cuidados todo el año

En muchos sitios te dirán que sí, pero lo cierto es que depende. Si vives en una isla o cerca de la costa, y si la tienes en interior, esas pulverizaciones solo favorecerán la aparición de hongos. ¿Por qué? Porque en esos lugares la humedad ambiental es alta de por sí, y si además le echamos agua a las hojas, creamos un ambiente perfecto para que estos microorganismos proliferen.

Por eso, solo se debe de pulverizar en caso de que la humedad ambiental sea baja. Y aún y así, siempre será mejor colocarle recipientes con agua alrededor que pulverizarla. De todas formas, si lo vas a hacer, usa agua de lluvia, destilada o una que tenga poca cal.

¿Cuándo abonar a la dipladenia?

En principio, bastará con abonarla durante los meses cálidos, ya que es cuando más crece. Pero si en invierno las temperaturas son suaves, es decir, si se mantienen por encima de los 10ºC, también será interesante hacerlo durante esa estación. Pero, ¿qué abonos usar?

  • Primavera y verano: se usarán abonos de eficacia rápida, como el guano. También puedes usar fertilizantes para plantas con flor, o de cultivo universal como este.
  • El resto del año: se abonará con abonos de liberación lenta, como este.

En cualquier caso, se han de seguir las indicaciones del envase para que no haya problemas.

¿Cuándo y cómo plantarla en el jardín o cambiarla de maceta?

La dipladenia es una trepadora de fácil cultivo

Esto se hace en primavera, siguiendo este paso a paso:

Plantación en el jardín

Si quieres tenerla en el jardín, apunta:

  1. Elige un lugar soleado donde haya algo que sirva de soporte para tu dipladenia (puede ser un arco, celosía, valla, etc).
  2. Haz un agujero lo suficientemente grande para que pueda caber bien. Recuerda que si la tierra es muy compacta y con mal drenaje, es aconsejable hacerlo de 1 x 1 metro para así llenarlo primero con una capa gruesa de greda volcánica (puedes comprarla aquí) o gravilla, y después con sustrato de cultivo.
  3. Extrae la dipladenia de la maceta con cuidado.
  4. Introdúcela en el agujero, y si ves que queda muy baja, sácala y echa más tierra. Ten en cuenta que la superficie de su cepellón (pan de raíces) ha de quedar solo un poco por debajo -no más de 2 centímetros- del nivel del suelo de tu jardín.
  5. Termina de rellenar el agujero y riega.
  6. Introduce un tutor para ayudar a la trepadora a crecer hacia donde tú quieres.
  7. Y ahora lo que falta por hacer es sujetar algunos tallos al soporte con bridas o alambre. No se deben usar cuerdas, gomas de tela ni similares ya que podrían convertirse en un criadero de bacterias y hongos.

Cambio de maceta

Para cambiarla de maceta, simplemente has de extraerla con cuidado y plantarla en otra que mida unos 5-7 centímetros más de diámetro y de alto que la que ha estado usando hasta ahora. Utiliza un sustrato de calidad, como los mencionados arriba (Flower, Fertiberia, Weedness, etc.), así crecerá sin problemas.

Es importante que quede bien, es decir, centrada y ni baja ni alta. La superficie de su cepellón tiene que estar 1 centímetro por debajo del borde de la maceta para que, al regar, el agua no se pierda.

¿Cuándo se poda?

Aconsejo podarla después de la floración, es decir, a finales del verano o en otoño. De esta manera nos aseguraremos de que florezca sin problemas.

Para ello, podremos usar unas tijeras de podar de yunque, previamente desinfectadas con alcohol de farmacia o con agua y jabón, y recortar aquellos tallos que estén creciendo demasiado, dejándoles algunas hojas.

¿Cuáles son los cuidados de la dipladenia durante el invierno?

No son muchos. Básicamente, se ha de regar cuando la tierra esté seca, abonarla con un abono o fertilizante de liberación lenta, y protegerla de las heladas en caso de que las haya.

Incluso si en nuestra zona hay heladas pero son muy débiles, de hasta -1 o -2ºC y ocasionales, y queremos tenerla en el jardín, podremos taparla con una tela antiheladas para plantas, como esta.

Problemas más comunes de la dipladenia

La araña roja es una de las plagas más comunes en plantas de interior

Imagen – Wikimedia/Gilles San Martin

Aunque es bastante resistente, sí que puede tener algunos problemas:

  • Hojas amarillas: puede ser debido a un mal riego o que tenga frío.
    • Exceso de agua: sabremos si se está regando mucho si vemos que las hojas más viejas empiezan a amarillear y la tierra está muy húmeda. En estos casos, hay que regar menos. Si está en maceta, se sacará y se dejará en un lugar seco y luminoso (sin sol directo) durante una noche para que se seque un poco la tierra.
    • Falta de agua: si las hojas que se están poniendo amarillas antes son las más nuevas, seguramente sea porque les falta agua. Esto tiene fácil solución: simplemente hay que regar hasta que la tierra se empape bien.
    • Frío: cuando las temperaturas bajan de los 10 grados centígrados, las hojas amarillean y se caen. Esto se puede evitar llevándolas a un sitio más protegido, sin corrientes de aire.
  • Plagas y enfermedades: puede verse atacada por araña roja y cochinillas. Estas son dos plagas que se ven más en verano, que es cuando hace más calor, pero no está de más estar un poco pendientes durante el resto del año, especialmente si está dentro de casa. Puedes combatirlas con tierra de diatomeas, o con agua y una cucharada pequeña de jabón neutro diluido.

Esperamos que con estos consejos puedas disfrutar más de tu dipladenia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)