Consejos para elegir la mejor ubicación para el cultivo del cannabis

La planta del cannabis es una de las más conocidas del mundo. Cultivarla no siempre es fácil ni legal, de modo que antes de pensar en adquirir sus semillas es muy importante que nos informemos sobre si podemos o no, ya que de lo contrario podríamos tener problemas.

Si finalmente resulta que nos dejan tener una o dos plantas, es muy importante que sepamos cuáles son sus necesidades, especialmente las de luz. Para que puedan crecer sanas y fuertes, te ofrecemos una serie de consejos para que sepas cómo elegir la mejor ubicación.

El cannabis es una planta herbácea anual que tiene origen en las cordilleras del Himalaya, donde crece estando expuesto al astro rey. Las semillas de marihuana se pueden adquirir por ejemplo en la tienda online https://eurogrow.es/. Su cultivo es realmente muy sencillo, pero para conseguir que la planta se vea espectacular es importante usar siempre sustratos de buena calidad, con buen drenaje y que sean ricos en materia orgánica. Por ello, si no tenemos mucha experiencia es muy aconsejable buscar sustratos que ya estén preparados para su uso, que lleven perlita, vermiculita o fibra de coco y algún tipo de abono orgánico. Otra opción es hacer nosotros mismos la mezcla, siendo una de las más adecuadas la siguiente: 30% de turba negra + 25% de turba rubia +20% de perlita + 15% de fibra de coco + 10% de humus de lombriz.

Pero de nada servirá escoger las mejores tierras si no colocamos la planta donde debe de estar. Y es que, para que todo vaya como la seda debemos de buscarle un sitio donde reciba mucha luz natural. La cuestión es: ¿dónde? ¿En el exterior o en el interior? Pues lo cierto es que donde queramos; aunque eso sí, como las condiciones son muy diferentes, vamos a ver cuál es la mejor zona dependiendo del lugar que hayamos escogido.

¿Dónde colocar la planta de cannabis en el exterior?

El cannabis, al igual que todas las plantas, crecen siempre mejor en el exterior. Al recibir la luz más natural que existe, la que procede del Sol, las hojas pueden hacer la fotosíntesis, lo cual es fundamental para que la salud del vegetal sea buena. Cuando nos planteamos cultivar cannabis en nuestro patio o jardín, lo ideal será colocarla cerca de una pared o, lo que es aún más aconsejable, plantarla en la tierra donde podrá tener un crecimiento y desarrollo adecuados.

En el primer caso, la maceta que escojamos cuando la plántula haya alcanzado una altura de 20 centímetros, debe de ser amplia, de unos 30cm de diámetro, por más o menos lo mismo de profundidad. Al crecer rápidamente, le vendrá muy bien poder disponer de mucho espacio ya desde el principio. La colocamos en una zona donde pueda estar expuesta al astro rey directamente y donde no le dé mucho el viento.

Y en el segundo caso, antes de plantarla es recomendado hacer un agujero en el sustrato de unos 50cm  profundos  y a continuación realizar una mezcla de tierra que antes hemos extraído con un 30% de abono orgánico, como humus de lombriz por ejemplo. Así, seguro que se pondrá preciosa en menos tiempo del que creemos.

¿Y en el interior?

Probablemente haya quien se pregunte si se puede tener en interior, a lo que podemos responder que sí, siempre y cuando se disponga de un armario de cultivo de interior, pues así se puede controlar la humedad, la iluminación y la ventilación. Estos armarios se pueden conseguir en tiendas especializadas llamadas grow shops, así como en viveros online.

Aún así, si en este momento no podemos permitirnos ese gasto, también podemos cultivarla sin él, si en nuestra vivienda hay una habitación por cuyas ventanas entre mucha luz. Asimismo, es aconsejado que no haya corrientes de aire (ni frías ni cálidas), ya que si no es así las puntas de las hojas se tornarían marrones y la planta podría llegar a debilitarse.

Para terminar, un último consejo: el cannabis es una planta que no ocupa mucho espacio; sin embargo, es aconsejado tener los ejemplares separados por una distancia de, como mínimo, 40 centímetros con el fin de que tengan un desarrollo óptimo. De esta manera, las raíces podrán absorber la cantidad de nutrientes que necesitan, sin necesidad de ”luchar” por ellos, lo cual dará fuerza a la planta, lo que se traducirá en una mayor producción de hojas y, por consiguiente, el ejemplar se verá muy, muy bonito.

Así que ya sabes, si quieres poder aprovechar la temporada al máximo, empieza con buen pie y colócala a pleno sol.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *