Cuidados del dondiego de noche en maceta

El dondiego de noche es una hierba pequeña

Imagen – Wikimedia/C T Johansson

El dondiego de noche es una hierba con flores muy bonitas, las cuales brotan durante la estación más cálida del año. Además, como no crece mucho es una de las plantas que se tienen en macetas, por ejemplo sobre una mesa en la terraza, o cerca de la piscina.

Las semillas germinan muy rápido, en cuestión de días, de modo que resultan ideales para que incluso los niños se inicien en el mundo de la jardinería con buen pie. Pero, ¿sabes cómo se cuida el dondiego de noche en maceta? Para que no surjan problemas, a continuación te lo diré.

Elige una maceta con agujeros de drenaje

El material con el que esté fabricada no es tan importante como el hecho de que tenga o no al menos un orificio en su base. La planta que vamos a cultivar no puede soportar el agua estancada en sus raíces, ya que no es una planta acuática. Por eso, es muy importante que busque un recipiente que agujeros; de lo contrario, el dondiego de noche no nos va a durar mucho.

Otro punto del que debemos hablar es del tamaño de dicha maceta. Para esto, tendremos que fijarnos en la propia planta, pues si es aún muy joven y está en una bandeja de semillero por ejemplo, la tendremos que poner en una maceta pequeña, de unos 10 o 12 centímetros de diámetro. Pero si acabamos de comprar un ejemplar que ya está crecido, entonces lo pondremos en una que mida unos 6, o como máximo 8 centímetros más de ancho y de alto.

¿Se le puede poner un plato debajo de la maceta?

Por lo general, yo no lo recomiendo, porque como acabamos de decir, no le gusta tener las raíces encharcadas. Pero sí que podría ser buena idea dejárselo puesto si después de regar nos acordásemos de escurrirlo.

Asimismo, también se le podría poner si en nuestra zona los veranos son muy cálidos hasta el punto de que la tierra se seca prácticamente de un día para otro. Pero para esto sería necesario controlar mucho el riego, comprobando la humedad del sustrato antes de regar, para no cometer el error de echarle agua cuando todavía tiene.

Una manera de hacerlo es con un palo de madera, como los palillos de los restaurantes japoneses. Se introduce hasta el fondo, y listo. Al sacarlo verás si está seco, en cuyo caso tendrás que regar, o si está húmedo.

¿Qué sustrato para plantas necesita?

Aunque es muy resistente, el dondiego de noche, cuyo nombre científico es Mirabilis jalapa, necesita un sustrato de cultivo de cierta calidad; es decir, no podemos ponerle cualquier tipo de tierra, pues de lo contrario tendríamos que asumir el riesgo de que enferme, o de que no podamos controlar bien los riegos y de que al final se muera.

Es más, por eso recomiendo comprar sacos de tierra de marcas muy conocidas, como Flower, o incluso otras que quizás no se conozcan tanto pero que también sean interesantes, como Westland o Fertiberia.

¿Cuándo hay que regar al dondiego de noche en maceta?

Cuando se tiene una planta en maceta hay que pensar que el riego será algo más frecuente que si a esa misma planta la tenemos en el suelo, ya que en el recipiente tiene mucha menos tierra. Además, como ha de estar expuesta al sol de forma directa, tendremos que estar pendientes del riego para que no se deshidrate.

Por consiguiente, regaremos con frecuencia en verano, pero de forma más espaciada durante el resto del año. La cuestión es: ¿cada cuánto hay que regar al dondiego de noche? Pues esto va a depender del clima que haya en tu zona y de cuánto tarde en secarse la tierra de las macetas. Por eso, por lo general podemos decir que se regará una media de tres veces por semana en verano, y de una o dos por semana el resto del año, pero si el clima es muy cálido y seco, tendrás que regar más a menudo.

¿Cómo se riega?

El dondiego de noche se riega por arriba, es decir, echando el agua a la tierra. Hay que echar la cantidad que sea necesaria hasta que esta se quede empapada, y hasta que el agua salga por los agujeros de la maceta. Solo así podremos estar seguros de que lo hemos regado bien.

¿Cuándo se ha de abonar?

El dondiego de noche es una hierba que puede empezar a abonarse desde que es una planta de semillero hasta que sus flores se marchitan. Para hacer eso, podremos aplicarle abonos orgánicos, como los autorizados para la agricultura ecológica: mantillo, guano, abono de algas, humus de lombriz.

Eso sí, como es una planta que tendremos en maceta, es preferible que sean líquidos, para que así las raíces no tengan dificultades para absorber los nutrientes de forma rápida.

¿Cuándo se ha de cambiar de maceta?

Si bien es una planta que vive solo unos meses ya que con la llegada del frío se muere, tendremos que cambiarla de maceta cuando se le salgan las raíces por los agujeros de drenaje del recipiente en el que esté en ese momento. Así, necesitará al menos dos cambios:

  • Del semillero a la primera maceta.
  • De la primera maceta a la segunda para que pueda continuar creciendo.
  • De la tercera a la cuarta, para que pueda florecer con normalidad.

Al final, tendremos una hierba adulta en una maceta de unos 17-20 centímetros de diámetro.

El dondiego de noche es una planta que, como ves, puede mantenerse sin problemas en macetas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.