Bambú de la suerte (Dracaena braunii)

La Dracaena braunii es una clase de arbusto que pertenece a la familia de las plantas asparagáceas. Por lo general, son conocidas como el bambú de la suerte y no se deben confundir con bambús verdaderos, puesto que estos se encuentran emparentados con la familia de los pastos.

Por otro lado, la Dracaena se encuentra vinculada con la familia de los conocidos agaves y hasta con la familia, aunque no lo parezca, de las cebollas.

Características

Esta es una formación en grupo de unos arbustos pequeños que tienen unos tallos bastante delgados al igual que flexibles, con unas hojas que tienen una forma parecida a la de una cinta y que suelen crecer como una planta de los sotobosques en muchas de las selvas tropicales.

Este arbusto tiene un crecimiento de forma vertical que suele medir 1,5 metros de alto, con unas hojas que tienen una medida de entre 15 a 25 centímetros de largo y de entre 1,5 a 4 centímetros de ancho en la zona de la base.

Este es un producto que se usa para el comercio a nivel mundial, siendo desarrollado como una planta china para decoración que recibe el nombre de bambú de la suerte (a pesar de que no se encuentre emparentado con los bambús y no sea una planta que provenga de Asia), partiendo de unos cortos esquejes, que por lo general se colocan dentro del agua.

Esta es una de las especies de Dracaena que provienen de Camerún en las áreas que son de clima tropical en África occidental.

Cultivo y usos

Esta planta al igual que sus especies afines, son plantas bastantes populares para la decoración de los hogares, contando con una extensa cantidad de cultivos vendidos. Tienen la capacidad de sobrevivir en ambientes muy cerrados, sin embargo prefieren recibir  iluminación indirecta, puesto que la luz solar que reciban directamente puede provocar que sus hojas tomen un color amarillo y se lleguen a quemar.

Pese a que tienen un mejor crecimiento en el suelo, con frecuencia suelen venderse con raíces sumergidas en el agua, un agua que necesita ser cambiada en su totalidad cada dos semanas.

Dicha agua tiene que ser embotellada, agua que provenga del grifo que contenga poca cantidad de flúor, o hasta se puede colocar agua del filtro para los acuarios.

Tiene un mejor desarrollo cuando se encuentra a luz plena, con una iluminación que sea indirecta como ya hemos mencionado anteriormente y con una temperatura que supere los 15 °C hasta llegar a los 25 °C.

Suelen ser vendidas con frecuencia en enormes cadenas  de tiendas especializadas de mascotas, colocadas en macetas enraizadas con una roca sumergida, dando la indicación de que esta planta es acuática. Es cierto que tienen la capacidad de sobrevivir de esta manera durante largos meses, pero con el paso del tiempo, esta planta se pudrirá si no se colocan los brotes fuera del agua.

Aquellos bordes en las hojas que son de color amarillo o en su diferencia marrón, pueden ser provocados por una excesiva exposición a la luz del sol de forma directa, por una producción excesiva de raíces o por mucho contenido de flúor en el agua o cloro, este último se puede evitar colocando el agua que proviene del grifo al aire libre durante un día antes de usarla para la planta.

Esas formas retorcidas que pueden llegar a tener la planta pueden ser provocadas por la rotación de la misma, con relación a la gravedad, al igual que la luz que es dirigida hacia dicha planta.

Cuidados

Lo primero que se debe tener en cuenta es si deseas colocar tu planta en agua o en la tierra. Cada una de las opciones tienen sus ventajas, todo depende de la manera en la que te encuentres preparado para cuidarla.

Colocar tierra en exceso o con mucho fertilizante puede dañar la planta. No obstante, si utilizas agua que provenga del grifo con mucho contenido químico, lo más apropiado es que uses tierra y un poco de fertilizante para de esta manera evitar, que las puntas de las hojas se vuelvan amarillas.

Lo siguiente es elegir el mejor recipiente para tu planta. La maceta necesita tener por lo menos cinco centímetros más que la planta que hayas escogido. Por lo general, estas plantas de bambú ya vienen dentro de una maceta, sin embargo, puedes escoger la que más desees para darle tu toque personal.

Si deseas acelerar un poco el crecimiento de tu planta, puedes agregar un poco de fertilizante. Es importante evitar usarlo en exceso. Los riegos tienen que ser de forma moderada. Estas son plantas que no requieren de mucha cantidad de agua.

Es necesario que la planta se encuentre protegida contra la luz del sol directa. Para eso, hay que colocarla en una zona abierta que reciba luz suficiente, pero que no se encuentre expuesta a la luz del sol.

Si quieres que tu planta de bambú de la suerte tenga un poco más de estilo, puedes elegir algunos tallos para realizar un bonito arreglo enlazado. Para eso, es importante que uses los tallos que son más jóvenes.

Eliminar las hojas muertas y las de color amarillo, ya que debido a ciertos factores, los bordes de las hojas de la planta pueden volverse de este color y es por ese motivo que necesitan ser eliminadas. Las hojas enteras se deben retirar al tirarlas hacia abajo en dirección a la base cercana al tallo, y para las de color amarillo puedes usar unas tijeras esterilizadas.

Si observas que uno o un par de tallos han crecido demasiado altos, los puedes cortar y luego volver a sembrar. Esto es de gran ayuda para que la planta no se ponga demasiado frondosa.

Enfermedades

Esta es una planta que tiene mucha resistencia y por lo general no suele tener muchos problemas con las plagas o las enfermedades. Si ocurre el caso de que se observa la presencia de algún encharcamiento y la luz solar es poca, es posible que haya sido atacada por la presencia de dos clases de hongos que pueden provocar daños muy serios en áreas de la planta como por ejemplo las hojas o el tallo.

Si por el contrario ves que las hojas se vuelven de color amarillo, es de mucha importancia que las elimines antes de que se lleguen a propagar por todas las áreas de la planta.

Si por otra parte se vuelven de color blanco o en su diferencia marrón, quiere decir que la planta se pudre, por lo tanto es indispensable que la cambies de maceta y la coloques agua limpia. Así mismo, es importante que cortes el área del tallo que se encuentre dañado para que de esta manera puedas salvar la parte que esté mucho más sana.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.