Rocío del sol común (Drosera rotundifolia)

Vista de la Drosera rotundifolia

Imagen – Wikimedia/Bernard DUPONT

Las plantas carnívoras tienen fama de ser muy complicadas, pero lo cierto es que su principal secreto está en el agua: si se usa la de lluvia o destilada, pasan a ser bastante fáciles de cuidar, sobretodo si hablamos de la Drosera rotundifolia.

Esta es una especie pequeña pero increíblemente bonita, que se cultiva en macetas de plástico sola o con otras carnívoras, en lugares donde no llega la luz del sol de forma directa.

Origen y características de la Drosera rotundifolia

La Drosera rotundifolia es una planta carnívora

Imagen – Wikimedia/Sarkan47

Se trata de una planta carnívora conocida como rocío de sol común o rocío de sol de hojas redondeadas originaria del norte de Europa, buena parte de Siberia, norte de Norteamérica, Corea, Japón y Nueva Guinea.

Vive en turberas y humedales, donde sus raíces encuentran tan pocos nutrientes que a sus hojas no les ha quedado más remedio que adaptarse, y lo han hecho convirtiéndose en hojas-trampa. En el haz de cada una, veremos que tienen pelillos glandulares de color rojo las cuales secretan un mucílago pegajoso. Si un insecto se posa en ellas, se queda atrapado, y termina muriendo. Luego las enzimas de la Drosera digieren su cuerpo.

Su tamaño es, como decíamos, reducido: no más de 5 centímetros de diámetro por 1-2 centímetros de alto; ahora bien, su inflorescencia llega a medir hasta 25 centímetros de alto. Sus flores crecen sobre un tallo, el cual emerge del centro de la roseta de hojas, y tienen cinco pétalos blancos o rosados. Las semillas son alargadas, de color marrón claro, y con un tamaño de 1 a 1,5 milímetros.

Al vivir en zonas donde los inviernos son muy fríos, produce un brote hinchado a nivel del suelo con hojas apretadas que le ayudará a mantenerse con vida hasta que regrese la primavera.

¿Cuáles son sus cuidados?

Si quieres tener un ejemplar, te recomendamos proporcionarle los siguientes cuidados:

Ubicación

La Drosera rotundifolia es una carnívora que necesita sentir el paso de las estaciones, de modo que ha de estar en el exterior, en semisombra.

Sustrato

Crece en turberas y humedales, pero en cultivo se tiene en macetas con una mezcla de turba rubia y perlita a partes iguales (en venta aquí).

Es importante humedecer bien el sustrato antes de rellenar con él la maceta, ya que así le es más fácil superar el trasplante a la planta. Usa para ello agua destilada o de lluvia.

Riego

Vista de la Drosera rotundifolia

Imagen – Wikimedia/Noah Elhardt

El riego ha de ser frecuente, especialmente durante el verano. En esta estación puedes ponerle un plato debajo e ir llenándoselo cada vez que lo veas vacío, pero el resto del año y sobretodo en invierno es mejor que vayas regando el sustrato unas 2-3 veces por semana.

Usa agua de lluvia o destilada.

Abonado

No se deben de abonar las plantas carnívoras. Sus raíces se quemarían.

Multiplicación

Si quieres conseguir nuevos ejemplares de Drosera rotundifolia, la manera más sencilla es plantarla en una maceta de plástico un poco ancha, y cuando se marchiten sus flores cortarlas y enterrarlas en el sustrato, o en otra maceta.

Pero si aún no tienes un ejemplar, puedes adquirir semillas en primavera, y sembrarlas en un recipiente -de plástico-, con turba rubia mezclada con perlita a partes iguales. Si lo mantienes húmedo y en semisombra, germinarán en unas dos a tres semanas.

Poda

No lo necesita. Tan solo hay que ir cortando las hojas secas.

Trasplante

Bastará con hacerlo solo una o dos veces: recién adquirida y/o cuando haya ocupado toda la maceta. Hazlo en primavera, y usa macetas de plástico con agujeros de drenaje siguiendo este paso a paso:

  1. Primero, pon en remojo la mezcla de turba rubia y perlita en un barreño con agua destilada durante unos minutos, hasta que veas que está bien húmeda.
  2. Mientras tanto, limpia la maceta con agua destilada y unas gotas de lavavajillas. Es importante enjuagar bien, para que no quede ni rastro de espuma, y secarla.
  3. Luego, rellena la maceta con la mezcla de sustratos, y haz un agujero con los dedos en el centro.
  4. Después, extrae la Drosera rotundifolia de su maceta vieja con cuidado, e introdúcela en la nueva.
  5. Por último, termina de rellenar la maceta nueva y colócala en el exterior, en semisombra.

Plagas y enfermedades

Las hojas de la Drosera rotundifolia son redondeadas

Imagen – Flickr/Mark Freeth

La Drosera rotundifolia es bastante resistente. Quizás tenga alguna cochinilla, pero nada importante. De todas maneras, como es una planta pequeña puedes quitársela con un pincel.

Rusticidad

Resiste el frío y las heladas de hasta los -4ºC.

¿Qué usos tiene la Drosera rotundifolia?

Tiene varios:

Ornamental

Es una planta muy decorativa. Es pequeña, bastante fácil de cuidar, y además resiste heladas. Se suele tener junto con otras droseras, pinguiculas, o incluso sarracenias en jardineras de plástico.

Culinario

En Escocia la aprovechan para hacer colorantes.

Medicinal

El extracto producido a partir de esta especie tiene propiedades antiinflamatorias, antiespasmódicas y antiangiogénicas.

¿Dónde comprar?

Es una de las carnívoras más comunes en los viveros, donde las venden por un precio de unos 6-7 euros. Aunque también puedes conseguirla desde aquí:

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior