Cuidados del durillo en maceta

El durillo en maceta es fácil de cuidar

De forma habitual no se suele relacionar el invierno con plantas verdes, vivas y con flores. Y es normal, pues las duras condiciones que traen consigo las heladas y el frío dejan a la mayoría de los vegetales sin suficiente energía para poder crear frutos y flores. No obstante, sí que podemos disfrutar de las flores de algunas plantas, como por ejemplo el Viburnum tinus, también conocido como durillo. A pesar de que podemos cultivar esta planta en el jardín, también tenemos la opción de decorar nuestro hogar o terraza con ella. Por ello vamos a hablar en este artículo sobre el durillo en maceta.

A parte de explicar qué es este bonito vegetal, hablaremos sobre los cuidados que requiere, las plagas y enfermedades que lo pueden afectar, cuánto puede llegar a crecer y cuándo empieza a florecer.

¿Qué es el durillo?

Las flores del durillo florecen en invierno

Antes de hablar sobre cómo cuidar el durillo en maceta, vamos a explicar qué es para comprender mejor a este vegetal. Cuando hablamos del Viburnum tinus, nos referimos a una planta autóctona de la península ibérica. Esta crece salvajemente en los montes de España, junto a otros vegetales como coscojas, encinas, lentiscos y madroños. A pesar de que comparta espacio con tanas plantas, el durillo no pasa desapercibido.

Como bien indica su nombre, el arbusto conocido como durillo es de dureza probada. Es sumamente resistente, pues aguanta tanto el sol como la sombra, y también el frío y el calor. Esta planta conserva siempre su color verde, independientemente de la estación en la que nos encontremos. Y no sólo eso, si no que además florece en invierno, que es la época más difícil para los vegetales por las heladas y las bajas temperaturas constantes.

Lo primero que hace el Viburnum tinus es mostrar sus cabezuelas con forma de botones rosados. Estos acabarán dando lugar a las bonitas y pequeñas flores de color blanco que van formando unos ramilletes dignos incluso para la más exigente de las novias. Sin lugar a dudas es una planta que merece mucho la pena cultivar si queremos disfrutar de unas bonitas flores invernales.

¿Cómo cuidar la planta del durillo en maceta?

El durillo es una planta muy resistente

Ahora que ya sabemos qué es el Viburnum tinus, vamos a hablar sobre los cuidados del durillo en maceta y también en el jardín. Como cabe esperar por su rusticidad, es un arbusto bastante fácil de mantener y poco exigente. La ubicación, por ejemplo, no es muy importante, pues es capaz de sobrevivir tanto al sol como a la sombra. Además, como ya hemos mencionado anteriormente, es resistente tanto al calor como al frío, hasta cierto punto.

Respecto al tipo de tierra, tampoco es que sea muy exigente el durillo. No obstante, sí que es cierto que prefiere un buen drenaje, tanto en el jardín como en maceta. Por lo tanto deberíamos procurar que nuestro Viburnum tinus se encuentra en una maceta con agujeros en la base. Con el fin de evitar que se encharquen las raíces de este arbusto, lo mejor es mezclar la tierra con algo de arena. Otro aspecto que debemos tener en cuenta para que no sufra de un exceso de agua es el riego, que obviamente deberá ser moderado. Generalmente, el durillo tolera mucho menos el exceso de agua que la sequía. De hecho, si tenemos esta planta en el jardín, en invierno casi ni hará falta regarla.

Como cabe esperar al tratarse de un arbusto, el Viburnum tinus necesita ser podado de vez en cuando. Las podas más fuertes las deberíamos hacer cuando termina la época de floración. No obstante, sí que podemos ir haciendo pequeños retoques. Lo único que debemos vigilar es de no perjudicar los capullos que están en fase de desarrollo. Esto es válido tanto para el durillo en maceta como en el suelo.

Plagas y enfermedades del durillo

De nuevo hay que destacar que el Viburnum tinus es un arbusto extremadamente resistente. No sólo soporta bien diferentes temperaturas, si no que resulta bastante difícil que le afecten hongos, insectos, enfermedades o parásitos. Sin embargo, sí que puede verse afectado por algún hongo o por el molesto pulgón.

Es posible que si el durillo se encuentra en un lugar con sombra, pueda aparecer un hongo denominado oídio, al menos durante la primavera y el otoño. Si nos pasa esto, tiene una solución muy sencilla. Basta con rociarlo con un fungicida polivalente, como podría ser por ejemplo el difenoconazol. No obstante, siempre es mejor prevenir que curar. Una opción sería buscar un sitio más soleado donde colocar la planta. Si no nos es posible, podemos intentar mejorar la aireación del interior del durillo mediante una poda. De esta manera conseguiremos disminuir el riesgo de humedad de forma considerable.

En el caso de que el Viburnum tinus se vea afectado por el pulgón, podemos utilizar ciertos productos con el fin de eliminarlo. Por ejemplo, podríamos aplicar aceite de Neem o jabón potásico.

¿Cuánto crece el durillo?

El durillo se utiliza como planta ornamental

En el suelo, con unas condiciones de cultivo óptimas y unos buenos cuidados, el Viburnum tinus puede llegar a alcanzar entre cuatro y cinco metros de altura. Sin embargo, es difícil que alcance estas dimensiones encontrándose en una maceta. Pero si esta es lo suficientemente grande, sí que podría darse el caso. De todas formas, lo más habitual es que este arbusto crezca según las preferencias de su cuidador.

¿Cuándo florece el Viburnum?

Mientras que las hojas se mantienen verdes durante todo el año, las flores blancas del durillo destacan por florecer durante la estación del año menos esperada: el invierno. Por este motivo el Viburnum tinus es un arbusto muy popular para tener en los jardines o en macetas. Las flores de este vegetal son hermafroditas y se desarrollan en corimbos.

Los frutos comienzan a aparecer en otoño y son de color azul metálico y con forma ovoide. Como estos se mantienen en el durillo durante un periodo de tiempo muy largo, esta planta tiene un mayor atractivo ornamental durante el invierno.

Si todavía no tenéis ningún durillo en maceta, no esperéis más y adquirid uno para disfrutar de unas flores hermosas rodeadas de hojas verdes en invierno.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.