Echeveria ‘Perle von Nürnberg’

La Echeveria Perle Von Nurnberg es lila

Imagen – Wikimedia/Karl Thomas Moore

Las echeverias son unas suculentas magníficas, que con unos cuidados muy básicos van a estar en unas condiciones perfectas. Son tan bonitas y llaman tanto la atención, que se han creado numerosos híbridos y cultivares, como la Echeveria ‘Perle von Nürnberg’. Esta se encuentra a la venta con relativa facilidad en los viveros de cactus y crasas, así como en aquellos en los que venden todo tipo de especies; incluso a veces también la encuentras en supermercados como el Lidl o el Aldi, en los que cada semana renuevan su catálogo de plantas.

¿Por qué? Por varias razones. No solo hablamos de una planta fácil de cuidar y bonita, sino que además es fácil de multiplicar por esquejes de hojas, mucho más que por semillas. Así, si quieres obtener nuevos ejemplares del tuyo, solo tendrás que coger alguna hoja y ponerla a enraizar en una maceta. Pero si quieres saber cómo se hace, a continuación vamos a hablar de este y otros temas para que tu suculenta pueda estar preciosa siempre.

¿Cómo es?

La Echeveria Perle von Nurnberg es pequeña

Imagen – Wikimedia/stephen boisvert

La Echeveria ‘Perle von Nürnberg’ es una suculenta que no encontrarás en la naturaleza, ya que se trata de un híbrido creado por el ser humano, en concreto lo hizo el jardinero alemán Alfred Gräser sobre el 1930. Sus padres son la Echeveria gibbiflora ‘Metallica’ y la Echeveria elegans. El nombre científico es el siguiente: Echeveria x perle von Nuremberg.

Se trata de una planta que crece formando una roseta de hojas carnosas y de color lila-rosado. Esta puede medir unos 30 centímetros de diámetro por unos siete u ocho centímetros de alto más o menos. Tiende a producir algunos hijuelos a lo largo de su vida. Las flores surgen de un tallo el cual brota del centro de la roseta, y son rosadas. Florece en primavera.

De este híbrido se han obtenido otros cultivares, como por ejemplo:

  • Echeveria ‘Green Pearl’: como su nombre indica, sus hojas son verdes (green es verde en inglés).
  • Echeveria ‘Purple Pearl’: tiene las hojas de un color más oscuro, más rojizo.
  • Echeveria ‘Rainbow’: es similar, pero con las hojas variegadas. Tiene las hojas lilas, pero con una línea verduzca que va desde el centro de la roseta hasta la punta de cada hoja.
  • Echeveria ‘Son of Pearl‘: las hojas son algo azuladas.

¿Cuáles son los cuidados de la Echeveria ‘Perle von Nürnberg’?

Ahora que sabemos un más sobre ella, hay que conocer los cuidados que se le debe proporcionar. Así que si has adquirido una, te recomendamos que la cuides de la siguiente manera:

¿Es de interior o de exterior?

Esta echeveria es una planta que aguanta bien el fresco, pero las heladas, o incluso la escarcha, dañan sus hojas ya que estas son muy delicadas y se estropean con facilidad. Por este motivo, solo se debe de mantener fuera todo el año si en otoño e invierno las temperaturas son superiores a los 5ºC.

Ahora bien, por propia experiencia también te digo que si estás en una zona donde el termómetro baja a los 0 grados, o incluso si hay alguna helada muy débil de hasta -1ºC y puntual, si la tienes en el exterior pero bajo un techo o algo resguardada, lo más probable es que aguante bien.

¿Sol o sombra?

La Echeveria Perle von Nurnberg es lila

Imagen – Wikimedia/Mauronarf

Nuestra protagonista es una crasa que necesita mucha, mucha luz. Lo ideal es que se acostumbre al sol directo desde joven, pero también puede crecer bien con luz filtrada. Pero, insisto, ha de estar siempre en una zona en la que claridad. Si va a estar dentro de casa, tendremos que ponerla en la habitación en la que haya ventanas por las que los rayos solares entren directamente; y si la mantendremos fuera, puede estar o bien en el sol o bien en una zona en la que la luz sea filtrada por ejemplo por una malla de sombreo.

¿Maceta o suelo?

Esto va a depender sobre todo de ti, de tus preferencias. También del clima, pero menos porque aunque haya heladas en tu zona, si tenéis una primavera y un verano cálidos, con temperaturas superiores a los 20ºC, tienes opción de plantar tu echeveria en el jardín con su maceta. Luego, cuando empiece a hacer mal tiempo, solo tienes que sacarla y llevarla dentro de casa.

Ahora bien, sí es importante que tengas en cuenta que la tierra ha de tener muy buen drenaje, ya que es una planta a la que no le gustan los encharcamientos. Por ello, si quieres plantarla en una maceta, has de ponerle por ejemplo sustrato para suculentas como este, o bien una mezcla de turba con perlita a partes iguales.

Si el suelo del jardín se encharca rápido, haz un agujero de unos 50 x 50 centímetros y procede luego a llenarlo con algún sustrato que acabamos de mencionar.

¿Cuándo se riega a la Echeveria ‘Perle von Nürnberg’?

Hay que regarla únicamente cuando la tierra esté seca. Como hemos dicho, no le gusta nada el exceso de agua, de modo que hay que procurar regar demasiado. En caso de duda, te aconsejamos usar el método del palito para ver si la tierra está húmeda o si por el contrario ya se ha secado. Aquí explicamos cómo se hace:

¿Cuándo hay que abonarla?

Se puede abonar en primavera y hasta finales del verano. Así conseguiremos que crezca bien, y que esté fuerte. Pero es aconsejable echarle abonos o fertilizantes que sean para plantas suculentas como este, ya que estos tienen los nutrientes que necesita para crecer sin problemas.

¿Cómo se multiplica?

La Echeveria perle von nurnberg se multiplica por esquejes

Imagen – Flickr/stephen boisvert

La forma más fácil y rápida es por esquejes de hojas a lo largo de la primavera. Simplemente tienes que coger algunas que no sean ni muy nuevas ni tampoco muy viejas, y recostarlas sobre una maceta con sustrato para este tipo de plantas. Cubre el área del corte de cada hoja con un poco de esta tierra, ya que es por ahí por donde brotarán las raíces y es muy aconsejable que se encuentren con un poco de tierra para poder desarrollarse bien.

¿Tiene plagas o enfermedades?

Por desgracia, pueden afectarle varias plagas, como las cochinillas o los caracoles. Las primeras las veremos sobretodo en verano, entre las hojas; los segundos aparecen tras un episodio de lluvias, y lo que hacen es comerse a la planta.

Con el fin de evitarlo, es aconsejable que se trate con tierra de diatomeas en el caso de que tenga cochinillas, o con algún repelente de caracoles si estos animales están cerca.

Y tú, ¿tienes alguna Echeveria ‘Perle von Nürnberg‘?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.