Echeveria pulvinata, planta ideal para tener en maceta

Echeveria pulvinata

Las plantas crasas del género Echeveria son unas auténticas maravillas. Cualquiera diría que parecen flores que crecen a pocos centímetros del nivel del suelo, ¿verdad? Sin embargo, ellas también tienen sus propias flores. Pequeñas, de no más de 1cm de diámetro, pero muy bonitas.

De entre todas ellas, hay una que me gustaría recomendarte especialmente: la Echeveria pulvinata. ¿Por qué? Bueno, además de poseer las cualidades de sus hermanas, esto es, crecimiento rápido, fácil reproducción por esquejes y mantenimiento bajo, sus hojas son muy ornamentales. Y eso, sin contar con que en prácticamente cualquier vivero te la puedes encontrar. ¿Te animas a tener una?

Echeveria pulvinata

La Echeveria pulvinata, también conocida como Echeveria peluda, pertenece a la familia Crassulaceae. Es originaria de Oaxaca (México). Sus hojas son espatuladas, acabadas en punta y cubiertas por pelillos que le dan un aspecto aterciopelado. Las flores son pequeñas, de menos de 1cm de diámetro, de color naranja o rojo, y salen de un tallo floral de 8cm de longitud aproximadamente.

Con una altura de 30cm, es una planta perfecta para tener en maceta, ya sea en el exterior o en el interior del hogar, o en la rocalla junto con otras suculentas.

Flores de la Echeveria pulvinata

Los cuidados que necesita la Echeveria pulvinata son muy pocos, como vamos a ver:

  • Ubicación: puede estar a pleno sol si queremos que adquiera los tonos rojizos, o en semisombra si nos gusta más que se mantenga verde.
  • Riego: una vez o dos por semana en verano, y cada 10-15 días el resto del año. Es importante evitar mojar las hojas, ya que podrían pudrirse.
  • Abono: desde primavera hasta finales del verano, se recomienda abonar con cualquier abono orgánico líquido, siguiendo las indicaciones especificadas en el envase.
  • Trasplante: se debe realizar una vez al año, en primavera. Para ello podremos usar sustrato universal mezclado con un 30% de perlita o arena de río.
  • Poda: no es necesaria. Sólo quitaremos las flores marchitas.
  • Plagas y enfermedades: las Echeveria son plantas resistentes, pero pueden perjudicarles los hongos si el riego es excesivo.
  • Rusticidad: soporta heladas ligeras de hasta los -2ºC.

Echeveria pulvinata

Y si además quieres tener más ejemplares, sólo tienes que cortar los tallos que más te gusten en primavera o verano, y plantarlos en una maceta individual. En 2-3 semanas empezarán a emitir raíces.

¿Conocías esta bella planta? 🙂

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *