Echinacea angustifolia

Echinacea angustifolia

Entre las equináceas, nos encontramos algunas variedades interesantes con usos medicinales. Hoy hablamos de una variedad muy cultivada y usada. Se trata de la Echinacea angustifolia. Entre sus nombres comunes nos encontramos con flor púrpura de la pradera, flor cónica de la pradera o rudbeckia. Pertenece a la familia de las Compuestas y su origen proviene de Estados Unidos. Es una planta con usos medicinales pero que también tiene usos decorativos. Gracias a ello, se ha extendido por casi todo el mundo.

¿Quieres saber más sobre la Echincea angustifolia? Te explicamos aquí sus características, propiedades y cómo cultivarla.

Características principales

Flor de Echinacea angustifolia

El tallo de de esta planta es de color verde oscuro. Si las condiciones ambientales y de cuidados que se le dan son los ideales, podrá medir hasta 1,2 metros de altura. Las hojas, al igual que los tallos, son de color verde oscura. Su superficie es algo más áspera, con forma triangular y alargada.

El poder más decorativo y llamativo que tiene la Echinacea angustifolia son sus flores. Es la parte más llamativa de la planta sin duda alguna. En esta variedad de equinácea, las flores son de color rosa. También pueden ser de color blancas en la variedad Echinacea pallida o rojo y púrpura en la variedad Echinacea purpúrea. Ambas variedades son también muy conocidas, cultivadas y usadas en casi todo el mundo. La apariencia de estas plantas son semejantes a las de las margaritas. Su fruto es un tetraquenio anguloso donde tiene las semillas para su expansión.

Los nativos de América del Norte fueron los primeros que emplearon esta planta como medicina. Dado que es originaria de allí, los experimentos medicinales fueron empleados en estas personas. Se utilizaba principalmente para tratar algunas enfermedades respiratorias y para aliviar los síntomas de picaduras de serpiente. Para ello, tomaban infusiones de la raíz y las hojas en polvo. De esta forma, también se conseguían efectos como aliviar la irritación de garganta, encías y bocas y tratar algunas enfermedades como las paperas, el sarampión, el reumatismo y la viruela.

Era útil también para tratar algunos dolores de muelas. Los comanches se aplicaban la raíz de la planta directamente en la muela afectada.

Cultivo de la Echinacea angustifolia

Propiedades medicinales de Echinacea angustifolia

Vamos a repasar todos los requisitos y necesidades que tiene la Echinacea angustifolia para su cultivo. Lo primero es el clima. Requiere de un clima templado y es capaz de soportar algunas heladas o tiempos en los que la temperatura permanece muy baja. Para poder sobrevivir a estas condiciones, se necesita de una exposición al sol de forma constante. También puedes colocarla a semisombra si el lugar donde vives tiene un fuerte sol. Así, estaremos evitando que las hojas se dañen. Al igual que soporta algunas heladas, puede aguantar muy bien las temperaturas altas del verano.

En cuanto al suelo, debe tener textura arcillosa, suelto y con un buen drenaje. Si el suelo está compactado, dificultaría enormemente la expansión de las raíces. Es importante que el suelo tenga buen drenaje para que no se agolpe el agua de riego. Además, esto permite una mejor aireación y no deja que se acumule el exceso de agua y humedad.

Aunque las equináceas soportan bien la sequía, debemos mantener el suelo con un determinado grado de humedad para que crezcan más rápido. Esto no quiere decir que nos tengamos que pasar con el riego. La planta no soporta el encharcamiento. El exceso de agua provocaría que las raíces se pudran. Por ello, hay que dejar que la tierra se empiece a secar para volver a regar de nuevo.

Reproducción

Hojas de la Echinacea angustifolia

Si queremos reproducir la Echinacea angustifolia, tenemos que hacer uso de las semillas. Para esto es importante tener el suelo preparado con algo de turba y asegurar que tenga un buen drenaje. La semilla se coloca sobre la tierra y no la enterramos. Lo que tenemos que hacer es depositarla y cubrirla con una fina capa de arena. Durante la etapa de germinación, es de vital importancia proteger a la semilla de las aves y roedores. Es recomendable dejar una distancia de unos 40 o 45 cm entre las hileras y 30-35 cm entre las semillas. Si hemos hecho este paso bien y las hemos cuidado, en tan solo 15 días germinarán.

Si queremos realizar un trasplante, hay que esperar a que la planta esté germinada entre 6 y 7 semanas. La siembra es conveniente hacerla en primavera, puesto que tendrá más éxito en su crecimiento. Para la reproducción, también podemos hacerlo por división de la planta y tendrá que hacerse en otoño.

Otro método para reproducir la equinácea es el de dividir en trozos la raíz. Cogeremos segmentos de hasta 12 cm de largo de la raíz de una planta que ya tenga entre 3 o 4 años. De esta raíz podremos obtener varias plantas. La floración tiene lugar desde finales de junio a agosto.

Propiedades y beneficios

Cultivo de Echinacea angustifolia

Como hemos mencionado, la Echinacea angustifolia es utilizada para fines medicinales. Los principios activos que tiene esta planta tenemos la equinacina, el ácido cafeico y el chicórico. Estos principios activos aumentan la producción de interferón y glóbulos blancos. Gracias a estas propiedades, esta planta ha sido catalogada como un antibiótico vegetal.

Entre sus propiedades nos encontramos con:

  • Antispética, ya que incrementa la resistencia que tiene la piel ante el ataque de virus, hongos y bacterias.
  • Antiinflamatoria. Ayuda a combatir los efectos de la artritis crónica y disminuye hasta en un 22% la inflamación.
  • Cicatrizante, puesto que ayuda a restaurar los bordes de las heridas abiertas. Ayuda también a tratar algunas úlceras, infecciones de la piel, forúnculos y sabañones.
  • Antioxidante. Nos protege la piel de la acción dañina que tiene el oxígeno y los radicales libres.

Para consumir la Echinacea angustifolia se pueden utilizar jugos y tinturas. Gracias al extracto que tienen en la raíz se pueden preparar algunas tisanas. Con las hojas se preparan infusiones y ensaladas.

Espero que esta información te ayude a saber más sobre esta equinácea y puedas cultivarla en tu jardín para disfrutar de su valor de decoración y su poder medicinal.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.