Echinacea (Echinacea purpurea)

La echinacea o equinácea purpurea es una planta muy parecida a la margarita. Dicha especie  pertenece a la familia de las asteráceas. Este género se encuentra conformado por nueve equináceas distintas y la más popular es la equinácea púrpura, la cual es conocida científicamente con el nombre de Echinacea purpurea.

Son plantas que provienen de los Estados Unidos, sin embargo y actualmente es una de las plantas que más se cultiva alrededor de casi todo el planeta tierra.

Características de la Echinacea purpurea

La Equinácea o Echinacea purpurea, tiene unas flores que son muy llamativas y al mismo tiempo agradables para la vista y es precisamente por esto último, que esta planta es muy popular para decorar cualquier tipo de jardín.

De igual manera, esta planta posee grandes beneficios medicinales y es por eso que en casi todos los hogares podemos encontrarnos con una.

Echinacea, es una palabra que proviene del griego Echinos, que quiere decir Erizo y esta es una de las características que tiene la flor de esta planta, luego Purpúrea viene del latín, del color púrpura y también rojo violeta.

En la antigüedad, la equinácea era uno de los principales cultivos de plantas medicinales de los aborígenes que se encontraban en ese momento en América del Norte, en especial, de los clanes sioux, omahas, poncas, comanches, entre otros.

Estos usaban un líquido muy similar a una papilla, que extraían de la equinácea, además de las raíces cortadas en pequeños pedazos o trituradas que servían como una poderosa medicina.

Las tribus antiguas, también utilizaban esta planta como tratamiento para las picaduras de insectos y antídoto contra las mordeduras de algunas especies de serpientes.

Las Echinaceas purpurea son plantas vivaces de larga duración, esto significa que en ningún momento van a perder su frondosidad sin importar en que estación del año nos encontremos. Poseen raíces delgadas que se dividen en varias ramificaciones para lograr el desarrollo de un tallo que sea suficientemente fuerte, miden aproximadamente 1,2  metros de alto, mientras que su extensión puede llegar a ser de unos 45 centímetros.

Tiene hojas completas de un color verde muy oscuro con forma ovalada o de punta dentada muy parecida a una lanza, mientras que las hojas que se encuentran en el tallo son más pequeñas. Al tacto, son ásperas por los dos lados y por lo general sus bordes suelen ser lisos u ondulados. En ocasiones, algunas pueden llegar a tener algunas espinas en el tallo.

Sus flores son muy parecidas a las de una margarita. Tiene un apéndice membranoso muy alargado, mientras que su disco floral tiene un tamaño considerable y además algunas veces tiene espinas. El apéndice membranoso, puede tener varios colores, como por ejemplo el rosa, blanco, purpura o rojo y todos estos colores mencionados, representa a un tipo específico de equinácea.

El fruto que genera la misma se llama, tetraquenio anguloso, siendo una planta que es muy común encontrarlas en cualquier jardín, no obstante, esta planta brota de manera natural en distintas partes del mundo.

Beneficios de la Echinacea purpurea

En algunas regiones, a la de la Echinacea purpurea también se le conoce con el nombre de antibiótico vegetal, no obstante, los beneficios que posee dicha planta van más allá de eliminar ciertos microbios que dañan nuestro organismo.

La parte que más se usa de la de la Echinacea purpurea es la raíz, sin embargo, muchas personas también utilizan la planta por completo, debido a su alto contenido de ácidos chicóricos y caféicos.

La de la Echinacea purpurea ayuda a todo el sistema inmunológico del organismo, es muy buena para combatir los casos de catarros y de gripes además de curar las heridas.

Cultivo de la Echinacea purpurea

Cultivar esta planta es relativamente sencillo, ya que la misma no necesita de grandes cuidados y es que reacciona muy bien frente a la luz que producen los rayos del sol. Igualmente es capaz de tolerar las temperaturas bajas y se desarrollan de manera óptima en los suelos que tiene un excelente drenaje.

Es de suma importancia, empezar a sembrar las semillas a mediados de los meses de marzo o abril.

Antes de empezar con la labor de cultivo de esta planta, podemos separar por capas el suelo donde vamos a realizar el cultivo, haciendo una mezcla de turba y arena, esto se realiza con el fin de garantizar que de la Echinacea purpurea tenga un óptimo drenaje. Después de esto pasaremos a las semillas, estas las podemos conseguir en cualquier establecimiento especializado en el cultivo de plantas o directamente de aquellas plantas adultas que ya tengan más de dos años con una apariencia sana.

Vamos a ponerlas dentro de la tierra, no sin antes asegurarnos de que esté lo bastante suelta; por otro lado, la profundidad no debe ser mayor al doble del tamaño que tenga la semilla.

Cuidados de la Echinacea purpurea

A pesar de que la de la Echinacea purpurea posee muchos beneficios medicinales, la mayoría de las personas la utilizan para embellecer sus jardines. Es importante regarla de forma moderada, como ya mencionamos anteriormente.

Esta planta tiene la capacidad de aguantar las temporadas muy secas, así que antes de regarlas nuevamente, es necesario esperar un poco hasta que el suelo esté completamente seco, debido a que a la de la Echinacea purpurea le afecta mucho el exceso de agua. Si las regamos con demasiada agua, las raíces de la planta van a pudrirse, lo que provocará la reproducción de algunas especies de hongos, que en casos más extremos acabarán con la vida de esta.

La Echinacea purpurea empieza a florecer entre el mes de junio y el de agosto.

Podemos trasplantar la de la Echinacea purpurea en macetas para resguardarla en el interior de un invernadero por lo menos mientras pasa su primer verano. Vamos a poner una capa de piedras en lo que será la base de la maceta, de esta manera, nos aseguraremos de brindarle todo el oxígeno que necesiten las raíces de la planta y al mismo tiempo para que tenga un mejor drenado.

Después de que haya pasado la primavera, vamos a plantar nuestra de la Echinacea purpurea en lo que será el espacio donde se desarrollara hasta lograr su completa madurez, esto lo haremos en la época de primavera después del segundo año.

Plagas de la Echinacea purpurea

Lo más perjudicial para una de la Echinacea purpurea es regarlas con excesiva agua, ya que esto causaría que sus raíces se pudrieran.

Sin embargo, es muy importante que siempre mantengamos limpia la zona donde se encuentra nuestra planta, ya que las babosas o caracoles, son las plagas más molestas y que pueden causarle un grave daño a la planta, además mantener el terreno libre de otra clase de hierbas, puede ayudar a que la planta se mantenga siempre saludable.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print
¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.