Viborera (Echium vulgare)

Hoy hablamos de una planta conocida por diversos nombres comunes y que se asemeja a la cabeza de una víbora. Se trata de la viborera. Es una planta bastante conocida en la antigüedad por creerse que era un remedio contra las picaduras de víboras. Su nombre científico es Echium vulgare y se le conoce por otros nombres comunes como buglosa, lengua de buey, hierba cerruda y bojarra cimarrona.

En este artículo podrás encontrar todo sobre sus características y propiedades.

Características principales

El nombre común principal de esta planta se debe a su parecido con la cabeza de una víbora. Lo de lengua de buey hace referencia a su aspereza. Al tener pelillos, el contacto a la hora de tocarlas se asemeja a la textura que tiene la lengua del buey.

Se trata de una planta bianual que posee una longitud media entre 40 y 80 centímetros. La características que la hace diferente a otros tipos de planta es su tallo. Y es que está recubierto de una especie de pelos pegajosos con textura más áspera y bastante gruesos.

Tiene las hojas bastante alargadas como si se pareciesen a una lanza. Son de tipo sésiles. La mezcla de las flores y las hojas es lo que hace parecerse a la cabeza de una víbora. Las flores cuando salen, tienen un color púrpura y conforme se van desarrollando, adquieren un tono más azul o violeta. Este es un perfecto indicador del estadio de crecimiento en el que se encuentra. Su firma es tubular y se va ampliando al extremo.

Suele dar el toque más parecido a una víbora cuando dentro de las flores se pueden apreciar hasta 5 estambres más largos que la corola y que sobresale pareciendo la lengua de la víbora. La época de floración tiene lugar en los meses de junio y julio.

En cuanto al fruto, se trata de un aquenio con 4 semillas en su interior.

Hábitat y recolección

Esta planta tiene su hábitat en los bordes de los caminos y carreteras. Su semillas se esparcen y crecen de forma espontánea en estos lugares. Suele estar acompañada de otras plantas que se consideran vegetación antropizada. La aparición de este tipo de plantas “humanizadas” se debe a la presencia de enormes cantidades de residuos orgánicos provenientes de la agricultura y la ganadería.

Dado que estos terrenos están modificados por el ser humano para llevar a cabo diversas tareas agrícolas, poseen caminos de tierra para el tránsito de maquinaria, vehículos o a modo de senderos. Normalmente el Echium vulgare suele aparecer en estas zonas y se alimenta de los restos orgánicos de dichas actividades.

En cuanto a su área de distribución, nos encontramos con amplias zonas en todo el mundo. Se extienden desde Europa a Asia, por América y África del norte. En todos estos lugares se suele encontrar en estos caminos de terrenos agrícolas colonizándolo junto a otras plantas ruderales.

Para recolectar esta planta, es importante hacerlo antes de la floración o poco después de comenzar la misma. Desde el mes de abril ya están preparadas y listas para ser recolectadas y conservadas.  Las partes que más se emplean de esta planta para diversos usos que veremos a continuación son las flores, como parte de usos medicinales y las hojas tiernas que sirve para algunas ensaladas.

Usos del Echium vulgare

Como hemos mencionado antes, muchas personas emplean sus hojas frescas para componer algunas ensaladas deliciosas y nutritivas. Sin embargo, las hojas viejas no pueden utilizarse. Suelen tener un alto contenido en alcaloides pirrolizidínicos y esto hace que su consumo pueda ser peligroso. Antes de echar las hojas de la viborera en una ensalada, es mejor asegurarse que está fresca y en buena condiciones.

En cuanto a sus flores, son empleadas en fitoterapia. Los casos más habituales por los que no se recomienda utilizar esta planta con fines medicinales son en aquellas personas que tienen enfermedades del hígado. Esto ocurre porque su alto contenido en alcaloides puede provocar efectos tóxicos sobre este órgano y empeorar los problemas en vez de tratarlos.

Las flores son ricas en mucílagos y se pueden emplear en infusiones con efectos diuréticos, pectorales, cicatrizantes y emolientes. El primero es su uso depurativo. Es una planta que posee alcaloides que tienen grandes propiedades diuréticas. La retención de líquidos es algo muy habitual en pacientes con obesidad o una alta ingesta de hidratos de carbono. Por ello, las infusiones con las flores del Echium vulgare se emplean para tratar a personas con obesidad y dolores reumáticos.

Otro de los usos es para tratamientos pectorales. Sus hojas y flores tienen un alto contenido en mucílagos que tienen propiedades demulcentes. Por ello, las infusiones son perfectas para tratar la tos y la bronquitis actuando como un espectorante. También se emplea para hacer gárgaras contra el dolor de garganta.

Remedios externos de la viborera

También posee usos medicinales externos. Tiene un alto contenido en alantoína. Se trata de una sustancia que se ha empleado por mucho tiempo para la composición de diferentes tipos de cremas cosméticas y pomadas gracias a sus propiedades cicatrizantes, regeneradoras y rejuvenecedoras de la piel. Lo bueno de ello es que mezclan estos efectos con los de los mucílagos y taninos para potenciar su efecto.

Entre sus usos externos nos encontramos con su propiedad emoliente. Dado que tiene este efecto en los emplastos sirve para suavizar las partes de nuestro cuerpo que están irritadas y ayuda a cicatrizar algunas heridas.

El aceite que tienen las semillas de la viborera es rico en ácidos grasos omega 3. Más en concreto tiene ácido esteanidónico. Este aceite es perfecto para tratamientos antiinflamatorios y para tratar el acné, eczemas y mejorar el aspecto de la piel. Sus propiedades rejuvenecedoras ayudan a mejorar la calidad de la piel.

Antiguamente se pensaba que tenía propiedades mágicas. Por su aspecto de cabeza de víbora, se pensaba que tenía propiedades para curar la picadura de las mismas. Sin embargo, con el paso del tiempo se demostró que esto era erróneo.

Espero que esta información te ayude a saber más sobre el Echium vulgare.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Plantas medicinales

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.