Todo lo que necesitas saber para tener un huerto ecológico

Lechugas

A lo largo de los años y cada vez más parece que nos estamos distanciando de lo natural. En los supermercados encontramos comida procesada, muy económica, pero con un sabor artificial. Si queremos conseguir frutas y verduras con su auténtico sabor, tenemos que pagar dos veces más. Un poco curioso, ¿no? Pero bueno, no voy a hablarte de eso, sino de cómo puedes ahorrar dinero en tus compras cultivando tú mismo/a tus propias plantas hortícolas.

Si dispones aunque sea de un pequeño terreno, aprovéchalo para tener plantas que te van a dar unos frutos deliciosos y, sobretodo, muy sanos. En este especial te ayudaremos a preparar tu huerto ecológico, cuidarlo y mantenerlo. No te lo pierdas 🙂 .

Cómo empezar un huerto ecológico

Huerto ecológico

Lo primero y más importante que hay que hacer es, por supuesto, preparar la tierra. Tener un suelo rico, fértil, sin piedras, es fundamental para que las plantas puedan crecer en condiciones. Por ello, antes de pensar en qué cultivos quieres tener, debes de hacer lo siguiente:

  1. Quitar las hierbas, pero no quitarlas y tirarlas a la basura, sino más bien quitarlas y echarlas al montón compost que más adelante te servirá para abonar (aquí te decimos cómo se hace). Si el terreno es grande, puedes usar un motocultor.
  2. Ahora es momento de quitar las piedras, sobretodo las grandes. Cuanto más limpio de piedras esté, mucho mejor.
  3. Luego, se procederá a abonar, echando una capa de unos 3-5cm de grosor por todo el terreno, y mezclándola con la tierra. Si ya tienes el compost hecho, puedes usarlo, pero sino, usa abonos orgánicos, como el humus de lombriz, que aireará la tierra, lo cual le será muy beneficioso a las plantas.
  4. (OPCIONAL): Para evitar que crezca la hierba, se puede poner un acolchado de plástico negro con agujeros para las plantas, de venta en viveros y tiendas online.
  5. Después, se instala el sistema de riego, que en este caso se recomienda riego por goteo, o con tuberías exudantes. El primero es muy, muy recomendable si vives en un clima que reciba mucha radiación solar, en el que apenas llueve, ya que a la tierra le suele costar mucho absorber el agua que cae de manera intensa, como cuando cae una lluvia torrencial o si se riega con manguera tradicional; en cambio si es por riego por goteo le cuesta menos, pues cae más lentamente, y no se pierde.
    Las tuberías de riego exudantes van muy bien para plantas hortícolas pequeñas, como fresas, lechugas, coles, etc. Son tubos llenos de poros que exudan el agua continuamente, manteniendo la tierra siempre húmeda.
  6. Ahora sí, ahora se puede plantar las plantas que se quiera, pero poniéndolas a una distancia adecuada para que puedan desarrollarse bien.

Plantas hortícolas: siembra, plantación y cosecha

Huerto en España

Siembra

Una vez que tenemos el terreno preparado, toca llenarlo de verde, de plantas. Pero, ¿cómo? En los mercados locales y en los viveros encontramos plántulas con el tamaño adecuado para plantarse en tierra, pero ¿por qué no sembrarlas nosotros mismos? De esta manera, nos ahorraremos un poco de dinero.

Para ello, lo que haremos será adquirir las semillas ecológicas a finales de invierno/primavera/comienzos de verano (cada planta tiene su momento más adecuado), para sembrarlas en bandejas de semillero utilizando sustrato de cultivo universal. Las colocaremos en una zona donde les dé la luz del sol directamente, y mantendremos la tierra húmeda. Germinarán en pocos días, y cuando tengan una altura de unos 5cm, se podrán plantar en el huerto.

Plantación

¿Cómo se plantan? Lo cierto es que depende del tamaño que vayan a alcanzar una vez lleguen a la edad adulta. Por lo general, se plantan o en hileras o a tresbolillo, que son los dos métodos más útiles para aprovechar al máximo el espacio.

  • En hileras: todas aquellas plantas más o menos altas, o que necesiten tutor, como las plantas de tomate, pepinos, guisantes, ajos,… Se deja una distancia mínima de 20-25cm entre plantas.
  • A tresbolillo: se plantan a tresbolillo las que se quedan más bien bajas, como las lechugas, las escarolas, las coles, las fresas, las espinacas,… Se suele dejar una distancia mínima de 30cm.

Recolección

Hay muchas plantas que se pueden recolectar en tan sólo unas semanas, pero hay otras que tardan un poco más. Aún así, por lo general tardan unos tres meses. De todas formas, te voy a decir cuánto tiempo tardan las plantas de huerto más comunes:

  • Cebollas: se siembran en enero/febrero, y se recolectan a mediados de verano.
  • Pepinos: se siembran en abril, y se recolectan también a mediados de verano.
  • Lechugas: se siembran en febrero, y se recolectan a comienzos del verano.
  • Rábanos: se pueden sembrar todo el año, y se recolectan mes y medio después.
  • Acelgas: se siembran a finales de otoño/comienzos de invierno, y se recolectan en primavera.
  • Ajos: se siembran a comienzos de invierno, y se recolectan a comienzos del verano.
  • Fresas: se siembran a comienzos de invierno, y se recolectan en primavera.
  • Calabacines: se siembran en primavera, y se recolectan en verano.

La importancia de la rotación de cultivos

Huerto de tomates

Seguramente hayas escuchado o leído alguna vez esto de rotación de cultivos. Bien, es algo que se ha de hacer, o que al menos se recomienda hacer para evitar, no sólo que la tierra pierda sus nutrientes, sino también para que las plantas no tengan tantas plagas ni enfermedades propias de su especie.

Hay un tipo de plantas, las leguminosas (habas, judías, guisantes) que fijan el Nitrógeno de la atmósfera al suelo, por lo que en la próxima temporada se pueden sembrar otros tipos de plantas para que puedan aprovechar ese nitrógeno y crecer estupendamente. Así que, ¿cómo se rotan los cultivos?

  1. Primer grupo: En una parcela o rincón se plantarán las leguminosas que hemos mencionado antes, pero también ajos, cebollas, puerros, lechugas, espinacas, acelgas, apios y rábanos.
  2. Segundo grupo: En otra, se pondrán las coles (todo tipo: coliflor, coles de Bruselas,…), brécol y el repollo.
  3. Tercer grupo: En otra, se plantarán todas aquellas plantas que se cultiven por su raíces, como la patata, la zanahoria, el nabo o la remolacha.
  4. Cuarto grupo: Y en otra, se pondrán las plantas perennes, como pueden ser los árboles o arbustos frutales (arándano, cítricos, etc.) y/o las aromáticas.

El primer año y cada 4 se debe de seguir este orden, pero el resto no:

  • Durante el segundo año, se deben de poner las segundo grupo en el primero, las del tercer grupo en el segundo, y las del primero en el tercero, es decir, que quedaría así 2, 3, 1, 4.
  • En el tercer año, las del tercer grupo pasa al primero, las del primero pasa al segundo, y las del segundo pasan al tercero, quedando por lo tanto así 3, 1, 2, 4.
  • Durante el cuarto año volverían a la disposición inicial, y a partir de entonces se volvería a empezar.

Plagas y enfermedades en el huerto ecológico

Virus de la patata

Cómo evitar las plagas y enfermedades

Las plantas hortícolas son una atracción para todo tipo de insectos, lamentablemente. Sin embargo, podemos hacer varias cosas para evitarlas:

  • Se deben de mantener bien regadas. Esto significa que se debe regar varias veces por semana, especialmente durante el verano, pero evitando el encharcamiento. En el caso de que vivas en el mediterráneo, o en una zona donde el sol es muy intenso, puedes verte obligado/a a regar todos los días.
    No hay que mojar nunca las hojas, tallos ni flores.
  • Tan importante como el riego es el abonado. Cuando una planta está bien abonada, es muy difícil que sea atacada por plagas. Por ello, se aconseja abonar con abonos orgánicos durante toda la temporada de crecimiento y fructificación.
  • No se tiene que plantar las plantas muy juntas, ya que de lo contrario el contínuo roce entre las hojas podría ser más que suficiente para que los hongos, virus o bacterias las atacasen.
  • Otra medida preventiva muy eficaz es asociando plantas, pero esto merece una sección individual 🙂 .

Asociación de plantas en el huerto

La asociación de plantas tiene como objetivo evitar, en lo posible, que el huerto se vea atacado por plagas.

  • Hortalizas + Caléndula: para combatir los gusanos, pulgones y los chinches.
  • Zanahoria + Plantas aromáticas (como la salvia, el romero o el tomillo): para combatir las hormigas y los pulgones.
  • Tomate + Ajo: para combatir el mildiu y la podredumbre del tomate.
  • Cucurbitáceas + Capuchina: para combatir los gusanos, los pulgones y los caracoles.
  • Hortalizas + Cebollino: para combatir la roya.
  • Puerro + Ajo: para combatir las moscas en los puerros.

Es muy importante mantener la distancia entre plantas para que tanto una como otra puedan crecer bien.

Cómo eliminar las plagas y enfermedades

Cochinilla algodonosa

Las plagas y enfermedades que más les afectan son:

Parásitos

  • Pulgón: son unos insectos diminutos, de menos de 0’5cm de longitud, que succionan la savia de las hojas y tallos. A menudo se le ve junto con las hormigas. Se puede combatir cogiendo algunas mariquitas de siete puntos (Coccinella septempunctata) y ponerlas cerca de la planta afectada. ¡se dará un gran festín!
  • Trips: son unos insectos de unos 2mm de longitud de color negro que recuerdan a las tijeretas. Se pueden controlar/combatir poniendo trampas adhesivas azules.
  • Araña roja: estos arácnidos son muy pequeños. Afecta a todas las plantas, especialmente durante el verano. Lo más recomendable es cortar las partes afectadas y tratar la planta con Aceite de Neem.
  • Mosca blanca: son muy fáciles de reconocer, especialmente cuando les damos un toque a los tallos. Para combatirla y/o mantenerla controlada se aconseja plantar romero y/o albahaca, y colocar trampas adhesivas para la mosca blanca.

Hongos

  • Roya: se caracteriza por la aparición de póstulas rojizas en el envés de las hojas. Se puede controlar haciendo una infusión con 100 gramos de cola de caballo (Equisetum), usando 1l de agua. Se aplica con pulverizador.
  • Oídio: se caracteriza por crear una capa de color blancuzco en las hojas. También se puede controlar con infusiones de cola de caballo.
  • Mildiu: se caracteriza por provocar manchas amarillas en todas las partes de la planta. Se puede controlar, incluso evitar, si se trata el suelo en primavera u otoño con cobre o azufre, pero si tienes animales domésticos, usa mejor la infusión de cola de caballo.
  • Negrilla: se caracteriza por la aparición de una capa de color negro que cubre hojas, tallos y frutos. Es un hongo que está asociado a la melaza que segregan los pulgones y la mosca blanca, por lo que se debe de tratar esos dos insectos para que el hongo se debilite.

Virus

  • Virus de la patata: sabrás que tiene este virus si ves que los nervios de las hojas empiezan a verse de un color negruzco. Se combate eliminando las hierbas silvestres, y también las partes afectadas de las plantas.
  • Virus del bronceado: este es un virus cuyos transmisores son los trips. Se caracteriza por la aparición de manchas anulares en hojas y frutos, a los cuales decoloran. Se deben de eliminar los trips para que el virus desaparezca.
  • Virus del mosaico del tomate: produce una manchas similares a un mosaico de tonos verdes en las hojas. Para evitarlo, es muy importante que nos lavemos bien las manos cuando vayamos a trabajar en el huerto.

Bacterias

  • Chancro bacteriano: se caracteriza por producir manchas alargadas en hojas y tallos, y circulares en los frutos. El mejor método es el preventivo, evitando las heridas y cortes profundos, y ponerles pasta cicatrizante en el caso de que se hagan podas drásticas.
  • Podredumbre húmeda o blanda: se caracteriza por la aparición de una mancha húmeda y opaca en el fruto, el cual poco a poco se va pudriendo. Para evitarlo, se desaconseja el riego por aspersión, ya que esta es una técnica de riego que favorece a las bacterias.
  • Mancha angular de las Cucurbitáceas: Se caracteriza por causar lesiones en los bordes de las hojas. Estas manchas poco a poco se extienden, y marchitan la hoja. Se puede prevenir evitando el exceso de humedad.

Déjame decirte algo importante con respecto a los insectos y demás: al ser un huerto ecológico, es necesario que haya. Sólo se aconseja tratarlos cuando realmente están afectando a la producción.

Cosecha de patatas

Y hasta aquí nuestro especial sobre este tipo de huerto tan increíble. Que lo disfrutes con salud 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Huerto

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *