¿El naranjo es de hoja caduca o perenne?

El naranjo es un frutal perenne

Imagen – Flickr/Manel

El naranjo es un árbol que se planta mucho en los huertos, así como en los jardines grandes y pequeños. Es una planta que no solo es bonita, sino también útil ya que proyecta una sombra fresca, y produce muchos frutos en primavera. Pero aunque es muy conocida, puede que nos surja la duda de si es perenne o caducifolio; es decir, de si se mantiene siempreverde o de si por el contrario pierde sus hojas en algún momento del año.

¿Por qué puede pasar esto? Bueno, por varios motivos: bajas temperaturas, plagas, o por simple desconocimiento. Así que si tú te estás preguntando si el naranjo es de hoja caduca o perenne, vamos ya a resolver la duda.

¿Es perennifolio o caducifolio?

El naranjo es un frutal que puede tener clorosis

Imagen – Wikimedia/Hans Braxmeier

El naranjo no necesita perder sus hojas en sus lugares de origen, por lo que es perennifolio por naturaleza. Esto es así porque las paredes celulares de dichas hojas son lo suficientemente resistentes como para soportar el frío y la nieve ocasional. Por este motivo, se comporta así en las regiones de clima cálido, como el subtropical (incluyendo el mediterráneo).

Pero la cosa puede cambiar mucho si se cultiva en una zona donde por el contrario las nevadas son recurrentes, ya que sí, aguanta las temperaturas bajo cero pero solo hasta cierto punto. De hecho, no debería de dejarse sin protección si el termómetro marca menos de -7ºC, y menos aún si es un árbol que ya está floreciendo puesto que de lo contrario perderá esas flores.

¿En qué casos el naranjo puede parecer un árbol caduco?

Te he hablado del frío, de la nieve y demás, pero no es el único motivo. Por eso, considero importante que sepas bien por qué un naranjo puede perder sus hojas y qué debes hacer al respecto:

Temperaturas extremas (frío/calor)

Los naranjos pueden tener fisiopatías

Imagen – Wikimedia/Emőke Dénes

Todo ser vivo realiza sus funciones vitales en un determinado rango de temperaturas; incluso los humanos nos sentimos más a gustos en un clima que en otro (y por ende, también decimos que algunos somos frioleros y otros calurosos). Con el naranjo pasa exactamente lo mismo: lo verás crecer mientras las temperaturas se mantengan entre los 15 y los 30ºC, pero si bajan de los 15ºC o suben de los 30ºC, ese crecimiento se ralentizará.

Pero aún hay más. También debemos hablar de las temperaturas que pueden ser potencialmente mortales. Por ejemplo, en el caso del humano, si sube a los 41ºC y no bebemos agua, tendríamos serios problemas (dolores de cabeza o irritabilidad por ejemplo), y si sigue subiendo… nuestra vida correría un serio peligro. En el caso del naranjo, pasaría algo parecido: puede aguantar temperaturas de 40ºC pero solo si se mantiene hidratado; y aún así, se sentirá mucho mejor si no se superan los 35ºC.

Si nos vamos al otro extremo, hemos dicho antes que aguanta las heladas, pero solo hasta los -7ºC y si es de forma puntual. Esto significa que puede aguantar una helada de hasta los -7ºC durante ese invierno, y solo si luego sube por encima de los 0 grados. Asimismo, es importante añadir que el naranjo reanuda su crecimiento en cuanto las temperaturas comienzan a subir, por lo que si se registran heladas tardías, sufrirá daños, como la caída prematura de las hojas.

Falta o exceso de agua

No es un árbol acuático, pero tampoco es uno de secano. De hecho, un naranjo que esté plantado en el suelo, puede necesitar agua todos los días si las temperaturas son muy elevadas. Claro, esa agua puede proceder de las aguas subterráneas, de la lluvia y por supuesto también del riego. Pero, ¿qué pasa cuando recibe más de la que requiere? Entonces las raíces se ahogan y las hojas empiezan a caer.

Y si por el contrario la planta está pasando sed, las hojas también terminarán cayendo, puesto que las raíces al no encontrar suficiente agua para ellas mismas ni para el resto del árbol, se irán secando. La cuestión es, ¿cómo saber si el naranjo está recibiendo mucha o poca agua? Bueno, en el primer caso, veremos que las primeras hojas en ponerse feas serán las más viejas, y en el segundo en cambio serán las más nuevas.

Además, hay otros síntomas o signos que nos harán sospechar que un naranjo tiene sed o por el contrario se está ahogando, por ejemplo:

  • Si tiene sed: la tierra está muy seca, puede que incluso agrietada. Las hojas se plegarán para evitar la pérdida de agua, y además pueden aparecer algunas plagas tales como cochinillas.
  • Si se está ahogando: la tierra se verá muy húmeda, y pueden aparecer hongos (moho) tanto en hojas como en cualquier otra parte del árbol.

¿Cómo solucionarlo? En el caso de que tenga sed, lo que habrá que hacer será echarle agua hasta que la tierra se quede bien empapada; y en el caso de que haya recibido demasiada agua, será muy importante aplicar un fungicida (en venta aquí) y suspender los riegos hasta que el suelo se seque un poco.

Plagas

Los pulgones afectan a muchas plantas

Imagen – Wikimedia/harum.koh // Pulgones

Hay varias plagas que pueden hacer que el naranjo pierda las hojas de forma prematura, tales como cochinillas o pulgones. Estas aparecen en primavera y, sobre todo, en verano, ya que les encanta el buen tiempo. El problema es que se multiplican tan rápido que, si nos despistamos, pueden llegar a colonizar todas las hojas del frutal.

Por eso, aconsejo tener una lupa a mano, o bien descargar alguna aplicación para el móvil que sirva para identificar plagas, como Plantix la cual está disponible para móviles Android. Una vez sepamos de qué se plaga se trata, podremos combatirla. Ahora bien, si quieres tratar tu naranjo con remedios ecológicos que funcionen, te aconsejo que le apliques tierra de diatomeas (en venta aquí), ya que es un producto natural que elimina una gran variedad de plagas.

En resumen, el naranjo es un árbol de hoja perenne, pero si ve sometido a mucho estrés (por falta o exceso de agua, frío/calor o plagas), podría parecer caduco.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.