¿Cómo elegir casetas de jardín?

Caseta de jardín de madera

Tanto si tienes un jardín pequeño, mediano o grande, seguro que te vendrá bien tener un sitio donde poder guardar las herramientas de jardinería así como otros objetos. Puede que pienses que no combina nada con tu hogar, pero lo cierto es que en el mercado se pueden encontrar de tantos modelos, que es muy difícil que no nos guste ninguno. Además, si no te termina de gustar mucho su fachada, siempre tienes la opción de colocar flores y otras plantas alrededor, como si fuese una casita escondida.

¿Te apetece saber cómo elegir casetas de jardín? No te pierdas este artículo 🙂 .

Caseta en un jardin

Para elegir correctamente la caseta de jardín lo primero que hay que saber es qué uso se le va a dar (almacenamiento, casita de juegos, garaje), ya que dependiendo de ello será más recomendable optar por unos modelos u otros. Por ejemplo, si lo que se quiere es una casita para ocio, nos puede valer una como la que se ven en la imagen superior, con una puerta más estrecha, ventanas, y con una fachada muy decorativa.

Una vez que sepamos qué uso le daremos, tendremos que elegir el tamaño. Para ello, antes de nada, tenemos que delimitar el espacio exterior con una cuerda donde va a estar la caseta, y calcular los metros cuadrados que hay.

  • Hasta 4 m2: está indicada para guardar sillas de jardín, herramientas pequeñas o para usar como caseta para animales.
  • Hasta 10 m2: indicada para guardar herramientas y maquinaria de jardín, como el cortacésped.
  • Hasta 16 m2: indicada para guardar muebles de jardín, carretillas, tractores, desbrozadoras, motoazadas…
  • Hasta 40 m2: se puede usar como habitación de invitados o garaje.
  • Caseta para niños: destinada para el ocio de los más pequeños de la casa.

Caseta para jardín

Ahora, hay que mirar el material. Las casetas de jardín pueden ser construidas en:

  • Madera: con o sin suelo. Distinguimos dos tipos:
    • Tratada: tiene un color verdoso y resiste la humedad. Se puede decorar directamente.
    • Sin tratar: antes de montarla, necesitará un tratamiento con barniz o lasur de todas las piezas individualmente para protegerla de los hongos, humedad y de los insectos xylófagos.
  • Metal galvanizado: resisten los golpes y la corrosión, además, se limpian con manguera. Pero no incluyen suelo y no resisten ni el aire salino ni los vientos fuertes.
  • Resina: son las más recomendables, ya que son fáciles de montar y muy resistentes tanto al aire salino como a los rayos solares. Muchas de ellas incluyen suelo.

Y si necesitamos aún más espacio, podremos optar por colocar un porche. 🙂

¿Sabes ya qué tipo de caseta vas a elegir?

Descarga gratis nuestro ebook sobre la Flor de Pascua
Se acerca Navidad, aprende a como seleccionar las flores de pascua, sus cuidados y qué hacer después de Navidad. Todo gratis en nuestro ebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *