¿Cómo elegir la maceta para bonsái?

Bonsái de arce

Un bonsái es una pequeña gran obra de arte donde tanto la planta trabajada como su maceta combinan tan bien que hacen que cualquiera de nosotros desee tener una joya así en casa. Pero no siempre le damos la importancia que tiene al complemento que protege las raíces de nuestro proyecto.

Cuando vamos a un vivero y vamos a la sección de estas plantas solemos ver que todos, o prácticamente todos, están en el mismo tipo de bandeja de cerámica más o menos rectangular, de color azul o blanco, lo cual no termina de ser lo correcto. Cada uno necesita la suya propia, pero ¿cómo elegir la maceta para bonsái?

Macetas para bonsái

La bandeja del bonsái es aquel complemento que, en cierto modo, hace al propio bonsái. Para que una planta pueda crecer sana en ella tiene que ser trabajada por el humano, podándole regularmente tanto las raíces como las ramas. De esta manera, se puede controlar el desarrollo de la planta permitiendo a su vez que se vea bonita.

Cuando pasamos nuestro árbol o arbusto a una bandeja por primera vez, o cuando hemos comprado un bonsái en un vivero y tenemos que trasplantarlo, debemos que tener muy en cuenta la estética de la propia planta. Esto significa que es importante que elijamos aquella bandeja que no sólo resalte la belleza del bonsái sino que además, al combinándola con él, debe de verse como un conjunto armonioso.

Bonsái en exposición

Elegirla no siempre resulta fácil. De hecho, es una tarea bastante complicada. Para que no lo sea tanto, hay una serie de *normas que podemos tener en cuenta que son:

  • La anchura de la bandeja debe de rondar los 2/3 de la altura del árbol.
  • La altura de la bandeja debe de ser de una a dos veces el grosor del tronco en su base.
  • Se recomienda usar una bandeja esmaltada de alto brillo para árboles que ya produzcan flores.
  • Si es un árbol de hoja caduca se puede usar una bandeja tanto esmaltada como sin esmaltar.
  • Para las coníferas (pinos, cipreses, etc.) se deben usar bandejas sin esmaltar.
  • Elegiremos bandejas redondeadas para árboles de aspecto ”femenino” y para árboles que tengan gran cantidad de curvas, y bandejas angulosas para los que tengan el tronco más o menos recto.
  • El color de la bandeja no tiene que resaltar nunca más que el color del propio bonsái.

Aún así, estas normas no son estrictas. Al final lo que más importa es elegir una lo suficientemente grande donde la planta pueda estar bien 😉 .

*Fuente: Bonsaiempire.es

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Bonsais

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *