Enfermedades de la vid

Enfermedades de la vid

Cultivar vides no es algo tan descabellado como pueda parecer. Es un cultivo que funciona muy bien en España pero, para conseguir que te dure tiempo y que no tenga ningún problema, conviene que conozcas cuáles son las enfermedades de la vid.

Muchas de ellas se pueden atajar al aparecer los primeros síntomas pero, para conseguirlo, es necesario que sepas identificarlas y ponerlas en tratamiento. Por eso, en esta ocasión vamos a ayudarte con esta guía práctica a que conozcas las enfermedades de la vid, sus síntomas y tratamientos habituales.

Mildiu

¿Has visto unas manchitas en las hojas que son de un color verde pálido? Aparecen sobre todo en el haz de las hojas mientras que, en el envés, puedes notar que hay un moho pubescente. Si es así, entonces estás ante una de las enfermedades de la vid más habituales.

El problema es que esta puede hacer que las hojas se caigan, y hacer que toda la planta se vea comprometida por este hongo.

¿Qué tratamiento tiene? Si te encuentras con que tu vid tiene este problema deberás cortar todas las hojas y pámpanos con el objetivo de que, en invierno, no haya presencia de él. También debes rociar la vid con una mezcla de cobre líquido, zineb o caldo bordelés. Eso sí, siempre y cuando no esté en flor porque, si lo haces, puede afectar al fruto y perder la cosecha.

Erinosis de la vid

Enfermedades de la vid

Esta plaga está causada por un ácaro, el Eriophyes vitis, que suele afectar a la planta en invierno, donde se refugia del frío en las yemas y debajo de la corteza. Así, en primavera, con las buenas temperaturas, aflora y hace de las suyas.

Lo notarás en las hojas porque se producirán abultamientos, mientras que en el envés van a tener como pelillos blancos y marrones.

¿Qué hacer ante este problema? Si tus viñedos la sufren, lo mejor es el tratamiento químico (azufre), pero también puedes usar los biológicos o podar las partes afectadas y quemarlas.

Oidio, una de las enfermedades de la vid más frecuente

El oidio es uno de los grandes problemas de aquellos que tienen viñedos, sobre todo si estos se encuentran en la zona del Mediterráneo. Aparece cuando la temperatura está entre los 25 y 28 grados y además la humedad es bastante alta.

¿Qué síntomas provoca? Al contrario de las anteriores, en este caso el problema no se queda solo en las hojas, sino que afecta a más partes de la planta:

  • Tallos: verás manchitas más oscuras de lo normal, sobre todo en la parte de los brotes nuevos.
  • Hojas: notarás que las hojas tienen como un polvillo blanco o ceniza en ellas (puede ser solo por la parte delantera, o por la trasera).
  • Racimos: también se verán afectados por ese polvo blanco o ceniza y además puede agrietar las uvas.

¿Qué hacer para acabar con el problema? Dependiendo de en qué momento se encuentre la vid podrás aplicar un tratamiento u otro. Y es que, si ya tiene los primeros racimos, azufre o tratamientos sistémicos; si está floreciendo, solo azufre en polvo; y si las uvas están creciendo y cambiando de color, solo tratamientos sistémicos.

Botritis o podredumbre gris

Esta es una de las enfermedades de la vid que más les afecta. Uno de los principales síntomas de este hongo lo tendrás en las uvas. Estas, de repente, se van a cubrir por una masa de color marrón grisáceo, como si fuera un vello. Además, no solo afectará a las uvas, sino que también pueden ir a las flores de tal forma que los frutos aparezcan ya con este problema.

Si no se coge a tiempo, el hongo es muy rápido de propagarse, porque lo hace a través de esporas por el aire, por lo que se podría perder toda una cosecha. Sin embargo, no te vamos a engañar; es de las más complicadas de controlar y, a menudo, solo te das cuenta de ella cuando ya es demasiado tarde.

Sin embargo, debes saber que tiene solución. Se trata de usar fungicidas, como metiltiofanato o benomyl que sirven para luchar contra este hongo, pero tienen el problema de que, con el tiempo, se hacen resistentes, así que hay que alternarlos con otros específicos del problema.

Roya

Roya, problemas de la vid

La roya es otra de las enfermedades de la vid más problemática, porque está causada por un hongo. Lo notarás porque en las hojas empiezan a aparecer puntos rojos en el haz, sobre todo en las más antiguas. Y si no se trata a tiempo, empezará a perderlas irremediablemente.

Lo bueno es que, con el sol directo, se puede vencer, por lo que una buena poda para ayudar a que la vid esté sana puede ayudar. Combinado con algún fungicida se puede salvar.

Yesca

Entre las enfermedades de la vid más peligrosas, y hoy día que tienen poca solución, la yesca es una de ellas. Está causada por hongos que atacan a la madera de la vid, haciendo que empiece a amarillearse, aunque alrededor de esas manchas aparecerá una zona más verde (oscura o negra). Si eso pasa, es que la madera se está pudriendo llegando a aparecer blanda, blanca y esponjosa.

Las hojas también se ven afectadas, perdiendo su color y muriendo. Y en cuanto a las uvas, aparecerán con el mismo color que el hongo problemático.

El problema que tiene es que este hongo puede estar por dentro de la planta años, perjudicándola, y no es hasta que ya es demasiado tarde que hace acto de presencia. Si a eso le unimos que no hay productos fitosanitarios capaces de luchar contra esta, si se tiene una vid así lo único que se puede hacer es intentar podar y, si ya está muy afectada, entonces arrancarla por completo.

Antracnosis

Enfermedades de la vid

Caracterizada por la aparición en las hojas de unas manchas redondas entre marrón y negro, estas van cambiando conforme avanza el hongo, a una tonalidad gris. Las hojas en sí se irán secando y solo quedará ese agujero en ellas sin secar.

En algunas ocasiones también puede afectar a los racimos.

¿Cómo se trata? Usa productos fenológicos que son los más eficaces para controlar el problema.

Existen muchas más enfermedades de la vid, pero estas que te hemos citado son de las más frecuentes en estos cultivos. ¿Conoces alguna más?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.