Enfermedades de las hortensias

arbusto lleno de flores de la hortensia

Hay plantas que son simples a nivel físico, tanto en sus hojas como en su estructura y flores. Pero están otras dentro de la familia de las hortensias que llaman demasiado la atención y se vuelven una planta digna de tener en un jardín y admirar cuando está en su época de florescencia.

Estas son las hortensias y en el día de hoy te hablaremos sobre las enfermedades que estas bellas plantas padecen a lo largo de su vida. Al finalizar, comprenderás que se trata de una especie que requiere cuidados constantes, así como mantenimiento a fin de evitar que las diversas enfermedades o plagas las afecte gravemente.

Datos generales de las hortensias

hortensias de color violeta

Pero antes de comenzar de lleno con el tema, queremos hablarte un poco sobre esta especie de plantas acidófilas, en caso que aún no la conozcas y sólo la hayas oído por boca de otros. Cuando se habla de las hortensias, es difícil hablar solo de una planta o especie en sí, ya que existen buena variedad de ellas que son conocidas a nivel internacional como “hortensias musicales”. Lo que más caracteriza a estas plantas son la tonalidad de sus flores que varía mucho según la especie de hortensia.

Estas plantas son pequeños arbustos que se dan a conocer por su intensidad colorida de sus flores como bien comentamos. Es quizás esta, una de las principales razones por las que se suele ver mucho en jardines de medio y alto mantenimiento.

De hecho, suelen ser usadas con motivos de paisajismo, ya que tienden a cambiar el entorno donde son plantadas por completo. Y así como existen hortensias con tonalidades en sus flores muy fuertes, también las hay un poco más opacas. Es como si la propia naturaleza tomara en cuenta tus gustos y te permitiera elegir.

Un dato curioso de estas plantas es que cuando comienzan a pasar la etapa de floración, se puede apreciar un cambio de tonalidad en ellas. Al final terminan por perder intensidad en el color de sus flores y mueren para darle paso a la siguiente floración.

Características

Como es de esperar, siempre tendrás a tu disposición una flor con una tonalidad diferente a la de un vecino que también tiene hortensias plantadas en su jardín. Si te preguntas cómo es que puede haber tanta diferencia en cuanto a las tonalidades, esto se debe al nivel de pH en el suelo.

Esto quiere decir que de acuerdo con los niveles de pH, el color de las flores de la hortensia cambiará en función de ello. Por ejemplo, en suelos o sustratos cuyo pH se encuentra en un nivel ácido o entre los 4.5 y 5, ten por seguro que las flores una vez se desarrollen, serán azules.

Por otro lado, con suelos alcalinos cuyo pH es de 6 a 7, las flores de las hortensias tenderán a tener una tonalidad rosa. Y para los suelos con un pH que ronda los 8, las flores serán blancas.

En cuanto a su florescencia, debes saber que las hortensias comienzan a abrirse cuando está iniciando la primavera y su duración es hasta finales de otoño. Así que tienes bastante tiempo para aprovechar todo su esplendor y sacar algunas fotos de la naturaleza.

Enfermedades y plagas

Estas plantas podrán tener flores muy bellas y unas hojas preciosas para la gran mayoría, pero si no se les da los cuidados y el mantenimiento necesario.

Entre las enfermedades que puede afectar a esta planta se encuentran:

Hongos provocados por la armillaria 

Esta es una de las enfermedades de tipo hongo que son las más letales para esta planta en especial. Se genera por humedad, cuando el sustrato no tiene la capacidad de drenar bien el agua del riego y esto trae la aparición de la armillaria, que es un tipo de hongo provocado por su presencia.

Estos son microorganismos que cuando comienzan a aprovechar de las hortensias, comienzan un lento pero constante proceso de putrefacción justo en los tallos de las flores. La buena noticia es que es muy fácil y rápido detectar el problema.

Lo puedes notar a simple vista cuando las hojas que están cercanas a las flores y las propias flores en sí comienzan a marchitarse cuando no hay motivo aparente. Esto provocará que, en muy poco tiempo, la planta pierda su capacidad de recuperarse.

Así que sí, es un problema que tienes que tratar cuanto antes y no puedes dejar que el tiempo pase. Es por esta razón que se considera la enfermedad para las hortensias más terribles que pueden sufrir. 

Manchas foliares

hojas enfermas de una hortensia

Tienes que fijarte también en la integridad y la superficie de las hojas de la planta. Sucede que a veces estás comienzan a desarrollar pequeñas manchas de color marrón-grisáceo. Si es que llegas a notarlo, la propia planta te está indicando que ha contraído una enfermedad.

En cuanto al origen de estas manchas, puede deberse a distintos tipos de hongos, que por lo general, suelen afectar a estas plantas cuando el verano está finalizando y cuando el otoño está iniciando.

Es curioso como esta enfermedad de las hortensias provoca que las flores no puedan morir. Pensarás que es algo bueno, pero la verdad es que no. Es un hongo que altera el proceso de la planta y no es normal que esté en floración más allá de la temporada permitida.

Los ácaros

Así como los ácaros viven tranquilamente en la comodidad de tu cama sin que llegues a enterarte o afectarte, es muy diferente el caso para las plantas. Es más, es considerado el enemigo número uno de estas plantas, ya que es una de las plagas que más impacto negativo tiene en las hortensias.

No es broma cuando te decimos que la mera presencia de los ácaros es algo de qué preocuparse. Una vez logran asentarse en la planta, estas comenzarán a evitar que el proceso de crecimiento de las hojas y los brotes no crezcan como es debido.

Una forma de evitarlo es regar la planta de forma regular cuando se está en verano y podarlas cuando creas que es necesario. En caso que ninguno de los dos métodos funcione, tendrás que optar por el uso de pesticidas.

Los caracoles o babosas

planta de la hortensia enferma

Ya esto es un factor que depende mucho de la humedad y la temperatura que haya en un jardín, así como las condiciones del sustrato y el tipo de vegetación que exista. Hay ciertos criterios para que los caracoles y las babosas comiencen aparecer.

A algunas personas no les molesta tenerlos en su jardín, pero ten en cuenta que si en tu jardín tienes hortensias, sin importar la variedad que sea, este pequeño animal comenzará alimentarse de ellas principalmente.

Podrás detectar que se trata de caracoles y babosas, gracias al estado de las hojas. Eso sí, cuando lo hayas detectado, empieza por aplicar las medidas necesarias, pero que no lleguen a dañar la integridad de la planta en sí, a fin que en lugar de dañarlas, las puedas favorecer.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.