¿Cuáles son las enfermedades de las orquídeas?

hojas amarillas de las orquideas

Las orquídeas son plantas muy utilizadas para decoración tanto de interiores como exteriores. Su belleza suele ser su principal fuerte. Sin embargo, son plantas que no se escapan de las típicas enfermedades que atacan a las plantas. En este caso, las enfermedades de las orquídeas se pueden identificar con facilidad y preparar un tratamiento adecuado para ello.

En este artículo vamos a contarte cuáles son las enfermedades de las orquídeas, como debes identificarlas y que tratamientos tienen.

Enfermedades de las orquídeas más comunes

hojas dañadas

Uno de los aspectos más singulares de las enfermedades de las orquídeas es que pueden derivarse de la forma en que las cultivamos. El cuidado de las orquídeas involucra el ambiente húmedo necesario para que estas maravillosas plantas prosperen. Sin embargo, es precisamente la humedad la que provoca muchas de las enfermedades que los aquejan. La clave es el equilibrio. Poder proporcionar a nuestras plantas lo que necesitan, pero siempre con cuidado para evitar daños colaterales.

Para esto, el registro es importante. A pesar de ser tropicales, las orquídeas no necesitan altas temperaturas. Es más: exponerlas al aumento de humedad que necesitan es un caldo de cultivo ideal para las enfermedades de las orquídeas. Hay que añadir un aspecto de mala aireación radicular e incluso malas prácticas de riego. Nada es más importante que conocer los peligros de regar en exceso su orquídea al cultivar esta hermosa planta.

Pero nada mejor que saber sobre las enfermedades de las orquídeas para detenerlas lo más rápido posible, además de saber a qué debemos prestar atención. No solo por la salud de la planta, sino también para evitar que se vuelva a enfermar.

Identificación y tratamiento de las enfermedades de las orquídeas

enfermedades de las orquideas

Podredumbre de la raíz

Empezamos con la que podría ser la principal causa de muerte de estas plantas. La pudrición de la raíz es una de las enfermedades más comunes de las orquídeas y, además, es en gran parte responsabilidad nuestra. Suele aparecer cuando no regamos correctamente. Y no nos referimos solo a la cantidad de agua, no a regarlas como en las ollas tradicionales, o incluso ponerles un plato bajo para retener el agua. También mencionamos un detalle importante: cuándo regar.

Un sustrato que sea bueno para la aireación es la clave para evitar las enfermedades de las orquídeas.  La pudrición de la raíz sigue siendo raíces infectadas por hongos. Se presentan de una manera visualmente reconocible. Su característica principal es que adquieren un tinte marrón y pierden su consistencia. Si los detectamos en nuestra fábrica, es importante actuar lo antes posible. Para evitar su propagación, debemos:

  • Retira las raíces podridas con tijeras preesterilizadas y completamente estériles
  • Si el crecimiento de hongos es importante, usa un fungicida en las raíces
  • Trasplanta a un nuevo sustrato y maceta con ventilación adecuada
  • Controla temporalmente el riego hasta que las raíces pierdan humedad.

Enfermedad por hongos

Las orquídeas viven y prosperan en ambientes de humedad controlada. Uno también es propenso a los hongos. Aunque aparecen en las raíces en las condiciones anteriores, también pueden aparecer en las hojas de las orquídeas.

Curiosamente, cuando aparecen, tienen las mismas causas que las anteriores: calor, exceso de humedad o mala aireación de las raíces. Cuando se manifiestan en hojas o flores, aparecen de diferentes formas que son fácilmente reconocibles. Por lo general, aparecen como manchas negras más grandes o más pequeñas que salpican las hojas o dejan marcas compactas. A veces, las hojas incluso comenzarán a ponerse amarillas hasta que se vuelvan marrones o incluso negras.

Según el tipo de hongo, la transmisión a través de las plantas puede ser importante. Por lo tanto, idealmente:

  • Trata las plantas con un fungicida específico para orquídeas. Incluso, no está de más usarlo de forma profiláctica desde primavera para evitarlo
  • Verifica el drenaje de la maceta para confirmar que drena el agua correctamente

Enfermedades por bacterias

Otro visitante incómodo para estas maravillosas plantas. Y solo hay una razón para ello: una humedad superior a la esperada. Su principal característica es cómo se manifiesta en las hojas. Las manchas producidas por bacterias tienen un aspecto acuoso en su estado inicial. Posteriormente, pueden amarillear las hojas alrededor de este punto de partida fácilmente identificable. Si las hojas de nuestras orquídeas amarillearan directamente, tendríamos que extremar las precauciones. Esto se debe a que el agua se ha acumulado en el cuello de la planta y las bacterias han llegado a las raíces.

No tratamos de minimizarlo. La infección bacteriana puede causar la muerte de la planta. La progresión suele ser rápida hasta que se coloniza toda la planta. Y, curiosamente, la quimioterapia por lo general no funciona muy bien. La canela es antibacteriana, antifúngica e incluso insecticida. Y, añadido, es completamente natural. La condición de las orquídeas es importante, las orquídeas no toleran muy bien los productos químicos.

Virus

Si nuestras plantas están infectadas con un virus, es probable que no podamos hacer mucho más que intentarlo. Si bien son difíciles de identificar, hay un adagio que los define. Y sus manchas en las hojas a menudo responden a patrones repetitivos.

La presencia de virus en las orquídeas se debe a una variedad de factores externos. Dado que son los insectos o plagas los que lo depositan en sus hojas, se lo transmitimos a través del tratamiento. A la fecha se han identificado más de 30 virus que afectan a las orquídeas, pero no se sabe cómo detenerlos. Lo único que podemos hacer es:

  • Cortar las hojas afectadas donde esté presente el patrón de la enfermedad. Lo ideal es quemar los cortes de las hojas con canela
  • Mantener nuestras macetas alejadas de otras macetas para mantenerlas lo más aisladas posible.
  • Si reaparece el patrón del virus, no nos quedará más remedio que sacrificar nuestras plantas quemándolas.

Cómo prevenir las enfermedades de las orquídeas

enfermedades de las orquideas en casa

Las orquídeas no necesitan agua como otras plantas. En general, la mayoría de los tipos de orquídeas necesitan ser regadas sumergiéndolas y regándolas a intervalos. En muchas plantas, el mejor indicador de cuándo volver a regar son sus raíces. Las raíces verdes son raíces bien regadas que no necesitan más agua en este momento. ¿Cómo saber cuándo es el momento ideal? En la mayoría de los casos, cuando las raíces adquieren un tinte plateado.

Aunque las orquídeas son plantas que sufren cambios frecuentes, el trasplante es una de las tareas esenciales de su salud. Tenemos que acertar en el momento y no molestarla siempre cuando acaba la floración.

Pero tan importante como elegir un buen sustrato o el momento adecuado es asegurarse de que el área de plantación esté libre de factores externos. Esto es fundamental si reciclamos macetas de orquídeas anteriores o incluso plantas enfermas. Si no las desinfectamos a fondo, podemos propagar enfermedades a las plantas sanas.

Espero que con esta información puedan conocer más sobre las enfermedades de las orquídeas y cómo tratarlas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.