Enfermedades de los naranjos

Algunas enfermedades de los naranjos pudren los frutos

Junto al limonero, el naranjo es el árbol frutal más popular y abundante dentro de la familia de los cítricos. Si las condiciones son apropiadas, la producción del mismo es muy numerosa, por lo que es un árbol que realmente merece mucho la pena cultivar. Además, las naranjas son toda una delicia y se consumen en abundancia en todo el mundo. A pesar de que se han creado híbridos para fortalecer todavía más su estructura, hay plagas y enfermedades de los naranjos que pueden seguir afectando al cultivo, aunque con menos frecuencia.

Por este motivo resulta de especial interés para todas aquellas personas que estén cultivando naranjos, conocer las enfermedades más comunes que pueden afectar a este árbol frutal. En este artículo hablaremos sobre ellas y diremos cómo poder tratarlas. Os recomiendo que sigáis leyendo si queréis cultivar vuestras propias naranjas en casa para poder protegerlas o salvaras a tiempo de agentes patógenos.

Las enfermedades más comunes de los naranjos

Las enfermedades de los naranjos más comunes son la gomosis, la antracnosis y la podredumbre marrón

Existen varios riesgos para los cultivos de las naranjas. Sus árboles frutales no sólo pueden ser invadidos por hongos, virus y bacterias, si no también por insectos y parásitos. Es importante saber detectar las plagas de los naranjos a tiempo y combatirlas, no sólo por el daño que pueden causar los bichos, si no porque también pueden transmitir o facilitar la aparición de determinadas enfermedades. Entre las plagas más habituales se encuentran las siguientes:

Sin embargo, en este artículo nos vamos a centrar en las enfermedades de los naranjos. A continuación hablaremos de las más comunes que aparecen en estos árboles frutales de la familia de los cítricos.

Gomosis

En primero lugar tenemos la gomosis. Se trata de una enfermedad que se caracteriza por la aparición de un tipo de goma alrededor del tronco del árbol. No obstante, este síntoma no viene solo. A parte de crear esa goma, la gomosis también provoca la formación de una mancha triangular y oscura sobre la base del tronco.

Artículo relacionado:
¿Cómo tratar la gomosis?

A pesar de que los síntomas más evidentes se pueden ver a simple vista en la parte del tronco, la gomosis en realidad opera desde las raíces de la planta y acaba extendiéndose hasta llegar a las zonas más altas. Esta expansión termina causando unos daños realmente graves en la estructura del árbol. Entre ellos se encuentran la defoliación y agrietamientos en el tronco. Además, las hojas se vuelven amarillas. Una vez que esta enfermedad alcanza un estado más avanzado, todas las partes del naranjo, incluidos sus frutos, acaban exudando gomosis.

Antracnosis

Seguimos con otras de las enfermedades de los naranjos más comunes: La antracnosis. ¿Cómo podemos detectar esta patología? Pues bien, la antracnosis destaca por provocar unas manchas pálidas en la estructura de la cáscara de los frutos. La evolución de esta enfermedad es lenta, pero acaba causando la podredumbre de las naranjas.

Artículo relacionado:
Antracnosis, uno de los hongos que más afectan a las plantas

Habitualmente, la antracnosis empieza a proliferar en los días de lluvia, sobre todo. El ambiente ideal para esta enfermedad es húmedo y con temperaturas más bien bajas. Hay que destacar que es bastante común que los primeros frutos que se vean afectados por esta patología sean aquellas que se encuentran en las ramas más débiles de la planta. Después ya pasa al resto del vegetal.

Podredumbre marrón

También conocida como aguado de los cítricos, la podredumbre marrón es una enfermedad muy nociva para los naranjos y temida por los cultivadores, pues provoca daños importantes en la estructura de la planta de manera muy rápida. La podredumbre marrón aparece por la presencia de un hongo perteneciente a la familia de los phitophthora.

Este agente fúngico afecta directamente a las raíces, provocando unos daños que acaban por alterar la estructura mediante la creación de unas formaciones gomosas. A su vez, estas formaciones gomosas afectan negativamente a la base del tronco a través de chancros. Una vez que esta enfermedad afecta al vegetal, lo hace de forma notable. La planta en cuestión presenta una defoliación muy evidente que amarillenta el nervio central de las hojas.

¿Cómo curar las enfermedades de los naranjos?

Es mejor prevenir las enfermedades de los naranjos que curarlas

Ahora que ya sabemos un poco más sobre las enfermedades de los naranjos más comunes, toca averiguar cómo tratarlas. Siempre debemos tener en cuenta que los vegetales bien cuidados son menos propensos a sufrir patologías, pero no inmunes. Detectar a tiempo si nuestras plantas están padeciendo alguna enfermedad es clave para poder salvarlas. Cuanto antes sepamos de qué enfermedad se trata, antes podremos ponerle remedio y evitar males mayores a nuestros cultivos.

Los tratamientos para las enfermedades de los naranjos que hemos mencionado anteriormente son los siguientes:

  • Gomosis: Una vez que el naranjo está contaminado, debemos raspar la superficie del tronco y posteriormente cubrirlo con un fungicida líquido. Eso sí, es imprescindible que la composición de este fungicida líquido contenga un contenido alto de cobre. No obstante, lo mejor sería evitar que el árbol contraiga gomosis. Para la prevención es fundamental evitar que se encharque la tierra alrededor del naranjo y sembrarlo en un lugar donde el suelo cuente con un buen drenaje.
  • Antracnosis: Para tratar la antracnosis en los naranjos, lo mejor que podemos hacer es realizar podas preventivas antes de que comiencen las lluvias. También nos ayudará eliminar aquellas zonas que veamos que están dañadas. Si a pesar de estas medidas no conseguimos solucionar el problema y el naranjo se ve afectado por la antracnosis, podemos acudir a los componentes químicos para combatirla.
  • Podredumbre marrón: Como siempre, lo mejor es intentar prevenir la aparición de esta enfermedad. Para ello podemos tomar ciertas medidas, como evitar heridas en la estructura de la planta, sembrar el árbol en un suelo con buen drenaje y no añadir nada de materia orgánica que se encuentre en descomposición cerca de la base del tronco. Sin embargo, si el naranjo ya se ve afectado por esta enfermedad, la única opción que nos queda es tratarla con un fungicida específico que actúe sobre este tipo de hongos.

Pues bien, ya conocemos las enfermedades de los naranjos más comunes y como tratarlas. Eso sí, más vale prevenir que curar. Asique tomar ciertas medidas preventivas como un buen drenaje y evitar encharcamientos es lo más recomendable.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)