Enfermedades de los nogales

Son varias las enfermedades que puede tener el nogal

Los nogales son árboles caducifolios muy comunes en toda Europa, aunque se encuentran también en Asia. Tienen varias utilidades, tanto para la fauna autóctona como para los humanos, ya que proporcionan mucha sombra, alimento ya que sus frutos son comestibles, y con la madera se fabrican muebles de alta calidad debido a su gran resistencia al ataque de los insectos.

Y de ellos precisamente quiero hablarte a continuación: de aquellos insectos patógenos y microorganismos que, en algún momento, pueden causarles problemas. Pero ¿cuáles son exactamente las enfermedades de los nogales y cómo se tratan?

¿Cuáles son las enfermedades de los nogales?

Al ser una planta muy resistente, realmente puede llegar a tener muy pocas enfermedades. Estas se manifiestan cuando la salud del árbol se debilita por algún motivo, ya sea por exceso de agua en sus raíces, calor extrema o porque se ha podado con una herramienta sin desinfectar, por ejemplo. Son las siguientes:

Antracnosis

La antracnosis es una enfermedad que afecta al nogal

Imagen – Wikimedia/Jerzy Opioła

La antracnosis o chancro es una enfermedad fúngica que está causada por diversos hongos patógenos. En el caso del nogal, el principal causante es la Gnomonia leptostyla. Esta hace que las hojas, ramas y frutos tengan manchas redondeadas de color marrón. Hay que estar un poco con el ojo avizor, ya que estas manchas empiezan siendo muy pequeñas, pero con el tiempo, se van haciendo más grandes.

Al igual que a la gran mayoría de hongos, a la Gnomonia le favorece el ambiente cálido y con una humedad del aire superior al 90%. Por eso, se aconseja aplicar fungicida contra la antracnosis (como este, que es un sobre para 750ml de agua) en primavera como preventivo, y también en cuanto aparezcan los síntomas.

Bacteriosis

El nogal puede tener bacteriosis

Imagen – Flickr/Hermes Almond

La peste negra del nogal o bacteriosis, tal y como su nombre indica, está causada por bacterias patógenas. En el caso concreto del nogal tenemos que hablar de las Xanthomonas arboricola, un tipo de bacteria que hace que las hojas tengan manchas negras de pequeño tamaño y oleosas, con el centro amarillento. A veces, también afecta a las flores y a los frutos.

Es una enfermedad que puede aparecer sobre todo después de las lluvias, y cuando las temperaturas son todavía suaves. Por desgracia, no existe tratamiento: en cuanto el árbol tenga los primeros síntomas, hay que eliminar las partes afectadas.

¿Qué plagas puede tener?

El Juglans regia es un frutal que da gusto cultivar, pues es raro que enferme o que le ataquen insectos. Pero no podemos olvidarnos nunca de que es un ser vivo, y de que como tal puede enfermar si las condiciones lo debilitan. Por eso, es importante conocer, también, las plagas que pueden afectarle:

Barrenador de la madera

El taladro amarillo destruye las ramas del nogal

Imagen – Flickr/Camponotus Vagus

El barrenador de la madera, también llamado taladro, es un insecto que puede causar muchos problemas al nogal. Tanto el taladro amarillo (Zeuzera pyrina) como el rojo (Cossus cossus) cuyas larvas excavan galerías en las ramas. Esto hace que las hojas se marchiten rápido, ya que se quedan sin suministro de alimento.

Los síntomas aparecen hacia finales de primavera y casi siempre en la parte superior de la copa del árbol. Es importante que el nogal se trate lo antes posible con un insecticida que elimine los taladros, como este que es un sobre para 12 litros de agua, para que no siga perdiendo hojas.

Carpocapsa

La Cypia pomonella es una plaga del nogal

Imagen – Wikimedia/Olei

La carpocapsa, cuyo nombre científico es Cydia pomonella, es una polilla que, en su fase larval, destruye los frutos al alimentarse de estos. Además, se puede distinguir con facilidad un orificio en los mismos.

Para evitar perder la cosecha, se han de hacer tratamientos con insecticidas anti-orugas, como este, desde el primer momento en el que los frutos empiezan a desarrollarse con insecticidas específicos.

¿Cómo se cura el nogal?

El nogal es un árbol caducifolio

Lo primero que hay que hacer siempre que nos encontremos un nogal que parece estar mal es identificar el problema, ya que si tiene alguna plaga o enfermedad tendremos que tratarlo con algún producto fitosanitario adecuado. Pero además de eso, es muy importante que se mantenga bien cuidado; es decir, que hay que procurar que no le falte agua ni nutrientes; ahora bien, sin pasarse, pues si se riega todos los días por ejemplo, y las temperaturas son suaves, lo más probable es que las raíces empiecen a morir como consecuencia del exceso de humedad del suelo.

Pero… aún hay más. Si queremos que tenga energía extra para superar mejor y en un periodo de tiempo más corto la enfermedad o la plaga, aconsejamos tratarlo con un bioestimulante para plantas líquido, como este. Este es un producto que ayudará a que sus defensas estén algo más fuertes, por lo que es más que probable que se recupere sin mayor problema.

Una vez que los síntomas hayan desaparecido, será muy bueno abonar al nogal con un abono rico en nutrientes, como el guano, el cual puede proceder de murciélagos o de aves marinas, pero que en todo caso es uno de los mejores abonos orgánicos más recomendados para que las plantas crezcan con salud. Puedes comprarlo aquí.

Así, tu nogal volverá a estar precioso, seguro.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.