Enfermedades del olivo y su tratamiento

El olivo es un árbol tradicionalmente cultivado dentro de las áreas más calurosas de Europa, el cual cuenta con un fruto muy valorado debido a que de él proviene el aceite de oliva, muy apreciado e incluso indispensable dentro de la dieta mediterránea y de las cocinas.

Es posible que las enfermedades del olivo hagan que su rendimiento se vea significativamente disminuido, independientemente de si se trata del olivar tradicional, el intensivo o el súper-intensivo, lo cual supone un riesgo para la vida del árbol al alcanzar sus etapas más severas. Es por eso, que en este artículo vamos a hablar acerca de las principales enfermedades que afectan al olivo y cómo tratarlas.

Repilo

Destaca por ser posiblemente la enfermedad más severa que puede presentar un olivo. La misma, causa la defoliación prematura del árbol, lo cual afecta directamente a su producción y lo hace débil, además de provocar lesiones en sus hojas, y en algunos casos, incluso afecta a los frutos y a sus cabillos o pedúnculos.

En este caso, los tratamientos fungicidas suelen ser los únicos que ofrecen un resultado efectivo con el fin de mantener el repilo bajo control, aunque realizar podas selectivas, quitar las hojas enfermas y  aplicar abonos sin nitrógeno, permiten reducir el riesgo de infección, ya que en caso de desarrollar esta enfermedad, la misma no llegaría a ser muy severa.

Agallas o tumores del cuello

Se trata de una enfermedad causada por la Agrobacterium tumefaciens, una bacteria que por lo general afecta a los árboles más jóvenes. Para evitarla, es fundamental tratar de que el olivo no tenga heridas, dado que dicha enfermedad suele contagiarse de este modo al permitir que la bacteria infecte y ataque al olivo.

La mayoría de los tratamientos usados para combatir esta bacteria no suelen ser efectivos, de manera que lo más conveniente es evitar que el árbol se contagie manteniéndolo en óptima condición y, evitándole cualquier posible herida.

Cuando el olivo ya se encuentra muy infectado, lo mejor será arrancarlo.

Prays del olivo

Consiste en una plaga que se sincroniza muy bien con el olivo, ya que se alimenta del mismo por tres generaciones anuales: antófaga, carpófaga y filófaga. A lo largo de dichas generaciones o etapas, esta plaga se alimenta a través de las hojas, las flores y el fruto del árbol.

Hay diversos tratamientos insecticidas que ayudan a mantener la polilla del olivo bajo control, sin embargo, el aliado para aquellos agricultores que deban combatir el Prays suelen ser las altas temperaturas del verano.

Verticilosis del olivo

Se trata de una enfermedad causada por la presencia de un hongo de suelo, la cual cuenta con un tratamiento realmente complicado. Hoy en día, resulta preciso utilizar variedades y/o porta-injertos muy resistentes con el fin de replantar aquellos olivares que se encuentren infectados.

Las hojas más antiguas suelen deformarse y marchitarse tomando un tono amarillento para luego caer, ya que a pesar de originarse en la raíz, este hongo avanza a través del árbol atrofiándolo hasta llegar a sus ramas, dejándolas débiles y secas. El tratamiento para la verticilosis consiste en contratar especialistas que realicen un control biológico, como por ejemplo: la biofumigación, que se trata de la aplicación de materia orgánica fresca, la cual cuando se descompone, ataca a los microorganismos.

Además, se deben aplicar determinados tratamientos como la solarización, que se trata básicamente de usar plásticos para tapar el suelo, y permitir que obtenga cierta temperatura, luz y humedad.

Xylella fastidiosa

Consiste en una bacteria que posee un inmenso potencial patógeno, la misma, es transmitida naturalmente entre las plantas debido a la acción realizada por múltiples insectos, los cuales actúan como vectores de la enfermedad, por lo que el control de la Xylella fastidiosa suele ser sumamente complejo.

A pesar de que actualmente no hay tratamientos reales para combatir esta bacteria, se conoce que ciertas variedades de olivo italianas, soportan la presencia de la Xylella Fastidiosa.

Mal del plomo

Es posible asegurar que el olivo presenta dicha enfermedad, cuando tiene manchas amarillas y marrones con formas irregulares. Esta se trata de una enfermedad no muy reconocida, la cual en muchos casos se confunde con el repilo, aunque en este caso puede verse un color gris y un tono plateado en el dorso de las hojas.

Su tratamiento principal suele ser el uso de fungicidas, no obstante, algunas medidas como el uso de abonos sin un alto contenido de nitrógeno, las podas selectivas y la eliminación de las hojas enfermas, permite disminuir no solo la incidencia del mal del plomo, sino también su severidad.

Aceituna jabonosa

Es una enfermedad que causa la aparición de manchas circulares de color marrón en la parte inferior del fruto del olivo, la cual es provocada por la presencia de un hongo conocido como Colletotrichum.

Dichas manchas expulsan un líquido anaranjado y gelatinoso que hace que el fruto se pudra y caiga del árbol o permanezca momificado en él. Es igualmente posible que afecte a las ramas, haciendo que se sequen y no den nuevos brotes.

Su tratamiento consiste en aplicar soluciones de sulfato de cobre de forma preventiva solamente cuando se trata de un área de riesgo. Igualmente se deben aplicar sulfatos cúpricos durante el otoño y el invierno, ya que en estas épocas la humedad y la temperatura suelen ser propicias para su proliferación.

También hay que llevar a cabo quemas y barridas de aquellas partes del árbol que cayeron al suelo, con el fin de evitar que el hongo se mantenga latente.

Mosca del olivo

Es conocida por ser una de las plagas que afectan con mayor frecuencia a este tipo de árboles, independientemente de si se tratan de olivos tradicionales, de cultivo intensivo y/o súper intensivo.

En el momento de aplicar los tratamientos, es preciso tener en cuenta que ciertas variedades de olivo suelen ser mucho más sensibles ante el ataque de esta plaga.

El uso de trampas en estos árboles es un método muy efectivo para controlar las primeras generaciones de esta plaga, asimismo, es preciso aplicar tratamiento de cobre sobre todo en aquellas áreas en las que suele acumularse una mayor humedad y en las que son menos aireadas. No obstante, es esencial no abusar del cobre debido a que podría acabar también con otros hongos que resultan útiles para la vida del olivo.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Enfermedades y plagas

Mi nombres es Lurdes y entre una de mis grandes aficiones se encuentra la jardinería y todo lo que tenga que ver con la naturaleza, las plantas y las flores. En general, todo lo que tenga que ver con lo "verde".

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.