Plagas y enfermedades del tomate. Síntomas y tratamientos

En nuestro huerto podemos sufrir de numerosas plagas y enfermedades en los cultivos. Por lo general, un buen tratamiento y algunas acciones beneficiosas pueden ayudar a prevenirlas pero, una vez infectado, el cultivo mostrará diversos síntomas. Hoy venimos a hablar de las distintas plagas y enfermedades del tomate. Trataremos las más importantes, mencionando cuáles son los síntomas para identificar que nuestro tomate está enfermo o infestado de insectos y cómo tratarlo.

¿Quieres conocer cómo mantener tus tomates en buen estado conociendo las plagas y enfermedades más importantes? Pues sigue leyendo porque éste es tu post 🙂

Plagas del tomate

Comenzamos a nombrar y analizar las distintas plagas por las que puede ser afectado el cultivo de tomates.

Pulgón

El pulgón es una de las enfermedades más comunes en el tomate. Hay que estar bastante atentos para no que no dañen nuestros cultivos. Y es que estos insectos se alimentan de la savia del tomate y producen hongos en las hojas. A este tipo de hongo se le llama negrillas y al cubrir gran parte de la superficie de la hoja impiden que puedan realizar bien la fotosíntesis.

Para evitar la aparición del pulgón debes eliminar primero las malas hierbas que atraen a este tipo de insectos. Son capaces de esconderse entre ellas y asaltar a nuestros cultivos. También podemos eliminarlos a través de la maceración de ortigas. Debemos pulverizar sobre los tomates para eliminar a los pulgones o poner ciertas trampas para capturarlos mientras vuelan.

Mosca blanca

Esta plaga es la principal causa de algunas de las enfermedades que atacan a nuestros tomates. Al igual que el pulgón, se alimentan de la savia. Las condiciones ideales para que proliferen son las altas temperaturas y alta humedad. Es más frecuente verlas en las estaciones de verano y primavera donde las condiciones son más ideales para ellas.

Para eliminarlas y controlar las poblaciones es mejor usar trampas cromáticas. Podemos también utilizar algunas infusiones preparadas manualmente de ajenjo y tanaceto. Utilizaremos ajo triturado y lo diluiremos en agua para ahuyentar a estos insectos. El aceite de neem es un producto bastante utilizado en la agricultura  y es bastante eficaz para quitar esta plaga tan molesta.

Una opción bastante útil es la de sembrar algunas plantas que ayuden a que las moscas blancas no se acerquen a nuestros cultivos. Se trata de plantas escudo y las mejores especies para ello son la albahaca, los claveles chinos y la caléndula.

Orugas de mariposas

Las orugas de la mariposa son bastante dañinas para nuestros cultivos. Se alimentan directamente del tomate y crecen en su interior. Podemos encontrarnos con grandes agujeros que hacen que los tomates se pudran y no puedan ser comidos.

Para eliminar estas orugas debemos emplear insecticidas ecológicos y biológicos. Hay bacterias que sirven para paliar estos problemas y que no son dañinas para el ser humano. Su uso es completamente natural, por lo que no necesitaremos de pesticidas ni ningún otro producto químico.

Araña roja

La araña roja es un tipo de ácaro que se alimenta de la savia de las plantas. Para saber si nuestros tomates están infestados con esta plaga debemos fijarnos en el envés de las hojas. Suelen colocarse en grupos y son fáciles de reconocer. Si encontramos con una hoja que tenga arañas rojas, es mejor arrancarla y no permitir que contagien el resto. Suelen aparecer por un exceso en el uso del abono. También podemos emplear azufre sobre la planta espolvoreándolo.

Trips

La forma más fácil de reconocer que nuestros tomates tienen trips es viendo la aparición de unos anillos de color verde o amarillo. Para evitar el contagio, lo mejor es colocar algunas trampas en forma de carteles o botellas pintadas de color azul.

Para optar siempre por soluciones ecológicas, lo mejor  es emplear algunos animales que se alimenten de estos insectos para eliminarlos naturalmente. Alguno de estos animales son las avispillas Cales Noacki, Eretmocerus eremicus, Eretmocerus  mundus y a las de la especie Encarsia Formosa.

Enfermedades del tomate

Ahora pasamos a describir las enfermedades más importantes que puede tener el tomate.

Mildiu

El mildiu es una de las enfermedades más comunes por las que pasará nuestro tomate. Se trata de un hongo que genera parásitos en muchas otras hortalizas. Su aparición se da por un exceso de humedad y riego. Estas condiciones son muy favorables para ellos y se da también cuando llueve frecuentemente.

Para reconocer que nuestros tomates están infectados por el mildiu debemos ver las manchas marrones que aparecen en las hojas y cuya textura es similar al polvo. Es así como provocan que las hojas no puedan respirar bien y se asfixien.

Para eliminar el mildiu debemos centrarnos en quitar las partes infectadas para que no se propague por el resto de hojas y dañe más cantidad de cultivo. Después, pasaremos a airear la zona para reducir la humedad que tienen los tomates y eliminar las condiciones perfectas para que el mildiu haga de las suyas. Aclarear la cosecha es una buena práctica que podemos realizar para evitar las zonas donde se acumula más la humedad y que, por lo tanto, son más propensas para que nuestros cultivos sean dañados.

Si tras los tratamientos nombrados el mildiu sigue persistiendo, lo mejor es cambiar el sitio donde estamos cultivando los tomates y buscar alguna zona donde la humedad sea menor naturalmente y no tengamos que estar preocupándonos de acondicionar el lugar.

Oidiopsis

Se trata de un hongo que se genera en buenas condiciones de humedad y temperatura. La mayoría de los hongos necesitan bastante humedad y una temperatura agradable para desarrollarse bien. Para poder reconocerlo, tenemos que fijarnos en que tiene un color blanquecino y suelen salir en el haz de la hoja. Conforme crecen y avanza el tiempo hace que la hoja se torne en amarillo hasta que finalmente la pudre.

Para poder combatirlo de forma ecológica podemos utilizar azufre mojable o en polvo. También si tienes huerto urbano y puedes poner las plantas al sol, el hongo muere.

Espero que con esta información puedas aprender a cuidar a los tomates y prevenirlos de las plagas y enfermedades.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Enfermedades y plagas

Graduado en Ciencias Ambientales y Máster en Educación Ambiental por Universidad de Málaga. Mi objetivo es dar a conocer toda la información de medioambiente a los lectores de manera sencilla, clara y entretenida para que se aprendan los valores de la naturaleza y la necesidad de preservarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.