Las alegres flores de las Equináceas

Echinacea

Las Equináceas son unas plantas que embellecen el jardín de una forma espectacular. Poseen unas flores muy curiosas; de hecho, no son flores simples, sino que forman una inflorescencia compuesta por flores púrpuras, amarillas o blancas dispuestas en forma de cabezuelas cónicas. El cono sobresale bastante, por lo que llama mucho la atención.

Además, se pueden usar tanto como planta ornamental como medicinal, tanto en maceta como en el jardín.

Características principales de las Equináceas

Echinacea flor amarilla

Estas magníficas plantas originarias de América del Norte pertenecen a la familia Asteraceae. El género comprende 10 especies, entre ellas la Echinacea angustifolia o la Echinacea purpurea. Se trata de hierbas perennes que pueden crecer hasta los 2m de altura, con hojas lanceoladas de hasta 20cm de longitud por 10cm de ancho. Las inflorescencias brotan de la planta de un tallo floral que mide alrededor de 40cm de largo, durante el verano. Hacia finales del otoño madurarán las semillas, las cuales tienen forma alargada, de 1cm o 1,5cm de largo, y son de color marrón claro.

¿Cómo se cuidan?

Echinacea blanca

Nuestras protagonistas son muy fáciles de cuidar y de mantener. Pero sí que tenemos que tener en cuenta una serie de cosas para que crezcan sin problemas, pues un error en el cultivo podría perjudicarlas seriamente.

Ubicación

Coloca tus Echinaceas en un lugar donde estén expuestas a la luz solar a ser posible durante todo el día. También puede adaptarse a un lugar con semisombra, pero es probable que sus flores no se desarrollen correctamente.

Por cierto, no te preocupes por el frío, ya que pueden soportar heladas de hasta -10ºC.

Riego

El riego de estas plantas ha de ser regular: en verano, será conveniente regarlas unas 2-3 veces por semana, y el resto del año cada 5-6 días. Es importante evitar que la tierra o el sustrato permanezca húmedo durante mucho tiempo, ya que sus raíces podrían pudrirse.

Trasplante

El trasplante se realizará en primavera, después de que el riesgo de heladas haya pasado. En el caso de que se quiera pasar a una maceta mayor, ésta tendrá que ser al menos 4cm más amplia que la anterior; por otra parte, si se quiere plantar en el jardín, es recomendable mezclar la tierra con sustrato universal para plantas.

Poda

No necesita poda, pero se pueden quitar las flores y hojas marchitas.

Plagas y enfermedades de las Equináceas

Estas bellas plantas no se ven afectadas plagas ni tampoco tienen enfermedades. Sin embargo, si el ambiente es muy seco podría tener pulgón en sus capullos florales, los cuales se pueden repeler o eliminar pulverizándolos con agua o con aceite de Neem.

Si por el contrario el sustrato o la tierra están muy húmedos, empezarían a verse mustias, con las hojas caídas. En este caso, se aconseja suspender el riego hasta que no pasen 4-5 días.

¿Cómo se reproducen?

Semillas Echinácea

Imagen – evergrowingfarm.com

Si quieres tener nuevos ejemplares en tu jardín o patio, puedes hacer dos cosas: dividirla o sembrar sus semillas. Veamos cómo proceder en cada caso:

División

En primavera u otoño puedes dividir tu planta en dos (o más). Para ello, has de hacer lo siguiente:

  • Si está en maceta: si tienes tu Equinacea en maceta, simplemente tienes que extraerla y, con una sierra de mano, cortar por la mitad, haciendo un corte vertical desde la superficie del sustrato hasta parte posterior del cepellón. Luego, plántalas en nuevas macetas con sustrato universal para plantas.
  • Si está plantada en el suelo: haz una zanja alrededor de unos 30cm de profundad, y luego haz un corte con una sierra de mano para dividir la planta. Después, con cuidado, extráela con raíz y plántala en otro lugar.

Semillas

Para sembrar sus semillas, es aconsejable adquirirlas en primavera, especialmente si vives en un clima donde en otoño e invierno las temperaturas son frescas (inferiores a los 10ºC); de este modo, las plántulas podrán crecer más en menos tiempo, lo cual asegurará que en un futuro muy cercano, más o menos a los dos años, florezcan. Se siembran de la siguiente manera:

  • Introdúcelas en un vaso con agua durante 24h para saber cuáles son las viables (es decir, aquellas que se hunden), y las que no. Las primeras serán las que nos sirvan, aunque puedes sembrar las otras también en un semillero aparte, pues a veces la naturaleza nos depara alguna que otra sorpresa 🙂 .
  • Al día siguiente, prepara el semillero. Puedes usar macetas convencionales, bandejas de semillero, envases de leche o de yogur… Independientemente de lo que uses, es importante que el sustrato sea poroso, por lo que es aconsejable mezclar turba negra con perlita a partes iguales.
  • Pon un máximo de 2 semillas en cada semillero, separadas entre sí.
  • Después, cúbrelas con un poco de sustrato, y dales un buen riego.

Finalmente, quedará esperar… y regar los semilleros 3-4 veces por semana para mantener la tierra húmeda. Al cabo de 7-14 días germinarán las primeras semillas, las cuales podrás pasar a maceta individuales o al jardín cuando midan unos 10cm de altura.

Usos

Echinacea amarilla

Las Echináceas se usan sobretodo como planta ornamental, ya sea en maceta o jardineras, o en el jardín para crear alfombras florales. Pero también se usan por sus interesantes propiedades.

Propiedades de las Equináceas

¿Eres de los que se resfrían con regularidad? Entonces esta es tu planta. Sí, sí, no es ninguna broma: fortalece el sistema inmunológico, evitando el resfriado e, incluso la gripe, tal y como revela un estudio de la Universidad de Giessen (Alemania) que puedes leer aquí.

Pero además, también alivia los síntomas de la bronquitis, de la candidiasis y del herpes, entre otros.

Efectos secundarios de la Echinacea

Si bien no suele causar efectos secundarios, algunas personas sí que pueden experimentar reacciones alérgicas, tales como erupciones en la piel o problemas respiratorios. Por este motivo, si eres o crees que eres alérgico a estas flores, o a cualquier otra de la familia (margaritas, crisantemos, caléndulas), no la consumas.

Asimismo, también es importante evitarla si se toman inmunosupresores, si se han tenido náuseas o algún tipo de malestar estomacal tras su consumo.

Flor de Echinacea

La Equinácea es una planta espectacular: muy agradecida, no necesita atenciones especiales y, además, nos ayuda a combatir el resfriado y la gripe. ¿Qué más se puede pedir? 😉

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Categorías

Flores

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

2 comentarios

  1.   Hazel dijo

    Hola Monica, he visto muchas variedades de equinaceas en catalogos online, me recomendarias sembrarlas en la zona 10b? Algunas paginas recomiendan estratificar las semillas o que las plantas requieren pasar frío para florecer… así que estoy algo dudoso. Saludos

    1.    Mónica Sánchez dijo

      Hola Hazel.
      Sí, puedes tenerla sin problemas. Las semillas se pueden sembrar directamente en maceta, pero sí que es verdad que cuando el clima es muy cálido es mejor estratificarlas en la nevera durante un par de meses para aumentar su tasa de germinación.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *