Equiseto de invierno (Equisetum hyemale)

Planta Equisetum hyemale

Imagen – Wikimedia/Joel Abroad

A veces en un jardín o en un patio no se busca que las plantas llamen la atención, sino que causen algún efecto, que le den ”ritmo” y/o volumen a algún rincón determinado… o que tengan propiedades interesantes. Ese es el caso del Equisetum hyemale. Por ese nombre quizás no sepas bien cuál es, pero si te digo que se conoce como cola de caballo, puede que te suene más 🙂 .

El problema es que ese nombre se utiliza para llamar a todas las especies del género Equisetum, y en esta ocasión solo nos vamos a centrar en una, que por cierto es una de las más bonitas y resistentes.

Origen y características

Vista del Equisetum hyemale en hábitat

Imagen – Wikimedia/hebdromadaires

Se trata de un arbusto rizomatoso originario de Europa, Asia y América del Norte conocido como equiseto de invierno o cola de caballo. Desarrolla tallos huecos verticales de hasta 90 centímetros de altura. Las hojas, apenas visibles, brotan alrededor del tallo, de tal manera que forman una banda estrecha de color negro-verde. No produce flores ni semillas, sino que se reproduce sacando retoños de raíz.

Dependiendo de las condiciones del lugar, puede ser perennifolia o caducifolia, pero eso no es un problema realmente, ya que crece a muy buen ritmo 😉 .

Usos medicinales

Si se cuece toda la planta se puede utilizar para tratar gastritis, úlceras, vómitos y otros problemas relacionados con el sistema digestivo, así como para las enfermedades renales y de las vías urinarias.

¿Cuáles son sus cuidados?

Equisetum hyemale

Imagen – Wikimedia/Linne1

¿Quieres tener un ejemplar de Equisetum hyemale? A continuación te decimos cómo se cuida:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol o en semisombra.
  • Tierra:
    • Maceta: usar sustrato de cultivo universal que tenga buen drenaje, como este que puedes comprar aquí.
    • Jardín: crece en suelos fértiles, con buen drenaje.
  • Riego: regar muy seguido. No es una planta acuática, pero casi 🙂 . Mantener la tierra siempre húmeda.
  • Abonado: en primavera y verano con abonos orgánicos.
  • Multiplicación: por división en primavera.
  • Época de plantación o trasplante: en primavera, cuando el riesgo de heladas haya pasado.
  • Rusticidad: resiste hasta los -7ºC.

¿Qué te ha parecido esta planta?

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.