¿Es difícil de cuidar el Pachypodium lamerei?

Pachypodium lamerei

Esta es una planta que a muchos de nosotros nos trae de cabeza. Creemos que lo conocemos bien, pero… siempre erramos en algo, y a veces es simplemente porque le damos un poco más de agua de la que necesita, pero eso es suficiente para que el tronco simplemente se pudra.

Lo cierto es que el Pachypodium lamerei es un arbusto/árbol suculento cuyas flores blancas nos tienen enamorados a más de uno, pero. ¿por qué si los expertos nos dicen que es fácil de cuidar nosotros no tenemos la suerte de tener un ejemplar sano?

Pachypodium lamerei var. ramosum

Esta historia comenzó como muchas otras: viendo imágenes de ejemplares adultos por Internet. Por las dimensiones que alcanza, y por haber tenido más adelante la oportunidad de ver algunos en el vivero de cactus y crasas del pueblo, decidí comprar uno, a ver qué tal. Lo tenía todo preparado: maceta, sustrato… incluso había elegido la ubicación, que por supuesto sería a pleno sol.

Todo iba bien, hasta que llegaron las lluvias. Ese año hubo algunas seguidas, por lo que el sustrato -turba negra sola-, estuvo humedecido durante bastante tiempo. Y fue entonces cuando surgieron los problemas.

Pachypodium lamerei

Sí: se empezó a pudrir el tallo, hasta que finalmente le atacó un hongo y lo perdí. Pero este año lo he vuelto a intentar, eso sí, con un ejemplar mucho más joven (mide unos 6cm de altura), y la verdad es que por el momento está creciendo de maravilla. ¿Por qué? Porque tiene un sustrato muy, muy poroso que le permite tener las raíces aireadas.

Así, si tú también has tenido problemas, te recomiendo que hagas lo mismo: cámbiale el sustrato. Yo utilizo específicos para bonsáis que, si bien son plantas totalmente diferentes, que nada tienen que ver la una con la otra, son sustratos de calidad que ayudan a que los cactus y las crasas tengan un crecimiento excepcional. Para el Pachypodium mezclé 70% de akadama con 30% de kiryuzuna, pero puedes mezclar 70% perlita con 30% de arena río.

Riega una vez por semana y, lo más importante: en invierno protégelo en un invernadero o en el interior del hogar -siempre en una habitación muy luminosa-, y riega muy de vez en cuando.

Con estos consejos, seguro que tu Pachypodium puede tener un desarrollo y crecimiento óptimos. Ya me contarás a ver qué tal te va 🙂 .

¿Te gusta la jardinería? Esto no te puede faltar
Tanto si te estás aficionando en el mundo de la jardinería como si eres un experto, no te puede faltar nada de esto:
Kit de accesoriosHerramientasSemillas

Categorías

Plantas

Mónica Sánchez

Investigadora de las plantas y de su mundo, actualmente soy coordinadora de este querido blog, en el cual llevo colaborando varios años. Me encanta... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *