Escorzonera (Scorzonera hispanica)

Las flores de la escorzonera son amarillas

Imagen – Flickr/manuel m. v.

¿Has oído hablar alguna vez de la escorzonera? Se trata de una hierba hortícola cuya raíz y hojas son comestibles… y medicinales. Además, su cultivo es realmente sencillo, pudiéndose llevar a cabo en maceta o en el huerto.

Como crece rápido, no hay que esperar mucho a poder aprovecharla. ¿Te contamos cómo cuidarla? Vamos allá 🙂 .

Origen y características

Vista de la planta de escorzonera cultivada en tierra

Imagen – Wikimedia/Rasbak

La escorzonera, conocida también como salsifí negro, salsifí de España o tarinetes, es una hierba perenne cultivada como anual cuyo nombre científico es Scorzonera hispanica. Es nativa del sudeste de Europa, probablemente de España donde se la puede encontrar en gran parte de la península ibérica.

Crece hasta alcanzar una altura máxima de 90cm, y tiene hojas alternas, de color verde brillante por el haz y pálidas en el envés. Estas son oblongo-lanceoladas, y tienen el margen entero o algo dentado. Las flores son capitulares y amarillas. La raíz mide unos 20-30cm de largo por 3-4cm de grosor, y tienen la piel negra y la pulpa blanca.

Usos

  • Comestible: las hojas y, sobretodo, la raíz, se consumen una vez cocidas en ensaladas. También hay recetas de tortilla de flores de escorzonera.
  • Medicinal: es recomendable su consumo en aquellas personas que padecen reuma, gota, hipertensión, arterioesclerosis, o diabetes.

¿Cómo se cuida/cultiva?

La escorzonera es una hierba comestible

Imagen – Wikimedia/Guettarda

El cultivo de la escorzonera es sencillo, solo debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Ubicación: ha de estar en el exterior, a pleno sol.
  • Tierra:
    • Jardín: fértil, profundo y ligero.
    • Maceta: sustrato de cultivo universal. La maceta ha de ser profunda, de al menos 40cm.
  • Riego: frecuente, cada 2-3 días.
  • Abonado: durante toda la temporada se ha de abonar con abonos orgánicos, como el estiércol. La cantidad aconsejada es de 30t/ha.
  • Plagas y enfermedades: pulgones, roya blanca y oídio. El primero se controla con trampas adhesivas de color azul, y los segundos con fungicidas a base de cobre.
  • Siembra: a finales de verano.
  • Recolección: la raíz se recolecta a los 4 meses más o menos de la siembra.
  • Conservación: se puede tener en el congelador sin problema.

Espero que disfrutes con el cultivo de esta hierba 🙂 .

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

¿Buscas plantas que estén preciosas en otoño?
Echa un vistazo a nuestra selección de variedades y ya verás como vas a disfrutar como nunca de esta maravillosa estación
13 plantas de otoño para exterior