Esparraguera africana (Asparagus densiflorus)

Asparagus densiflorus

En regiones como la del mediterráneo encontramos plantas como la que se conoce con el nombre científico Asparagus densiflorus. A simple vista parece una especie común, con un valor ornamental que no es muy distinto al que puede tener cualquier otro vegetal, pero cuando te detienes a observarlo y luego dedicas un ratito a conocerla… te das cuenta de que tienes el lugar perfecto para él en tu hogar ? .

Si has llegado a esa conclusión, hazte con un ejemplar y sigue los consejos que te vamos a ofrecer ahora para que sepas cómo cuidarlo bien desde el primer día.

Origen y características

Origen y características del Asparagus densiflorus

El Asparagus densiflorus, conocida como esparraguera africana, es una planta nativa de Sudáfrica que produce tallos leñosos, cilíndricos, armados con espinas y con gran cantidad de hojas. Las flores se agrupan en inflorescencias de racimo, y son de un color blanco muy bonito.

Crece hasta alcanzar una altura máxima de 40-45cm, motivo por el cual se puede cultivar sin problemas en macetas durante toda su vida. Eso sí, hay que mantenerlo alejado de los animales domésticos pues es tóxico para ellos.

Uno de los usos que se le da a menudo es servir de complemento en los ramos de flores, ya que esas hojas tan plumosas quedan muy bien con conjuntos de flores como pueden ser las rosas. En muchas floristerías tienen esta planta precisamente para eso, para cortar tallitos y usarlos junto con las hojas para montar los ramos.

¿Cuáles son sus cuidados?

Cuidados Asparagus densiflorus

Si finalmente decides hacerte con uno, te recomendamos cuidarlo de la siguiente forma:

Ubicación

Debes tener en cuenta que esta planta es muy resistente pero su mejor ubicación va a ser una donde pueda tener la mayor cantidad de luz. Ahora bien, al igual que pasa con otras plantas, la esparraguera puede estar en sol directo pero no es lo mejor. Para que te hagas una idea:

  • Si la pones en sol directo, lo que provocará es que la planta pierda el verde brillante que tiene en su follaje y a cambio aparecerá amarilla. La verás como si estuviera enferma y además ya no sería bonita.
  • Si la pones en sombra y no dejas que le dé la mayor cantidad de luz, entonces vas a provocar que sus frondes se alarguen. ¿Qué implica esto? Pues que vas a perder esa densidad que tiene toda la planta y el porte compacto.

Así que, si quieres que vaya bien, lo mejor es lo siguiente:

  • Exterior: a pleno sol o en sombra parcial.
  • Interior: en una habitación luminosa.

Temperatura

Al igual que la ubicación, la temperatura es muy importante para que la planta se sienta bien. La temperatura ideal de esta planta es de entre 13 y 17 grados centígrados. No le gusta el frío, aunque puede tolerarlo.

El problema viene con los extremos, es decir, con fríos o heladas que bajen la temperatura a menos de 8 grados; o calor intenso que eleve demasiado la temperatura (su tope está en 25 grados).

Por eso, en estos casos, y dependiendo de dónde la tengas, sería conveniente tenerla dentro de casa para que no sufra cuando la temperatura no es la idónea para ella.

Tierra

  • Maceta: sustrato de cultivo universal, o si lo prefieres mezcla turba negra con perlita y humus de lombriz a partes iguales.
  • Jardín: crece en suelos fértiles y bien drenados. Te recomendamos que hagas una especie de tazón a su alrededor porque así, cuando lo riegues, el agua se quedará en su espacio y harás que se filtre mejor hacia las raíces.

Riego

Riégalo unas 2 o 3 veces por semana en verano, y cada 4-5 días el resto del año.

La planta Asparagus densiflorus precisa de tener el suelo algo húmedo, de ahí el riego moderado que tiene. Ahora bien, un pequeño truco para saber si necesita ser regada o no es que, antes de hacerlo, toques el suelo y veas si es ligero y que se desmenuce. Si es así, es que necesita agua. De hecho, en invierno muchos reducen aún más ese riego. Si lo recuerdas, te hemos dicho que se riega cada 4-5 días, pero dependiendo de su ubicación, temperatura y humedad, puede ser que haya que espaciar mucho más los riegos.

Y hablando de humedad, es muy agradecida con esta porque le permite hidratar todo su follaje. De hecho, se recomienda que se pulverice al menos 2-3 veces a la semana, más si es verano ya que podría necesitarlo si está en una ubicación de mucho calor.

Normalmente, si sigues una buena pauta de riego, lo normal es que crezca muy rápido, no solo a lo alto, sino de manera frondosa.

La planta Asparagus densiflorus precisa de tener el suelo algo húmedo

Abonado

En primavera y verano. Como no es comestible, puedes abonarlo con abonos químicos como el universal o el de hojas verdes que venden ya listos para su aplicación en los viveros. Si prefieres abonos orgánicos, usa mejor el guano.

La pauta para abonar esta planta es cada 15 días. Lo que sí debes tener en cuenta es el tamaño de la planta. Hay algunos fabricantes que solo te dan la cantidad pero para plantas adultas, no para jóvenes o para pequeñas.

Por eso, tendrás que ajustar la cantidad de fertilizante a usar para no pasarte y sobrealimentar, lo que puede hacer que sufra de estrés por un crecimiento demasiado rápido.

Poda

La poda que se lleva a cabo en la Asparagus densiflorus es la de mantenimiento, por lo que se puede hacer en cualquier momento del año.

Esta poda se centra casi siempre en eliminar las partes viejas o que están muertas para que no afeen el aspecto de la planta y tampoco puedan perjudicarla. También ayuda a que desarrolle más eslingas (tallitos).

Otro de los motivos por los que puedes cortarla es debido a que pierda su forma compacta, bien porque hay un tallito que se ha hecho más grande o porque tiene una forma que rompe con la que tú tenías o querías.

Por último, si tu esparraguera está amarillenta, sí se lleva a cabo una poda drástica, cortando a ras del suelo.

Plagas y enfermedades

Aquí debemos de separar dos situaciones en las que te puedes encontrar. Por un lado, que tu planta esté bien, que cumplas con los cuidados de la Asparagus densiflorus, y que se vea sana. Si es así, seguro que no vas a tener problema con plagas o enfermedades porque es resistente. Eso no quiere decir que esté exenta de ellos, pero los superará más fácilmente.

Si está mal, entonces sí le afectará y podría poner en peligro a la planta.

¿Y cuáles son esos problemas? En cuanto a plagas, la más importante es la araña roja. Esta hace que las hojas de la esparraguera se vuelvan amarillas y se caigan. Así, deja al descubierto unos filamentos que hay bajo esas hojas, hechos por esa araña. Lo mejor es la humedad, ya que este insecto la odia. Si pulverizas la planta con más frecuencia la evitarás.

Otra de las plagas son las cochinillas, que suelen colocarse detrás de las hojas o en los tallos. Provocan que las hojas se vuelvan amarillas pero en manchas, sobre todo en las venas, y se va extendiendo. La forma de quitarlas es con un algodón con alcohol para ir eliminándolas una a una de la planta y tratarla con este mismo remedio al menos durante 8 días.

Multiplicación

En el caso de la multiplicación, la puedes llevar a cabo de dos formas diferentes: por semillas o por división de la planta.

Por semillas

Si optas por plantar tu propia Asparagus densiflorus, deberás hacerlo siempre a primeros de primavera.

Cuando las plantes, debes colocar la maceta o el semillero en una zona de sombra y cubriéndolo con un paño opaco. Controla que la tierra se mantenga húmeda y, solo cuando veas que empiezan a germinar las semillas, deberás retirar ese paño.

Mantenla un par de días aun en sombra y después ve llevándola a zonas más iluminadas. Cuando notes que están fuertes, podrás trasplantarlas a macetas pequeñas (si no lo has hecho desde el principio).

Por división

Si tienes una Asparagus densiflorus grande, puedes dividirla en plantitas más pequeñas. Es cierto que son más fáciles de reproducir que las semillas. Pero tienen un inconveniente, y es que se ralentizan en su crecimiento.

Aun así, si quieres llevarlo a cabo, te recomendamos hacer esa división siempre en primavera.

Rusticidad

Sensible al frío y a las heladas.

Que disfrutes de tu Asparagus densiflorus ? .


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.