Características, cuidados y usos de la espinaca

La espinaca que tiene como nombre científico Spinacia oleracea, es una planta que se cultiva durante todo el año, que pertenece a la familia de las amarantáceas al igual que a la subfamilia de las quenopodiáceas, por lo general esta planta se cultiva como una verdura debido a las hojas comestibles que posee, son de gran tamaño y además tienen un color verde bastante oscuro.

Como ya hemos mencionado, esta planta se cultiva a lo largo de todo el año y la podemos comer estando fresca, la podemos cocinar o hasta incluso freír. Hoy en día esta es una de las verduras que podemos encontrar con mayor frecuencia estando congelada.

Características

La espinaca es una de las plantas herbáceas que tiene la capacidad de ser anual y en ciertas de sus variedades pueden llegar a ser de larga duración.

Tienen la posibilidad de alcanzar una medida de un metro de alto aproximadamente, los tallos de esta planta son simples y poseen pocas ramificaciones. Las hojas de la espinaca suelen ser bastante carnosas, teniendo una forma alargada y por otro lado, posee una raíz que es pivotante, al igual que posee pocas ramificaciones y a su vez es superficial.

Estando en su primera fase, tiene la capacidad de desarrollar hojas que se agrupan formando una roseta.

Estando en su segunda fase, esta es una planta que llega a desarrollar un tallo floral que tiene la posibilidad de alcanzar una medida de unos 80 cm de alto. De este surgen unas flores que son de un tono verdoso y la espinaca por ser una planta que es del tipo dioica, tiene flores que son masculinas al igual que femeninas, lo que ha hecho que sea mucho más sencillo obtener  nuevas especies híbridas que tengan un mejor sabor, otra textura, otro color y hasta incluso una resistencia a una gran cantidad de climas.

Propiedades

Entre las principales propiedades que podemos encontrar es el hecho de que puede contar con una gran cantidad de betacarotenos que supera mucho más a los que posee la zanahoria, es por este motivo que si consumimos espinaca puede llegar a provocar que se contrarreste la posibilidad de que lleguen a desarrollarse las células cancerígenas.

Los betacarotenos son pigmentos que se encuentran en los vegetales que, debido a la acción que cumple en hígado, vienen siendo transformados en la Vitamina A, con cada uno de los beneficios que esto puede ofrecer para la salud del ser humano.

La espinaca posee un alto contenido de ácido alfalipoico, que es un antioxidante de fuerte impacto y que tiene la capacidad de evitar que las células de nuestro cuerpo pasen por un envejecimiento prematuro.

A la luteína al igual que la zeaxantina las conocemos como dos flavonoides que se encuentran presentes dentro de los componentes de la espinaca y que se encargan de desenvolver un papel de gran importancia en tener la capacidad para poder evitar lo que es el envejecimiento ocular, lo que quiere decir que es la pérdida de la visión debido a la edad.

Se ha podido concluir que los flavonoides pueden llegar a evitar que se desarrollen las cataratas en aquellas personas que tienen una edad avanzada.

El contenido de vitamina K representa otra de las propiedades de gran valor que tiene esta hortaliza y es que la vitamina K es muy importante para que así podamos asegurar una coagulación correcta de la sangre. De la misma forma, su contenido de ácidos grasos insaturados tiene muchos beneficios para una mayor fluidez de la sangre, al igual que es de gran ayuda para poder combatir las amenazas que puede causar la arteriosclerosis.

La espinaca la podemos comer cruda si preparamos una ensalada o también la podemos cocinar. Lo mejor es que la espinaca se pueda consumir cruda si nos proponemos una dieta que sea para bajar de peso.

Las propiedades nutritivas

La mayor parte de las espinacas se encuentran compuestas por agua, que supera el porcentaje de un 90 %, que además tiene un porcentaje bastante bajo de hidratos de carbono al igual que de grasas, es por esta razón que son tan recomendadas por los especialistas en nutrición como un alimento que puede formar parte de nuestra dieta si queremos regular o bien sea perder un poco de peso.

Los grupos de vitaminas que contiene la espinaca son la E, A, C y también la vitamina B, ofreciendo una acción antioxidante, regula la visión para que este en buen estado en aquellas personas que sufran de problemas oculares, es buena para la piel, el cabello, para los huesos, las mucosas y también para el sistema inmunológico en general, siendo uno de los alimentos más adecuados para poder prevenir las enfermedades que afectan al corazón, al igual que las enfermedades degenerativas como el cáncer.

Aparte de que tiene la capacidad de intervenir en la formación del colágeno, al igual que de los glóbulos rojos, la espinaca es un alimento que puede ser un excelente tratamiento contra la anemia, así mismo interviene en el proceso de formación de los glóbulos blancos, en la absorción del hierro que se encuentra en los alimentos y también en la resistencia contra las infecciones. El elevado contenido de fosfato que posee hace que este sea uno alimento ideal para las mujeres embarazadas, ya que puede prevenir que ocurran malformaciones en el feto.

Usos

En la cocina por lo general, las espinacas suelen ser preparadas al vapor, ya que de esta manera se pueden conservar una gran cantidad de sus nutrientes, también podemos aprovechar sus beneficios si la hervimos por lo menos cinco minutos, las freímos, las cocinamos en el horno o cualquier otra forma de poder cocinarlas.

Como un plato entrante la podemos combinar al saltearlas con un poco de ajo, cebolla y también un poco de morcilla.

De igual forma las podemos añadir a una tortilla, en una menestra, en algunas cremas o también en los purés, aparte de ser un ingrediente en aquellos platos de pescados como por ejemplo en el pastel de bonito o también en el de bacalao.

Cuidados

La espinaca es una planta anual que se recomienda sembrar en la primavera. Posee una sensibilidad bastante alta al frio, por lo tanto antes de poderlas sembrar, es posible que no llegue a sobrevivir a menos que sea protegida con un plástico transparente que se usa en los invernaderos o las podemos colocar en el interior de nuestra casa en una habitación que tenga bastante luz.

Esta es una planta que no exige mucho, podemos usar un sustrato que se encuentre compuesto solamente por turba negra o también la podemos mezclar con un 20 o un 30 % de perlilla, pero teniendo en cuenta que por ser una planta que crece y germina rápido tenemos que colocar solo tres semillas por cada semillero.

Tenemos que colocar el semillero con luz solar de forma directa y tenemos que regar la tierra solamente para que se encuentre húmeda evitando así los charcos. Cuando los brotes ya tengan 10 cm de alto los podemos trasplantar al huerto o en macetas.

¿Sabes qué puedes plantar en invierno?
Descubre qué tipo de plantas puedes plantar y comprar en invierno y en cada estación del año
Plantas para invierno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.