¿Cómo hacer un esqueje de geranio?

Los geranios se reproducen fácilmente mediante esquejes

Una de las plantas con flores más popular es el geranio. Este bonito vegetal decora muchísimos balcones y terrazas y alegra el hogar de mucha gente. Entre sus muchas ventajas destaca también su fácil reproducción en esquejes. Crear un esqueje de geranio es una tarea muy sencilla y haciéndolo bien podremos disfrutar de más de estas flores en la próxima primavera.

Para que podáis crear un esqueje de geranio en casa, vamos a comentar cómo hacerlo paso a paso. Además, hablaremos de los cuidados posteriores que requiere esta planta. Asique si queréis más geranios en casa o en el jardín, no dudéis en seguir leyendo este artículo.

¿Cómo hacer un esqueje de geranio?

Hacer un esqueje de geranio es muy sencillo

Con el fin de ayudaros a crear un esqueje de geranio, vamos a explicar cómo hacerlo paso paso. Pero primero veremos una lista de materiales que nos harán falta para esta tarea:

  • Arena
  • Cuchillo o tijeras
  • Macetas de plástico pequeñas
  • Sustrato de semillero
  • Un geranio ya maduro
  • Hormona de enraizamiento (es opcional pero altamente recomendable)

Una vez que tengamos todos los materiales listos, ya sólo queda ponernos manos a la obra. En primer lugar debemos seleccionar los tallos más gruesos, macizos y sanos. A la hora de cortarlos debe ser por encima de la segunda axila que se encuentra arriba. Es decir: Debemos cortar justo por encima del lugar donde brotan las hojas.

Después retiramos tanto las yemas como las hojas que se encuentran en la mitad inferior del corte. Posteriormente debemos recortar el extremos de abajo perteneciente al tallo, justo debajo de un tipo de nudo. En este nudo es donde la concentración de las hormonas responsables del enraizamiento es mayor de forma natural.

Ahora ya toca coger las macetas pequeñas de plástico y llenarlas con una mezcla de arena y sustrato para semilleros. De esta manera conseguiremos un mejor drenaje de la planta. La idea es clavar entre dos y tres esquejes en cada maceta, cercanas al borde. Después tenemos que regar bien y colocar las macetas en un sitio que esté bien iluminado en nuestro hogar. Con el fin de evitar que aparezca moho, lo más recomendable es no cubrir con plástico los esquejes.

Pasadas unas pocas semanas, las heridas causadas por el corte habrán cicatrizado y será entonces cuando aparecerán las primeras raíces. Generalmente, el esqueje de geranio ya cuenta con un sistema radicular bueno y bien establecido al cabo de unas seis a ocho semanas. Cuando comience la primavera ya podremos trasplantar cada uno de los esquejes, que entonces ya serán una planta. El objetivo es pasar cada planta a una maceta individual rellenada con sustrato corriente. Para su mantenimiento hará falta un grado de humedad constante y una vez que hayan pasado las últimas heladas, se podrán plantar los geranios en el lugar que queramos.

Artículo relacionado:
El trasplante de geranios

Cómo enraizar un esqueje de geranio

Si seguimos correctamente los pasos que hemos mencionado anteriormente para crear un esqueje de geranio, en principio debería enraizarse bien sin que tengamos que hacer nada especial. Sin embargo, para asegurarnos y ayudar un poco al geranio, es recomendable sumergir la base de cada uno de los cortes en una cantidad pequeña de hormona de enraizamiento antes de colocar los esquejes en las macetas. De esta manera estimularemos el crecimiento de las raíces.

Cuidados posteriores

Cada planta requiere unos cuidados específicos

Una vez que hayan crecido los esquejes de geranios, convirtiéndose en hermosas plantas con flores, hay una serie de cuidados que resultan imprescindibles para que estos vegetales sobrevivan. Para el mantenimiento de los geranios nos debemos centrar en seis pilares fundamentales:

  1. Las horas de sol
  2. La tierra
  3. El riego
  4. Fertilizante
  5. Propagación
  6. Enfermedades

Los geranios requieren al menos seis horas de sol al día, a ser posible más. Por ello es muy importante colocar las macetas con los esquejes de geranio en un lugar que cumpla con este requisito. Debido a esto es más habitual encontrarlos en terrazas, balcones y al lado de ventanas que no en medio del hogar. En el caso de que la planta no recibe suficiente luz solar, las flores no florecerán.

En cuanto a la tierra, con un compost convencional para jardín ya es suficiente. Para enriquecerlos podemos añadir estiércol o abono. De esta manera, tanto la fertilidad como el drenaje del suelo se verán mejorados. Con el fin de ayudar a la floración, podemos adquirir fertilizantes diseñados específicamente para geranios. Normalmente se utilizan cada cuatro a seis semanas durante el período de la floración. La dosis depende de la marca.

Hablando del punto tres, el riego, lo más aconsejable es regar a los geranios dos veces por semana durante el verano y sólo una vez por semana en invierno. Lo ideal es no regar por encima para evitar la aparición de moho e incluso otras enfermedades. Es aconsejable regar a ras de tierra en el caso de jardín o poner un plato con piedras debajo de la maceta y añadir el agua ahí. Además, es muy importante no encharcar la planta.

Artículo relacionado:
¿Cada cuánto tiempo regar los geranios?

Propagación y enfermedades

Como ya hemos mencionado anteriormente, los geranios se propagan fácilmente por esquejes. Podemos prepararlos en otoño y dejarlos invernar. La mayoría de las plantas entran en una especie de modo de hibernación. En este estado no se deben regar mucho. Una vez que las horas de sol vuelven a aumentar en primavera, los geranios se reactivan.

Si bien es cierto que estas plantas son bastante resistentes, sí que pueden adquirir hongos y manchas foliares. Esto se da sobre todo cuando el ambiente es muy húmedo. Por ello es aconsejable colocar los geranios en un lugar ventilado pero que no tenga corrientes de aire. Mientras que poco aire puede provocar ciertas enfermedades, un exceso es capaz de romper los tallos de la planta, perjudicando el crecimiento de la misma. Para que la planta no gaste energía innecesariamente, es recomendable quitar las flores muertas.

Siguiendo estos pasos y consejos de mantenimiento, no sólo podréis cuidar adecuadamente a vuestros geranios adultos, si no reproducirlos mediante esquejes y así tener más flores para la próxima primavera. Un poco de color siempre puede alegrar nuestro hogar.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.