Etileno

El etileno es una hormona vegetal

Los humanos no son los únicos seres vivos que producen hormonas. También los animales y las plantas tienen esta capacidad. Una de las hormonas vegetales más famosas y utilizadas por las personas es el etileno, cuyas aplicaciones son varias.

Si quieres saber más sobre esta hormona vegetal, te recomiendo que sigas leyendo este artículo. Hablaremos de qué es el etileno, para qué sirve y dónde encontrarlo en la naturaleza. Además, comentaremos qué frutas no se deben juntar en nuestra despensa o en el frigorífico debido al etileno.

¿Qué es el etileno y para qué sirve?

El etileno también es conocido como la hormona del envejecimiento de las plantas

Existen muchísimas hormonas diferentes y no sólo en los humanos, si no también en los animales y en las plantas. El etileno, por ejemplo, es una hormona vegetal en forma de gas. Su finalidad es regular los procesos relacionados con la senescencia y maduración tanto de flores como de frutas y verduras. Por ello, también es conocido como la hormona del envejecimiento de las plantas.

Cuando este gas se va acumulando, estos vegetales maduran de manera acelerada, lo que acaba provocando una pérdida de calidad y la disminución de su vida útil. Además, existen ciertos patógenos libres en el aire que también pueden afectar a la calidad de las flores, frutas y verduras, y que aumentan su proliferación cuando hay etileno en el ambiente. De esta manera, degeneran los tejidos vegetales perecederos.

En cuanto a la aplicación del etileno, son muchos los usos que tiene esta hormona. Generalmente se utiliza en plastificantes, recubrimientos, solventes y anticongelantes. El uso que se le da depende básicamente del compuesto. Vamos a ver algunos ejemplos:

  • Policloruro de vinilo: Revestimiento de paredes, suelos, caños, tanques, etc.
  • Polietileno: Tubos, tuberías, desagües, recipientes, piezas termoformadas, aislamientos, etc. Es un material resistente y flexible.
  • Politetrafloruroeteno: Juntas, bujes, revestimientos de utensilios de cocina. También conocido como teflón.
  • Poliacrilonitrilo: Fabricación de fibras textiles. Es un compuesto fuerte y fácil de teñir que además puede hilarse.
  • Óxido de etileno: Intermedio químico en la fabricación de detergentes no iónicos, glicol etileno, glicoles polietilénicos y sus derivados. También se usa como fumigante. Se trata de un líquido o gas incoloro, inflamable y movible.

¿Dónde se encuentra el etileno en la naturaleza?

Las frutas y verduras siguen produciendo etileno después de su recolecta

Como ya hemos mencionado anteriormente, el etileno es una hormona producida por las plantas. Tanto las flores como las frutas y las verduras son seres vivos que siguen respirando incluso después de su cosecha. Cuando respiran, no producen sólo dióxido de carbono (CO2) y agua (H2O), si no también etileno (C2H4).

En cuanto a las frutas y las verduras, los efectos positivos del etileno son varios. Durante las primeras fases de desarrollo de las frutas y de las verduras, estas tienen compuestos tóxicos que desaparecen al madurar. Por lo tanto, gracias al etileno se vuelven comestibles. Además, ablanda su textura. También se reducen los niveles de almidón y ácido, mientras que el nivel de azúcares va aumentando. De esta manera las frutas y las verduras se vuelven más sabrosas. Otro punto a destacar es que esta hormona mejora el color de la piel y el aroma que desprenden.

No obstante, después de haber recolectado las frutas y las verduras en su punto de madurez idóneo para su comercialización, todos estos efectos beneficiosos del etileno dejan de ser positivos. Cuando los frutos ya han alcanzado la madurez ideal, siguen produciendo esta hormona, que acaba provocando el envejecimiento de los mismos hasta llegar a la putrefacción.

¿Qué frutas no se deben juntar?

Hay algunas frutas y verduras que no se deben juntar

Al tratarse de un gas, el etileno se queda en el ambiente. Existen frutas y verduras que destacan por ser grandes productoras de esta hormona, mientras que otras son muy sensibles a ella. Estos dos tipos no se deben juntar, para evitar que el segundo grupo se deteriore más rápido. Cuando una fruta ya madura libera etileno, la maduración de las frutas a su alrededor se ve acelerada. De esta manera comienzan a descomponerse mucho más rápido de lo normal. Unos ejemplos de ello serían los siguientes:

  • Zanahorias: Adquieren un sabor amargo.
  • Espárragos: Sus hojas aumentan la rugosidad.
  • Lechuga: Aparecen manchas rojizas.
  • Brócoli: Pierde color.
  • Tomates verdes maduros: Se reblandecen.
  • Patatas: La piel se arruga y empiezan a pudrirse.

En cambio, otras frutas y verduras destacan por producir mucho etileno. Por ello, no se deben juntar con los mencionados anteriormente. Vamos a ver a continuación una lista de los frutos que más gas etileno producen:

  • Aguacate
  • Cebolla
  • Ciruelas
  • Manzana
  • Mango
  • Melón
  • Plátano
  • Tomates
  • Uvas

Cada día se aprende algo nuevo. Si no sabíais qué es el etileno, espero haberos aclarado esta duda. Además, resulta muy práctico saber qué frutas y verduras no se deben juntar para que aguanten más tiempo frescos y sabrosos. Así nos ahorramos un poco de dinero a la hora de hacer la compra y mantenemos más tiempo los beneficios que nos pueden aportar estos vegetales.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.